Confidencial » Blog » Leer artículo

Café humeante

Una pasión que sobrevive al tiempo

Octavio Enríquez | 8/9/2012
@cabistan

El cuatro de marzo de 1981, la agencia española Efe publicó una historia que seguro a muchos le pareció inverosímil. El profesor alemán Fredich Burrhardt, director de la asociación de editores europeos, se pronunció sobre la “tecnología periodística” y dijo que el redactor escribiría su noticia, ya no en una máquina de escribir, el denominador común de aquellos años, sino en computadoras.

Tenía apenas un año de edad y esa revolución había llegado al periodismo, lo que no significaba que yo también viviría otro cambio. Me encuentro ahora con el recorte del editor europeo, amarillento de periódico viejo colocado irónicamente en internet, en un sitio llamado Clases de Periodismo, y sirve para darme cuenta que algunas cosas cambian para bien, que la tecnología es útil en mucho al periodismo, aunque no siempre, porque ahora olvidamos mirar, olvidamos acercarnos a la gente, parece que nos hiciera falta tener una computadora para podernos comunicar. Todo es más breve porque nadie quiere leer y perdemos hasta el sentido común, terminamos creyendo que las vivencias en digital superan a la vida.

Cierro los ojos, a veces se mira más en la penumbra. La memoria me conduce a la vieja sala de redacción adonde llegué cuando tenía 19 años. Las computadoras eran pequeñas pantallas oscuras, con letras anaranjadas. Escribía en MS-2, un relato viejo ahora que el mundo es más interactivo. ¿Qué somos los periodistas en esta época de Twitter y Facebook?

La respuesta contradictoriamente es que los buenos son los que practican el  más viejo verbo del periodismo: salir a la calle, hablar con la gente y contar. De padre a hijo, si algún día me lo preguntan, le diré  a mis pequeños que periodismo es una pasión que sobrevive al tiempo.

Comentarios

1
Joshy

Me encanto tu comentario, te felicito Octavio, estas entré los grandes del periodismo ya.

Descripción

Las buenas pláticas, las que se cocinan en casa, siempre van acompañadas con una taza de ese invento maravilloso para el paladar. En esta columna alcanza de todo: vida cotidiana »

Acerca del Autor

Periodista. Soñador empedernido. Amante de las investigaciones. Premio Ortega y Gasset 2011. Y papá 24 horas.

Entradas Antiguas