Confidencial » Opinión » Leer artículo

Actitud que marca diferencia

Edmundo Jarquín | 9/9/2012
@mundoj1

El Embajador del Brasil publicó en El Nuevo Diario, el recién pasado 6 de septiembre, un analítico y ponderado artículo comentando el que yo publicara en ese periódico, a finales de agosto, sobre el proyecto hidroeléctrico Tumarín.

Como mi artículo fue motivado por declaraciones del Embajador  sobre el mencionado proyecto, que será construido por un consorcio de su país, y con importante financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo del Brasil, debe reconocerse el talante democrático del Embajador al reaccionar proporcionando explicaciones históricas y técnicas referidas a la argumentación de mi artículo.

La actitud del Embajador subraya una encomiable y sustancial diferencia con las autoridades del gobierno de Ortega. En una sociedad democrática, las autoridades rinden cuentas. No solamente cuentas financieras, sino también sobre sus actuaciones. Es lo que ha hecho el Embajador, y no lo hacen las autoridades nicaragüenses, a quienes en verdad iban dirigidas mis preguntas y dudas.

Estoy convencido que muchas de las autoridades vinculadas al sector energético, si de ellas se tratara, responderían a las numerosas interrogantes que periodistas, profesionales, empresarios y políticos se hacen sobre ese sector. Incluyendo conocer más sobre el contenido de los temas y propósitos gubernamentales en las negociaciones actualmente en marcha con Gas Natural, la empresa española distribuidora de energía eléctrica. Pero no pueden hacerlo, porque el gobierno autoritario y absolutamente centralizado al que sirven, no se lo permite. Y no se lo permite, no solamente por esa naturaleza autoritaria y centralizada, sino porque presumiblemente, mientras no expliquen lo contrario, hay mucho que esconder. Y todos los funcionarios saben el destino que han tenido quienes se han atrevido a dar declaraciones que no calzan con el humor de la familia gobernante.

Un gobierno que tanto alardea de participación ciudadana en las decisiones, falla a la regla más elemental de la participación: la información. En verdad, la información es la puerta de entrada de la participación, y en Nicaragua está cerrada.

No correspondía al Embajador de Brasil responder a preguntas que son responsabilidad del gobierno, de tal forma que repetimos algunas.

¿Por qué, si en todos los proyectos hidroeléctricos se incurre  en mayor o menor medida en gastos de infraestructura de acceso y trasmisión, y de relocalización de población, como oportunamente lo recuerda el Embajador, en Tumarín la inversión por megavatio de capacidad instalada es tan sustancialmente mayor que en proyectos semejantes? Y si no es mayor la inversión, ¿por qué no lo dice y explica el gobierno?

¿Cuál es la previsión del impacto de Tumarín en la tarifa eléctrica? Porque el cambio en la matriz energética es deseable tanto para ahorrar divisas como para dar mayor competitividad a la producción nacional, y esto tiene que ver mucho con la tarifa de la energía.

Este gobierno, que también tanto alardea de nacionalismo, no debería esperar que otros respondan por él, o que los nicaragüenses tengamos que ir a buscar en el extranjero   -por ejemplo, en los estudios que el consorcio que construirá Tumarín presentará a los financiadores-  la información que el Orteguismo inútilmente oculta, porque más temprano que tarde la encontraremos.

Independencia y libertad

Estamos iniciando la semana de las conmemoraciones de la Patria, con motivo de un aniversario más de la Independencia de España y de la batalla de San Jacinto, que fue un punto de inflexión en la lucha para derrotar al filibustero William Walker.

Estamos también en el bicentenario de la conocida como Constitución de Cádiz, promulgada en marzo de 1812, cuando España estaba ocupada por los franceses. Las ideas liberales, es decir aquellas basadas en la libertad e igualdad de los ciudadanos, impregnaron esa Constitución en la que se reconocía el sello de las revoluciones norteamericana y francesa de pocas décadas antes de Cádiz.

En general los historiadores coinciden que esas ideas de libertad de los ciudadanos en mayor o menor medida impregnaron las luchas por la Independencia, que en nuestro caso culminó en 1821, y desde luego la lucha que tres décadas después se libró contra William Walker.

Es pertinente reflexionar sobre lo anterior, porque probablemente el discurso oficial durante las Fiestas Patrias pondrá todo el énfasis en el elemento Independencia externa, aderezado con cierta retórica anti-imperialista y anti-colonialista, pero muy seguramente olvidando que no hay libertad de la sociedad sin libertad de los ciudadanos.

El autoritarismo y la dictadura son la negación de la Independencia, porque la independencia se hizo, como lo dijo Salomón de la Selva y lo recuerda citándolo cotidianamente Radio Corporación, para que hubiera libertad, libertad para todos.

Comentarios

2
el guajiro

DAS PAYASTE, Mundo no está pidiendo explicaciones para él sino para el pueblo quien es el que paga esos gastos con sus impuestos. Ten un poco de sentido común. Él también hace referencia al hecho que en los países DEMOCRÁTICOS los ministros son responsables y piensan por sí mismos y no los que les dicta un engendro caudillesco. Lee bien elartículo.

1
Das Gespenst

Mundito bonito ¿Quien te crees que eres para que el gobierno te de repuestas? Solo imagínate que cualquier advenedizo como vos se le ocurra estar preguntando lo que quiera al gobierno y este su tarea sea estarle dándole repuestas a gente como vos, eso solo en tu cabecita caliente puede caber, que falta de seriedad la tuya, no me explico cómo es que vos fuiste funcionario de una entidad económica internacional y ni siquiera sabes que un gobierno no tiene que darte repuestas a tus cuestiones politiqueras, porque es claro que económicas no son, Mundito la encuesta de Cid Gallup le da amplia ventaja a Ortega, lo mismo dice la encuesta de M&R, espero que seas medio serio y no salgas después junto con el coro desafinado de tus correligionarios de las ONGs, con el cuento trillado de que los danielistas se robaron las elecciones municipales. Mundito bonito, con tus sabias preguntas no lograras revertir el voto mayoritario que los danielistas obtendrán en las próximas elecciones, lo único que demuestran tus preguntas es la monumental incapacidad de los más capaces de la oposición al no tener nada que ofrecerle a los zombis y arrastrados, como llaman ustedes a la gente humilde que votan por Ortega, si en Nicaragua no aparece una oposición seria y responsable, ustedes no tendrán ninguna oportunidad de quitar a los chamukos.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor