Confidencial » Nación » Leer artículo

Fiscalía y Procuraduría piden culpabilidad

Fallo inminente en caso Fariñas

Defensa señala debilidades en testimonios de oficiales de inteligencia.

Octavio Enríquez | 22/9/2012
@cabistan

El Estado de Nicaragua pidió un fallo de culpabilidad para el empresario de clubes nocturnos, Henry Fariñas, y otros veintiún miembros de una organización que supuestamente se dedicaba al transporte de drogas en la región centroamericana.

Fariñas, el ex afinador de pianos que salió a la luz cuando mataron el 9 de julio de 2011 al cantautor argentino Facundo Cabral en Guatemala, se encuentra a unos días del fallo que terminará con una novela que se intensificó en su caso cuando lo capturaron a finales de marzo en Managua.

A lo largo del proceso, el empresario de clubes nocturnos denunció torturas policiales y a una estructura paralela, dentro de esta institución, interesada en dañarlo; un escenario distinto al pasado cuando su casa recibía visita de jefes policiales y cuando tenían una relación amistosa con el ex subdirector Carlos Palacios, con quien mantenía estrechos lazos.

Este jueves, frente a la jueza Adela Cardoza, el fiscal Giscard Moraga Guillén y el procurador Francisco Mairena, en sus alegatos finales, reiteraron que el jefe de la organización a la que pertenece Fariñas es precisamente la persona que está siendo enjuiciada por el asesinato a Cabral: Alejandro Jiménez conocido como El Tico o Palidejo.

Según los investigadores, la organización de Jiménez funcionaba a tres niveles: los traficantes, los falsificadores de identidad que trasladaban el dinero sucio a Costa Rica, y los operadores del lavado de dinero para ocultar el origen de los fondos.

La diferencia con “El Palidejo”

Las autoridades nicaragüenses dicen que Fariñas se quedó con un cargamento de poco más de mil kilos de cocaína de la droga de Jiménez, lo que habría provocado diferencias.

Ésta y otras acusaciones escuchó sereno el ex gerente del Club Elite, junto a la recapitulación de los delitos que le imputan, entre ellos el asesinato de un mulero que no cumplió con su trabajo.

Nuevamente escuchó decir que “El Palidejo” lo había recomendado para trabajar con otra célula que tendrían la misión de llevar la droga hasta el norte del continente, la que formaban mexicanos vinculados al cartel de la Familia Michoacana.

Fariñas les entregaba a los mexicanos la droga que traía desde Costa Rica, valiéndose de correos humanos. Muchos de los narcos de la organización de Jiménez eran extranjeros. Para lograr sus nuevas identidades, que los alejarían de problemas, la red necesitaba cédulas que le permitieran moverse como nicaragüenses.

Uno de los cedulados fue el propio Jiménez, que usurpó la identidad de José Fernando Díaz Treminio, gracias al papeleo que facilitó el ex magistrado electoral Julio César Osuna, dice la investigación. Los testigos explicaron que Osuna solía leer bien los diarios en busca de muertos, borrachos y personas con problemas mentales, a quienes luego les robaba la identidad.

En el tema de lavado de dinero, el centro nocturno Élite y las cuentas personales de los principales implicados fueron el rastro que siguieron las autoridades para mostrar la lavandería de la organización. Según el Procurador Mairena, por todo lavaron en siete años, a partir de 2005, más de 434 millones de córdobas y otros diez millones de dólares.

Mairena explicó que, de este total, 165 millones córdobas y más de cuatro de dólares que presumen salieron fuera del país,  su destino es entonces desconocido.

Pero las autoridades policiales, desde que presentaron la investigación, dijeron que el grupo simuló también el negocio de compra- venta de automóviles de lujo. “Simulaban la importación de vehículos de lujos averiados y su refacción en Nicaragua para justificar el flujo y movimiento de dinero”, dijo el informe oficial.

Varios de estos vehículos, entre Hummer, BMW y Audi pertenecían al propio “Palidejo”, que usaba a terceras personas para ocultarse, y que incluso llegaba a talleres de Managua a arreglar precio sobre la reparación de estos vehículos.

Chavarría: “Mis clientes inocentes”

Para Carlos Chavarría, el abogado de Fariñas, su hermano Pedro y su hermana Karla—todos procesados-- el caso está más sucio que el lago Xolotlán.

Chavarría puso en duda los señalamientos por narcotráfico y dejó entrever que se trataba de pura imaginación de los oficiales. Dijo que durante los interrogatorios no pudieron precisar detalles de los operativos y tampoco mostraron una bitácora que demostrara el seguimiento realizado.

Chavarría rechazó dijo que las cuentas atribuidas a Fariñas eran falsas, porque no tiene nada que ver con el Élite como se dijo y más bien vive en Guatemala desde hace años.

“Es producto de la especulación ese señalamiento. Sostengo que son inocentes (Henry, Pedro, Karla Fariñas y Hugo Jáenz)”, dijo Chavarría.

 “Si Facundo Cabral no hubiera muerto, no hubiéramos estado aquí. Henry Fariñas entraba y salía del país después del atentado, si sabían a qué actividad ilícita se dedicaba ¿por qué esperaron tanto tiempo en detenerlo? ”, preguntó el abogado defensor.

Alegatos continúan el lunes

Para inicios de esta semana se espera la continuación de los alegatos del resto de abogados defensores y una vez terminado, según la jueza, estaría listo todo para el fallo. Luego se debatirá la pena y luego se impondrá la condena según el nivel de responsabilidad que estime la judicial.

En el caso de Fariñas, se lleva por separado el proceso al gestor que participó en la creación de sociedades anónimas, William Vargas Conrado.

En la misma situación está Jorge Luis Acevedo, el asesor de Osuna, después que la jueza decidió llevar los casos de estos dos acusados separados de los otros 22 del proceso, debido a que  ambos tuvieron diferencias con sus abogados defensores.

A altas horas de la tarde el viernes desfilaban aún los diez testigos propuestos por los acusadores para demostrar la culpabilidad de ambos personajes que fueron asistidos por sus nuevos abogados defensores.  La mayoría fueron oficiales de Policía y se esperaba que la última fuera Carolina González, la ex secretaria del magistrado que logró un acuerdo con la Fiscalía y a cambio declaró contra su antiguo jefe.

Fiscalía no se decide a acusar a juez

Mientras tanto, el Ministerio Público no se decide a acusar al juez Guillermo García Calderón, otro de los involucrados secundarios en el caso de Fariñas pues emitió la partida de nacimiento que propició la identidad nicaragüense a Alejandro Jiménez, alias El Palidejo.

“Nosotros tenemos que estudiar el expediente. Nosotros actuamos con objetividad y bueno vamos a determinarlo en su momento dependiendo de las pruebas con las que contemos”, dijo la fiscal adjunta Ana Julia Guido, la número dos al mando del Ministerio Público.

Guido llegó a la audiencia donde se lleva por separado el juicio al gestor de las sociedades anónimas del grupo de Fariñas y al asesor legal del ex magistrado Osuna. La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia destituyó al juez por haber incurrido en faltas graves, según la nota publicada en la página oficial del poder judicial.

“Considera este supremo tribunal que el funcionario judicial incurrió en infracción disciplinaria bien grave el ejercicio de sus funciones, al haber inobservado, tener a la vista, los requisitos mínimos para dar trámite a la solicitud de reposición de partidas de nacimientos”, dijo la CSJ en su momento.

García es un juez de tendencia liberal, miembro de la juventud de ese partido y por lo tanto conoce a María Haydée Osuna, presidenta del PLC y hermana del ex magistrado electoral enjuiciado como parte de la organización de El Palidejo.

Casi listos nuevos juzgados de Managua

Los procesos tanto a Fariñas como los falsos periodistas de Televisa se llevan a cabo en la sede de los juzgados, localizada en Nejapa. Sin embargo una nota publicada en la página electrónica del poder judicial informa que el primero de octubre la Corte Suprema de Justicia recibirá el nuevo edificio ubicado en los alrededores del Instituto Loyola en Managua.

“La entrega es solamente del edificio, así que podríamos empezar a realizar el traslado de equipos y materiales en el mes de octubre”, comunicó a la Suprema la doctora Celia Villanueva, coordinadora del programa CSJ/BID.

De acuerdo con este plan, el complejo judicial podría empezar a funcionar en la segunda semana de noviembre. Al menos 3, 500 personas visitan a diario los juzgados para realizar diversas gestiones en el complejo judicial. El costo del nuevo edificio que será de cuatro pisos, suma 12 millones de dólares.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor