Confidencial » Nación » Leer artículo

Notario revela que Osuna era socio de narcos mexicanos en empresa nacional

El día del magistrado Osuna

Defensa alega que acto es nulo, porque no firmaron ante el abogado que escrituró.

Octavio Enríquez | 30/8/2012
@cabistan

Fue su día. Una mañana de muchas palabras y pocas revelaciones precedió a un testigo que comprometió, aunque con algunos matices, al ex magistrado electoral Julio César Osuna.

El ex funcionario recibió uno a uno los señalamientos a veces mirando el suelo o dando delicados codazos de “no me lo puedo creer” a otro de los acusados. Vestía camiseta blanca y jeans. Tenía la imagen de un intelectual en reposo con sus lentes y partido en medio.

Las revelaciones acentuaron la denuncia de las autoridades que dijeron que Osuna trasladaba dinero ilícito a Costa Rica y además proveía de cédulas de identidad a la organización de Alejandro Jiménez El Palidejo.

Precisamente uno de los actos de investigación señala que fue, desde la oficina del magistrado, que se gestionó la elaboración de José Treminio Díaz, la identidad con la que operó el costarricense para no ser descubierto en el país.

La empresa de los narcos

El notario encapuchado reveló este martes que dos mexicanos y Osuna acordaron constituir en los primeros seis meses de 2009 una sociedad mercantil para agilizar la importación de repuestos de vehículos desde Guatemala.

Frente a la jueza Adela Cardoza, el testigo relató que la creación de la empresa se  acordó en un taller de mecánica de Managua, propiedad de un señor que identificó únicamente como Marvin Guido donde él ofrece servicios legales.

Esos mexicanos eran David Patrón Arce y Manuel de Jesús Herrera, señalados por las autoridades de formar la estructura local del cartel mexicano que se encargaba de trasladar la droga que el nicaragüense Henry Fariñas metía al país bajo órdenes de El Palidejo y llevarla al norte del continente.

 “La urgencia era de Patrón porque traía repuestos de Guatemala al señor del Taller, cada vez que entraba por la frontera tenía problema en cuanto a la declaración de impuestos”, añadió.

“En ese momento llegaba al taller por asuntos de reparación de vehículos Julio César Osuna, llegaba Manuel y se les propuso participar de sociedad anónima. El dueño del taller les dijo a solicitud de David Patrón. Ahí estuve en esa reunión”, confirmó.

El abogado también dijo que todos los socios, incluyendo Osuna, le dieron el consentimiento para la creación de la sociedad y narró que el magistrado se asustó porque el porcentaje de las acciones que le darían se reducía al cuatro por ciento.

“Hubo un primer momento que le habían dicho que era el 15 por ciento pero después se asustó cuando era del cuatro por ciento. Pero me dio su aprobación. Procedé, después firmamos me dijo”, sostuvo el notario.

 “Socios no firmaron ante mí”

La revelación estuvo matizada sin embargo por la admisión de un hecho irregular de parte del testigo. Él reconoció que los socios no firmaron ante él como dice la ley de notariado y que dejó el protocolo en el taller, para que el dueño del mismo, recogiera las firmas, lo que provocó la reacción inmediata del abogado defensor del magistrado.

“El notario tiene que estar presente, tiene que leer íntegramente la escritura, porque tienen que ratificarlas los comparecientes y firmarlas junto con él para que pueda dar fe de la voluntad de los comparecientes. Al establecer el notario que entregó el protocolo a otra persona y que supuestamente recogió la firma está violando la ley de notariado y está invalidando esa escritura, (…) se estaría cometiendo el delito de falsedad ideológica de parte del notario”, dijo Álvaro Martín Chica Larios al concluir una jornada de más de siete horas.

Chica Larios se quejó de que ahora no hay manera de hacer un peritaje en los protocolos del testigo, porque éste aseguró durante su comparecencia que se le perdieron los de 2008 y 2009 y no lo reportó ni a la Corte Suprema ni a la Policía, lo  que valoró como “conveniente” para el Ministerio Público y la Procuraduría General de la República.

Policía: “Esperamos una sentencia”

A la audiencia, en la que se cuentan ya 38 testigos de 84, se presentó en un momento dado la comisionada general Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), que dijo que la Policía, como en todos los casos, espera que haya una sentencia.

Se negó a hacer revelaciones sobre investigaciones en curso y, tras unos dos minutos, la jefa policial se alejó de los periodistas acompañada de la seguridad que se ha intensificado en estos días en la sede de los juzgados capitalinos.

El proceso arrancó desde la detención de Henry Fariñas a finales de marzo pasado. El empresario de clubes nocturnos salió a la luz pública después que sobrevivió al atentado en que murió Facundo Cabral, el que fue ordenado por El Palidejo tras una disputa por drogas según las investigaciones policiales.

219 cédulas en su despacho

Investigadores de la Dirección de Auxilio Judicial relataron en sus respectivos testimonios que durante el allanamiento a la oficina del magistrado Osuna encontraron 219 cédulas de identidad, incluyendo solicitudes como una a nombre de Pedro Fariñas, hermano del empresario de clubes nocturnos.

La audiencia del martes empezó con el abandono de la defensa del reo Jorge Luis Acevedo-- el abogado del magistrado--, el doctor Carlos Arroyo, quien se justificó con que debía salir fuera del país. Ahora deberá enfrentar el juicio por separado del resto.

En audiencias anteriores, la defensa de varios acusados se quejó de que no se llamaran a magistrados actuales del CSE para aclarar la emisión de cédulas a favor del crimen organizado.

Comentarios

2
Alex

Efectivamente, hay responsabilidad penal por parte del que propone la testifical (Fiscal) y por parte del Juez que conoce la causa, en tanto el delito se perfecciona en audiencia y debió tramitarse como corresponde y establece el Codigo Procesal Penal.
La actitud del Juez, Fiscal y policias que escucharon a viva voz el testimonio del notario, en su condicion de testigo tecnico (cualificado) han cometido el delito correspondiente por comision por omision. Es necesario, que las autoridades subsanen ese error y procedan en contra del Notario y de los demas funcionarios omisores.

1
Aragon

A ver cómo es eso que la Juez permite un testigo técnico (Notario) generador de dos hechos ilegales: 1)La falta de firma del protocolo ante su presencia y 2)La perdida del protocolo aludido y no reportado como mandata la ley en estos casos. Todo el testimonio se base en un Notario que ha faltado a la "Fe Pública" en que esta envestido por la ley. A ver Fiscalía y Jueza: Todo el testimonio de este "Notarito" es ilegal, ilicito e inexistente (Como Chicon dice) y más bien debería ser arrestado y sancionado, luego, por la CSJ por faltas a la ley Notarial. El falso testimonio es una actividad delictiva que se produce cuando un sujeto, obligado a testificar ante una autoridad judicial, falta a la verdad en sus declaraciones en dicha causa judicial. Es considerado un delito contra la Administración de Justicia al infringir los intereses relativos al eficaz funcionamiento de la actividad judicial estatal. De la misma forma, también constituye un ilícito llevar testigos o intérpretes a juicio a sabiendas de que van a dar un testimonio falso, sancionen al Fiscalito tambien por NEOFITO.

Notas relacionadas

Más en: El juicio contra la red de Henry Fariñas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor