Confidencial » Economía » Leer artículo

Reportaje. Esperan que 25 empresas generen US$160 millones en 2012

Call Centers: crece el negocio bilingüe

Más de cinco mil nicaragüenses laboran en estas compañías; para unos es un trampolín profesional, otros culminan en puestos gerenciales

Cinthia Membreño | 2/12/2012
@LaMembrete

Nosbal Carranza atiende la primera llamada del día. Con un inglés sorprendentemente fluido, él se identifica ante su interlocutor y procede a brindar opciones de alojamiento en una ciudad cualquiera de los Estados Unidos. Su cliente tal vez no lo sepa, pero este joven de 22 años, cuya lengua nativa es el español, se encuentra a miles de kilómetros de distancia, rodeado de una decena de muchachos que, como él, trabajan en un call center.

Sea por la paga, independencia económica, oportunidad de ascenso, el chance de practicar inglés a diario o pura curiosidad, son miles los jóvenes nicaragüenses que actualmente se desempeñan en sectores como atención al cliente, soporte técnico, telemercado, recuperación de cartera, desarrollo de software o análisis financiero. Este servicio, conocido como Externalización de Procesos de Negocios (BPO, por sus siglas en inglés) es ofrecido a través de los famosos call centers (o centros de llamadas, en español).

Pero a diferencia de otros empleados, Nosbal Carranza consiguió su puesto gracias a un compromiso que adquirió con BECA, una organización sin fines de lucro que apoya a bachilleres de escasos recursos que desean continuar con su formación académica. Este joven, originario de una comunidad ubicada en la Laguna de Apoyo, consiguió un cupo para estudiar inglés en el Ave María College y, como condición, debía tomar una plaza en Sitel, uno de los primeros call centers que se instaló en Nicaragua.

Esta modalidad de capacitación es la respuesta que ha venido dando el mercado nacional ante la creciente demanda de trabajadores bilingües. Pero la formación de empleados potenciales es aún muy lenta y el crecimiento de las compañías está a la vuelta de la esquina. Al menos para los inversionistas extranjeros, contratar empleados nacionales cuyos salarios sean inferiores a los usuales es un gran atractivo. Los beneficios no terminan allí.

El panorama actual

Javier Chamorro, director ejecutivo de ProNicaragua, agencia dedicada a promover inversiones en el país, explica que existen unas 25 compañías que brindan servicios de tercerización en suelo nacional. El crecimiento de  estas empresas ha sido tal que, para finales de Agosto de 2012, el número de empleados de esta industria se calculaba en 5,500. “De ellos, un 80% está enfocado en servicios de exportación y el resto en oferta local”, asegura.

Aunque la empresa más conocida en el mercado nacional es Sitel, de capital estadounidense y con casi tres mil empleados, también se han instalado en el país otros centros de llamadas de capital nicaragüense y extranjero, como Accedo Technologies, Stream Global Services y Concentrix.

Los salarios que ofrecen estos sitios atrapan a cualquier profesional. El ingreso básico de un empleado como Nosbal Carranza, que se encuentra en la parte más baja de la pirámide, es de unos US$500 mensuales. Si el joven obtiene récord de ventas, puede acceder a comisiones y otros premios que otorga su empleador como parte de estrategias de estímulo internas.

Con el paso de los años, los trabajadores que muestran una mayor iniciativa pueden convertirse en entrenadores de agentes y seguir escalando posiciones que se traducen en mayores responsabilidades, pero también en mejores salarios. La posibilidad de ser transferido a otros países en donde operan empresas homólogas no es una opción distante, así que cualquiera podría hacer una carrera profesional dentro de estas empresas.

De acuerdo al director ejecutivo de ProNicaragua, este mismo enganche salarial ha permitido que las exportaciones del sector aumenten de 5 millones de dólares en 2006 hasta tener expectativas de superar los 160 millones en 2012. “El crecimiento ha sido exponencial en un período muy corto y esto nos ha permitido inyectar una masa salarial importante. Esperamos que esa fuerza laboral reciba alrededor de 45 millones de dólares en concepto de salarios este año”, expresa Chamorro.

Este mismo crecimiento se observa también en la evolución de empresas todavía pequeñas, como Accedo Technologies. Federico Gadea, gerente general y vicepresidente ejecutivo de este parque tecnológico, explica que su equipo se instaló en julio de 2010 con apenas 100 agentes. En sólo dos años, han incrementado el número de empleados a más de 400 y, en temporada alta (Agosto – Enero), llegan a los 500.

Más en: Crónicas y Reportajes

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor