Confidencial » Opinión » Leer artículo

Otra vez, Tumarín

Lo anterior no está claro en cuanto a Tumarín, o al menos los nicaragüenses no hemos sido informados por el gobierno sobre el impacto que ese proyecto tendrá en la tarifa de la energía eléctrica.

Edmundo Jarquín | 25/8/2012
@mundoj1

El Nuevo Diario (END) de ayer recoge declaraciones del Embajador de Brasil en Nicaragua, en que habría comparado el potencial impacto de la hidroeléctrica Tumarín en el desarrollo de Nicaragua, con el impacto que la gigantesca hidroeléctrica Itaipú ha tenido en el desarrollo de Brasil.

“Hay otro (Brasil) moderno después, con mucha mayor capacidad, lo mismo le sucederá a Nicaragua y Tumarín”, habría dicho el Embajador.

El tema cobra actualidad no solamente por esas declaraciones, sino porque en la Asamblea Nacional hay un proyecto de reforma a la ley que autoriza la construcción de Tumarín, con importantes modificaciones del proyecto en cuanto a capacidad, monto de inversión, incentivos fiscales, etc.

En este programa, el pasado 3 de marzo comenté que reconociendo los esfuerzos que se hacen para cambiar la matriz energética del país, a objeto de volverla menos dependiente del petróleo, lo fundamental era que “mientras Nicaragua no reduzca sensiblemente la tarifa de la energía eléctrica, de lejos la más alta de Centroamérica, jamás vamos a mejorar la productividad y la competitividad, y por tanto no tendremos ni las inversiones, ni los nuevos empleos, ni el crecimiento económico que necesitamos para salir del atraso y pobreza en que estamos. Con las actuales tarifas, y su impacto en los costos de producción y en el costo de la vida, casi el único atractivo para invertir en Nicaragua son los bajos salarios”.

En la tarifa de la energía está, precisamente, la clave para entender si Tumarín tendrá un impacto en el desarrollo de Nicaragua, equivalente al que Itaipú ha tenido en el desarrollo de Brasil.

Itaipú, un proyecto binacional de Brasil y Paraguay, sobre el río Paraná, fue hasta la reciente construcción de la hidroeléctrica de “Las tres gargantas” en China, la más grande del mundo. Con sus 14,000 megavatios (MW) de capacidad instalada ha suministrado la casi totalidad de la energía eléctrica  que consume Paraguay, y aproximadamente la quinta parte de la que consume el gigantesco Brasil. Pero su impacto positivo no se ha reducido al suministro, sino, y sobre todo, a que ha incidido de manera significativa en que Brasil tenga una tarifa que contribuye a su competitividad. Tan barato es el precio que Brasil paga al Paraguay por la energía de Itaipú, que hace dos semanas el Canciller de este país demandó un incremento del mismo, y eso que el año pasado se hizo una revisión que triplicó el monto anual que Brasil paga al Paraguay.

Lo anterior no está claro en cuanto a Tumarín, o al menos los nicaragüenses no hemos sido informados por el gobierno sobre el impacto que ese proyecto tendrá en la tarifa de la energía eléctrica. Los diputados, en la consideración de la reforma a la mencionada ley de Tumarín, deberían pedir al gobierno esa información. Es su obligación, sobre todo que, como ya lo hemos planteado en otras ocasiones, se habla de un monto de inversión por megavatio (MW) de capacidad instalada muy, pero muy superior, al de proyectos equivalentes de otros países.

En Itaipú, que empezó su funcionamiento hace  un cuarto de siglo, y que hace tan solo cinco años amplió su capacidad al nivel actual, se invirtió aproximadamente 1.5 millón de dólares por cada MW. En Tumarín se está hablando de más de 4 millones, y aunque en el tiempo transcurrido haya habido un incremento de costos, la cifra llama la atención. Y la semana pasada, en un artículo publicado en Infolatam, se menciona que el gigantesco proyecto brasileño de Belo Monte, con 11,200 MW, requerirá una inversión de 16,000 millones de dólares, es decir menos de 1.5 millón por MW, cifra que luce excesivamente baja, pero aún duplicándola no se aproxima a la inversión estimada en Tumarín.

Que “Tumarín marcará un antes y un después” en el desarrollo de Nicaragua, como tituló END las declaraciones del Embajador brasileño, dependerá de su impacto en la tarifa, y esto todavía no está claro.

Los maestros como prioridad

Hace algún tiempo leí que la Fundación Gates, del creador y principal accionista de la empresa Microsoft, había conducido un estudio para determinar los factores que estaban incidiendo en el retraso de la calidad de la educación en los Estados Unidos, en comparación con países asiáticos y del norte de Europa.

Eran varios los factores, pero había uno que se destacaba por encima de todos: la calidad de los maestros.

El tema viene a colación porque esta semana se realizó en Nicaragua un evento organizado por el Foro Eduquemos, en el cual se enfatizó la misma conclusión. El Presidente de Eduquemos, y Rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina, dijo que la prioridad de todas las prioridades debe ser la formación de los profesores para así mejorar los niveles de rendimiento escolar.

Lamentablemente, al mismo tiempo se informó que el gasto presupuestario destinado por el gobierno para la capacitación de los maestros en los últimos tres años se ha reducido a la tercera parte. Es decir, estamos haciendo precisamente lo contrario de lo que se debería hacer.

Sería bueno, a propósito de la reforma tributaria que está en discusión, que las contrapartes del gobierno en esa discusión presten especial atención a la eficiencia del gasto público. Y si de esto se trata, aprovechar lo que es la evidencia internacional en el sentido de que la educación es la clave para el desarrollo, pero la educación de calidad, y es aquí donde la calidad de los maestros clama, a gritos, prioridad.

No se trata solamente de gastar más en educación, sino gastar bien, y no habiendo recursos para todo, deberían priorizarse las escuelas normales y un programa continuo de formación profesional de los maestros. Pero eso no basta. Una perspectiva creíble de mejoría progresiva en los salarios de los maestros atraerá a más y mejores estudiantes a la carrera docente. Y si además de mejoría salarial universal se establecen incentivos salariales adicionales por mejoría de la calidad de los maestros, un círculo virtuoso, en vez del círculo perverso actual, se podría iniciar para bien de todos y del futuro de Nicaragua.

Comentarios

4
Das Gespenst

Mundito no se compone, el catecismo del neo liberalismo del cual Mundito es un monaguillo dice que el estado debe estar alejado de la toda actividad económica, que los precios de todo los ajusta la mano invisible del mercado, que el estado solo es facilitador de la economía, y ahora El gran Mundito quiere que el estado intervenga en la actividad económica, en el determinación del precio de la tarifa eléctrica. En lo que Mundito siempre anda es en la politiquería, y siempre anda buscando pelos en la sopa, a falta de argumentos para ganar adeptos a su causa perdida ante los danielistas, sale como un falso Robin Hood, a abogar para que le bajen la tarifa eléctrica, no a la población en general, sino a los empresarios para que estos obtengan mas ganancia, para que luego se dé el famoso Trickle Down, que nunca se dio y ni se va a dar. Por eso yo insisto que los famosos opositores no tienen capacidad ni creatividad en su lucha en contra de los chamukos, nuestros refinados e inteligentes opositores dejan mucho que desear, aunque nos quieran hacer creer que solo ellos pueden gobernar, por que así lo ha dispuesto la voluntad divina. Aunque les caiga como acido en sus profundas heridas, con una brillante e ilustrada oposición como la de Mundito y CIA, habrá chamukismo para todos los días.

3
Hevans_21

Aunque es cierto que TUMARIN es algo caro el costo corresponde a las realidades que vive el pais me pregunto yo que acaso el Planeta o mejor dicho el medio ambiente del planeta no los vale y no solo eso mas.... salvarlo es una prioridad y para ello el hombre debe depender menos de los combustibles fosiles y por eso TUMARIN es necesario.

2
Hevans_21

Con respecto a la calidad de profesores para mejorar el sistema educativo Nicaraguense aunque la iniciativa no es mala no soluciona el problema porque digo esto simplemente porque la ECUACION es mucho mas compleja e interactuan muchas mas variables... si a un estudiante le pones AL MEJOR MAESTRO DEL MUNDO no sirve de nada si el estudiante no quiere APRENDER.

1
Das Gespenst

Mundito no se compone, el catecismo del neo liberalismo del cual Mundito es un monaguillo dice que el estado debe estar alejado de la toda actividad económica, que los precios de todo los ajusta la mano invisible del mercado, que el estado solo es facilitador de la economía, y ahora El gran Mundito quiere que el estado intervenga en la actividad económica, en el determinación del precio de la tarifa eléctrica. En lo que Mundito siempre anda es en la politiquería, y siempre anda buscando pelos en la sopa, a falta de argumentos para ganar adeptos a su causa perdida ante los danielistas, sale como un falso Robin Hood, a abogar para que le bajen la tarifa eléctrica, no a la población en general, sino a los empresarios para que estos obtengan mas ganancia, para que luego se dé el famoso Trickle Down, que nunca se dio y ni se va a dar. Por eso yo insisto que los famosos opositores no tienen capacidad ni creatividad en su lucha en contra de los chamukos, nuestros refinados e inteligentes opositores dejan mucho que desear, aunque nos quieran hacer creer que solo ellos pueden gobernar, porque así lo ha dispuesto la voluntad divina. Aunque les caiga como acido en sus profundas heridas, con una brillante e ilustrada oposición como la de Mundito y CIA, habrá chamukismo para todos los días.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor