Confidencial » Economía » Leer artículo

Hongo afecta 41 mil manzanas de café, el 35% de la producción

Cafetaleros lanzan SOS por la roya

La desolación reina en los cafetales del norte del país; alertan sobre desempleo y hambruna, pero Magfor afirma que no hay fondos para el sector

Carlos Salinas Maldonado | 21/1/2013
@CSMaldonado

María Antonia García, 57 años,  camina despacio sobre el suelo arenoso, arrastrando los pies agrietados, apenas cubiertos con unas viejas chanclas, dejando una pequeñísima estela de polvo a su paso. María Antonia viene de cortar café, lo poco que pudo recolectar en las fincas de la pequeña y montañosa comunidad de La Jumuyca, en Nueva Segovia, donde trabaja. Poco, casi nada, dice la mujer, porque la roya arrasó con los olorosos cerezos que son su fuente de trabajo. María está afligida, como todo el sector del café de Nicaragua, un país que depende abrumadoramente del que llaman, con razón, el grano de oro. Los productores han lanzado la alarma al Gobierno.

“Nunca hemos visto una enfermedad como ésta. Esa roya que decían que afectaba, no lo hacía demasiado, porque siempre se le miraba la hojita a la mata, y había control, pero ahora no hay control para esa enfermedad”, dice María Antonia, jadeante, cansada de subir cuestas en estas hermosas pero desoladas regiones cafetaleras. Estos caminos los ha andado desde siempre, cortando café de finca en finca, recogiendo hasta 55 latas al día, reuniendo hasta tres mil córdobas durante la temporada de corte. Pero eso es historia. Esta mañana en La Jumuyca, María Antonia apenas logró reunir una lata de café. La roya –el Mal, la Peste– le arrebata el trabajo.

Al lado del camino polvoso que recorre María Antonia sobresalen cultivos de café que parecen arrasados por un incendio. Los arbustos, mustios, son solo ramas de un color cobre opaco, sin vida. No aparece por ningún lado el verdor de las matas que le dan brío a esta zona, los cerezos rojos que son la riqueza de la región, las mujeres cantarinas que se ganan la vida desgajando los granos. Un paisaje deprimente que se repite de finca en finca, como si fuera una extensa sábana quemada. La roya ha arrasado el 35% de los cafetales de Nicaragua.

Un hongo destructivo

La roya es un hongo que destruye las plantas de café, las seca, atacando las hojas, que caen devoradas por el hongo. Este mal hace que el fruto tan preciado caiga antes de madurar, lo que llevó a muchos productores a cortarlo todavía verde, para evitar perderlo todo. El hongo se aloja en las pequeñas hojas de los arbustos, que se manchan con tonos amarillos y negros. Los exportadores de café estiman que se podría dejar de producir entre 400 y 500 mil quintales del grano, ya que la roya ha afectado 41 mil manzanas. Los caficultores no estaban preparados para el golpe.

Pedro Antonio Vásquez separa los granos de café maduro de los más verdes, que guardará para consumo propio. Este productor perdió las 14 manzanas que cultiva en la comunidad de Las Mesas, en El Jícaro, Nueva Segovia, por lo que ha puesto a su familia a trabajar en la selección de granos, un trabajo cansado, monótono, pero del que dependen los ingresos del hogar. Esta mañana el hombre, dos niños y otros dos adultos trabajan sobre un saco que cubre el suelo, mientras cuenta su desgracia.

“La enfermedad nos sorprendió. Nosotros hemos convivido con este problema de la roya desde hace muchos años: han surgido algunos brotes y uno con facilidad ha ido combatiendo esos foquitos de roya, pero este año no pudimos”, dice Antonio. “Para nosotros los productores esto es preocupante, y para las personas que nos ayudan a recolectar, porque ningún rubro sustituye al café aquí en Nicaragua, es el que genera más empleo”.

Los productores consultados para este reportaje aseguraron que alertaron al Gobierno desde junio del año pasado, cuando la roya, presente en la caficultora nicaragüense desde 1976, comenzó a manifestarse de una forma más agresiva. El gobierno, aseguran los productores, no les hizo caso, y ellos tampoco tomaron medidas más drásticas que las de fumigar los arbustos. Para octubre, el problema se había convertido en un desastre cuyas magnitudes se apreciarán mejor este año, cuando la última cosecha de café ya haya sido recolectada.

Los más perjudicados

La roya ha afectado principalmente a los pequeños productores como Pedro Antonio, quienes no cuentan con fondos suficientes para invertir en sus cafetales, pero tampoco con apoyo y asistencia técnica que permita reemplazar los arbustos de café, viejos, cansados, vulnerables a las plagas. De los 45 mil productores de café que hay en Nicaragua, el 90% son pequeños, lo que da una idea de la extensión de la tragedia.

José Ángel Buitrago, presidente de los exportadores de café de Nicaragua, explicó en el programa Esta Noche las causas que, desde el punto de vista del sector, hicieron que la roya fuera más agresiva este año. “Esto se debe a varios factores: plantaciones muy viejas, cafetales agotados, falta de fertilización y de protección en los cafetales y el cambio de temperatura que ha habido por el cambio climático”.  Esto ha aumentado la humedad en zonas antes muy frías del país, lo que hizo que el hongo se extendiera por esas regiones.

“Los pequeños productores no han tenido recursos para aplicar fertilizantes, para proteger sus plantaciones y mucho menos tener una tecnología que les permita conocer cómo defenderse de una enfermedad como ésta”, dice Buitrago.

Comentarios

3
Leonel A. Marin Mc Ewan

Los rendimientos y productividad del cafe por manzana son la otra parte critica de la ecuacion de produccion agricola. Los rendimientos promedio varian ampliamente segun las distintas regiones del pais, dependiendo de una gran gama de factores como: 1. Variedad del cafe cultivado; 2, Condiciones climatologicas; 3. Densidad de siembra. 4. Edad de los cafetos; 5. Metodos de cultivo y cosecha. 6. control de enfermedades y plagas como la roya, antracnosis y ojo de gallo. La historia del cafe en nuestro pais esta salpicada de exitos y fracasos, de auges y recesos. El cultivo del cafe es una actividad agricola a largo plazo y perenne, sus precios no tienen efecto en la oferta a corto plazo, pero a largo plazo si tienen un efecto notable.

2
Nora Rivera

Nicaragua es muy pobre y no me refiero a sus recursos; si no a los que lo manejan.
Soy estudiante universitaria y no se nececesito ser master para decir lo siguiente:" No es posible que sigamos como estamos , cuando no empezamos a administrarnos y capacitarnos; sobre todo analizar y accionar en cada paso que damos . Para que así , logremos no solo el desarrollo del pais sino nuestra superación personal .

debemos de emprender e innovar. ¡ Vale la pena!













1
Rolando

No entiendo la mecánica de este país, los cafetaleros estuvieron en vacas gordas, pero no le dieron mantenimiento al cafetal y ahora todos los ciudadanos de este país van a pagar su falta de administración de sus bienes.
Me pregunto si compro un carro y no le doy matenimiento puedo solicitar al gobierno me lo repare a costa de los demás?

Están demostrando tener viveza de ratón o incapacidad con conocimiento de causa para que el estado les siga manteniendo su ineficiencia.

Más en: Crónicas y Reportajes

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor