Especiales

Confidencial » Especiales » Leer artículo

La admiración de Claribel Alegría hacia Sergio Ramírez

Cuida las palabras como los poetas

“Es un gran escritor”, asegura la poeta Claribel Alegría de Sergio Ramírez. Su libro favorito de él es “Castigo Divino”.

Cinthia Membreño | 6/8/2012
@LaMembrete

Claribel Alegría y Sergio Ramírez se conocieron como los grandes intelectuales. Un día de 1975, se citaron en un café de la ciudad de París y platicaron por primera vez frente a frente, a pesar de que ya habían tenido algún tipo de contacto, puesto que Ramírez le había enviado –hasta su casa en la isla de Mallorca– una copia de su libro Tiempo de fulgor. Ese día, hace 37 años, Alegría asistió acompañada de su nieta y él, de su esposa Gertrudis Guerrero, a quien la reconocida poetisa llama cariñosamente “Tulita”.

Después de todos estos años, Alegría se declara fiel admiradora de la obra de Ramírez. Los encuentros que ambos han tenido desde entonces han servido para cultivar una fuerte amistad entre los dos escritores. Ése es uno de los motivos por los que Claribel aceptó ser parte del comité que en Agosto celebra la vida y obra de este escritor nicaragüense, quien ha publicado 48 obras que hoy por hoy se pueden leer en 16 lenguas.

“Él es un gran escritor. Yo le digo que él siempre cuida mucho cada palabra, cada coma, tal como lo hacemos los poetas. Él también lo hace con su narrativa”, explica. La poeta describe a Ramírez como un hombre de pocas palabras que cuenta con buen sentido del humor. “Es socarrón”, afirma y, segundos después, suelta una carcajada.

La camaradería que tiene con Ramírez trasciende. Tanto así, que él y su esposa “Tulita” son considerados por Alegría como uno de sus amigos más queridos en Nicaragua. Ella dice sentirse protegida por ellos, sobre todo después de la muerte de su esposo, el escritor estadounidense Darwin Flakoll. “Me ofrecieron que contara con ellos para todo y así ha sido siempre”, expresa. 

De poeta a lectora

Alegría se declara admiradora de la obra de su amigo. De todos los libros que han pasado por sus manos, el que más le gusta es Castigo Divino, por ser una obra que involucra al lector desde sus inicios. “Es una obra que se vive en cada personaje. Además, ayuda a conocer la ciudad de León”, dice.

Pero el gozo no se limita al simple hecho de ser amiga de Ramírez o con haberse convertido en su ávida lectora. No. Claribel Alegría pudo ver su nombre plasmado en la dedicatoria de El reino animal, una obra llena de humor e ironía en la que se compilan hechos singulares que forman parte de la historia universal entre seres humanos y animales. “Me sentí tan feliz, tan honrada”, expresa conmovida.

Para aquellos lectores que no han tenido la oportunidad de leer la obra de Ramírez, Claribel aconseja iniciar con sus cuentos o con tres de sus libros: Tiempos de fulgor, Castigo Divino o Te dio miedo la sangre. Luego de estos, recomienda escoger Margarita está linda la mar.

Más en: Sergio Ramírez, su vida y obra.

Más en: Especiales

Otros artículos del mismo autor