Confidencial » Nación » Leer artículo

Juicio a los falsos Televisa deja muchas preguntas sin respuesta

Sentencia condenatoria está decidida

Además de crímenes de la banda, la Fiscalía debería exponer cómo y por qué fue violado el sistema nacional de seguridad

Wilfredo Miranda Aburto | 14/12/2012
@PiruloAr

Alternative content

Para Alberto Novoa, ex procurador de la República, las autoridades nicaragüenses no han probado “objetivamente” que los 9.2 millones incautados a la Banda Mexicana de los falsos televisa provienen del crimen organizado, por lo tanto se habría incurrido en un error al acusarlos bajo el cargo de lavado de dinero.

“Para poder acusar a alguien de lavado de dinero tenés que probar el origen ilegal del dinero. No puede haber un lavado de dinero en abstracto, tiene que haber un precedente: de dónde se obtuvo ese dinero, si fue defraudación, narcotráfico, ventas de armas, lo que sea. El lavado de dinero trata de ir perdiendo, haciendo difuso para que nunca se encuentre el origen”, dijo Novoa en el programa Esta Noche.

El ex procurador contrapuso entonces que el delito se debió haber tipificado como un delito aduanero, es decir contrabando de dinero. Tampoco, asegura, hay una sentencia en México que asegure que los 18 mexicanos tenían nexos con el crimen organizado.

“Hay unas hipótesis, pero no son hechos confirmados: no hay una sentencia mexicana que nos diga son autores del delito de narcotráfico. La Fiscalía primero acusó por lavado de dinero, luego se dijeron “¿y de dónde salió este dinero”. Entonces dijeron que habían encontrado partículas de droga en los billetes, y dedujeron que en esos vehículos también trasladaban drogas. Sin embargo, la Fiscalía como tal no ha dicho aquí está la droga. Hay una presunción, una hipótesis de que además del dinero, se trasladaba el dinero”, dijo Novoa.   

El ex procurador dejó claro que él no está defendiendo a los narcos, simplemente expone que el Estado de Nicaragua no ha probado tangiblemente si los 9.2 millones provienen del narcotráfico.

“Quiero aclarar que hay dos tipos de juicio: uno en México y otro en Nicaragua. El de México debería ser el precedente para demostrar de dónde vino ese dinero que ingresó a Nicaragua, pero únicamente solo existen formulaciones hipotéticas”.

Despejar dudas

Roberto Orozco, experto en temas de seguridad, opinó que la Fiscalía debe de responder el cúmulo de interrogantes que aún rodean el caso de la Banda Mexicana. “Del juicio no se ha desprendido nada nuevo. No conocemos las rutas de los GPS que llevaban las vans, por ejemplo, que es importante conocerlas para sacar nuevas líneas de investigación”, afirmó Orozco.

El experto en seguridad cree que lo único que le preocupa al Estado de Nicaragua es emitir un fallo de culpabilidad, y no profundizar en las investigaciones, porque eso significaría demostrar que el crimen organizado ha penetrado en las instituciones públicas.

“Hasta ahora la Fiscalía ha presentado como principal prueba las contradicciones en las declaraciones de los 18 mexicanos en la frontera de las Manos el día que ingresaron al país. Son pruebas testificales, ¿y cómo podés probar crimen organizado solo con eso? Es absurdo. Al Estado no le interesa profundizar en las investigaciones porque se llegaría al fondo, y tendría que aceptar que el crimen organizado ha penetrado las instituciones del públicas”, caviló Orozco.

El experto en seguridad afirma lo anterior porque cree que los narcotraficantes, como se ha probado en otros países, necesitan contactos para moverse libremente, y la situación se torna más evidente si se toma en cuenta que los mexicanos se paseaba desde 2006 en la región, según los registros migratorios costarricenses a los que tuvo acceso Confidencial.

El ex procurador Novoa agregó que el Estado de Nicaragua se ve más obligado a emitir un fallo de culpabilidad cuando Daniel Ortega de antemano repartió los 9.2 millones incautados, sin haber siquiera una sentencia condenatoria. “No hay una sentencia definida pero ya hay una voluntad”, sostuvo.

Pedir disculpas o probar lo dicho

En la anterior audiencia del juicio en contra de los mexicanos, el vocero de la Corte Suprema de Justicia, Roberto Larios, atacó a este medio de comunicación acusándolo de ser un medio “pro narcos” que estaría recibiendo financiamiento del narcotráfico internacional.

El ataque de Larios se origina, según él, por una nota publicada el martes, que cita textualmente una nota de prensa publicada en el sitio web del Poder Judicial el lunes por la noche, titulada: “Cónsul mexicano sorprende “asesorando” a falsos Televisa”.

Según Alberto Novoa, las calumnias vertidas por Larios violan los principios constitucionales del periodista Ismael López Ocampo, autor del reporte periodístico, “exponiéndolo al peligro” que suponen las vendettas entre los narcotraficantes.

Las denuncias de Larios llamaron mucho la atención de Alfonso Malespín, asesor del Observatorio de Medios de Comunicación, pues es la primera vez que en un funcionario público en el país hace esos señalamientos hacia un medio de comunicación.

“A la CSJ le quedan dos cosas: probar las dicho por Larios, o pedir disculpas públicas. Se está acusando al mensajero, y él no es el problema. Con las altas medidas de seguridad implementadas en los juzgados se trata ahora hasta de controlar las coberturas periodísticas, infligiendo el derecho a la libre información, veracidad y libertad de movilización de los periodistas para consultar distintas fuentes”, dijo Malespín.

Aunque la presidenta de facto de la CSJ, Alba Luz Ramos, desautorizó lo dicho por Larios, Carlos Salinas, editor de Confidencial, afirmó que cuando un vocero público se pronuncia, lo hace en nombre de la institución que representa.

“En otros países se hubiera denunciado a Larios por sus alevosas declaraciones”, aseguró Salinas. 

Comentarios

1
galil

pero es real que siempre estan intentando defender o minimizar los actos narcos,o involucrar al gobierno con ellos no puedo afirmar que son complices pero esta claro que con tal de atacar al gobierno actual dicen lo que se les ocurra aunque esto signifique la defensa solapada de delincuentes

Más en: Caso Falsos Televisa

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor