Confidencial » Política » Leer artículo

Liquidan autonomía y rol fiscalizador del INFOCOOP

Superministerio dará mano libre a Caruna

Inconformidad en las filas del cooperativismo y envían carta a Ortega advirtiendo retroceso.

Octavio Enríquez | 23/7/2012
@cabistan

La mañana del viernes seis de julio de 2012, entre el júbilo del oficialismo y la exaltación de Caja Rural Nacional (Caruna, R.L.) al proyecto gubernamental, se aprobó la creación del ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa apenas tres semanas después que el proyecto enviado desde la Presidencia entró a la Primera Secretaría del Parlamento.

Se trata de un superministerio en el que además de absorber al Instituto de Desarrollo Rural, al Instituto de la Mediana y Pequeña empresa y al Programa de Seguridad Alimentaria  y Nutricional del Ministerio Agropecuario y Forestal, tendrá un consejo que se formará con representantes de 19 instituciones del Estado.

“Este ministerio viene a ponerse a la altura de Argentina que tiene uno dedicado a la cooperativa, a la economía social y solidaria y viene ahora que el Presidente Ortega asume la presidencia pro tempore del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) a poner en Centroamérica y el Caribe a Nicaragua como vanguardia del desarrollo de la atención y fomento de las cooperativas”, dijo por ejemplo Manuel Aburto, gerente general de Caruna.

Sin embargo, tras el anuncio oficial, fuentes del sector cooperativo advierten que uno de los objetivos del gobierno es reforzar el control que ejerce en la Caja Rural Nacional, R.L. (Caruna)  que administra los millonarios fondos de Venezuela, ante la posibilidad que cambie la correlación de fuerzas en la junta directiva del Infocoop, actualmente dominada por el oficialismo.

Según Vidal Almendarez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicootaxi), la creación del ministerio obedece a que los programas sociales no están llegando adecuadamente a la población. “Un equipo del gobierno hablaron con el Presidente Daniel Ortega y de repente el Presidente dijo que había que crear un ministerio de economía familiar”, añadió.

Tensión con el Ejecutivo

Sin embargo, la tensión cooperativas- Gobierno se viene dando sin mucha publicidad desde hace meses. Documentación interna del gremio en poder de Confidencial demuestra que 314 miembros del Consejo Nacional de Cooperativas(Conacoop) aprobaron el 31 de marzo pasado la reforma de estatutos con lo que allanaron el camino a que el cooperativismo retomara el control del Infocoop.

La junta directiva del Instituto de Fomento la forman cuatro ministros y cinco delegados del Conacoop. Entre los últimos delegados también se contó hace años a Pedro Haslam,  quien llegó a la directiva por Federación de Cooperativas Agroindustriales de Nicaragua (Feniagro), pero suma esfuerzos con el Ejecutivo porque es actual director del estatal Instituto de Desarrollo Rural (IDR).

Con el nuevo reglamento, Haslam podría ser objeto de una remoción de parte de la asamblea de Conacoop, sobre todo si se demuestra que estos miembros no actúan en favor de los intereses de las cooperativas como se puede leer en el inciso x del artículo nueve.

Para evitar dudas, el artículo 11 inciso C es más explícito y ahí se decidió que “la condición de miembro del Consejo de Administración de Conacoop se perderá cuando sea nombrado o contratado como funcionario público”, un mensaje directo a Haslam.

Confidencial llamó a Haslam a su oficina y a su celular para consultarle sobre estos temas y sobre el informe que Infocoop debió haber publicado el 30 de junio obre las finanzas de las cooperativas, lo que incluye a Caruna, según los compromisos del gobierno con el FMI. Haslam no brindó ninguna respuesta.

 Superministerio y adiós independencia

A la aprobación de los nuevos estatutos del Conacoop siguió una reacción más agresiva. Por un lado, Haslam evitó convocar a la reunión de la asamblea del Conacoop para elegir a los nuevos directivos del Infocoop--donde el Gobierno pierde la mayoría--, y el oficialismo empujó y aprobó la creación del Ministerio de Economía Familiar.

El Infocoop quedó convertido en una marioneta. Según la ley 804, publicada este 17 de julio en la gaceta diario oficial, el Instituto ya no tendrá las funciones de fiscalización y registro, las cuales pasarán a ser atribuciones de una dirección específica dentro del Ministerio. 

La ley dice que el Infocoop fue reducido a un ente “encargado a la promoción, fomento y desarrollo cooperativo”. Vidal Almendarez, de Fenicootaxi, recuerda que la función de fiscalización e inscripción de las cooperativas son las más importantes en la vida de su gremio.

Almendarez es vicesecretario también del Infocoop, una institución que él describe como carente de recursos económicos, pues el presupuesto sumaba apenas ocho millones de córdobas para todo el año, siendo el aporte estatal un poco más de tres millones.

“Cuando vos dejás al Infocoop como un instituto de fomento se convierte en una escuela de capacitación, no va poder cumplir con los objetivos estratégicos del movimiento cooperativo y lo trasladás otra vez a una función secundaria en un ministerio tal como era en el Ministerio del Trabajo hasta 2005”, sostuvo Almendarez.

Almendarez  advierte que se corre el riesgo que se castigue o se premie a las cooperativas de acuerdo a conveniencia política. “Lo correcto era que el Instituto mantuviera la autonomía, que se desarrollara desde el punto de vista empresarial. Cuando dependés del criterio de un funcionario ahí vienen los problemas, ojalá no sea así, para mí el movimiento de cooperativas entraría en un retroceso”, advirtió.

Antonio Betanco, quien se desempeña como presidente de la Federación de Transporte Colectivo de Nicaragua (Fetracolnic), lo dice de otro modo: las cooperativas se convierten en un apéndice de la nueva institución. La decisión de futuro según el gobierno, en realidad es un retorno al pasado para el cooperativista.

Ortega recibió carta de cooperativas

Otros documentos también demuestran que la decisión gubernamental provocó inconformidades entre las filas del cooperativismo.

La mayoría de los miembros del Conacoop le planteó su preocupación al Presidente sobre  el caso del desmantelamiento del Infocoop, según una copia de la carta enviada a la Secretaría del Frente Sandinista el seis de junio pasado, en la cual le recuerdan al partido en el poder que ellos mismos apoyaron la autonomía del sector.

“Éste  instituto (el Infocoop) fue producto de nuestra lucha como cooperativistas que junto al Frente Sandinista desarrollamos durante 16 años de gobierno neoliberal. Además representa el espacio de participación del sector cooperativo en la gestión institucional a través de cinco representantes del sector cooperativo que forman parte de la directiva del Infocoop”, escribieron todos los miembros del Conacoop. Únicamente no firmaron Caruna y Feniagro, la última la federación mediante la cual Haslam llegó a ser delegado y luego presidente del Fenacoop.

El sector, que ahora el Gobierno controlará completamente, tiene una amplia influencia en la vida económica del país con sus 4,020 cooperativas en todo el país que tienen asociados a 213, 283 personas: 122,316 hombres y 90,967 mujeres.

Según la exposición de motivos de la ley creadora del ministerio,  “la pequeña producción rural en conjunto con la urbana generan el 70 por ciento del empleo y 40 por ciento del PIB de Nicaragua”.

Diputada FSLN: Ministerio les dará más fuerza

Para la diputada sandinista Xóchitl Ocampo,  de la comisión de asuntos jurídicos de la Asamblea Nacional, donde se dictaminó la creación del nuevo ministerio, la ley más bien fomentará el cooperativismo al volver Ministerio y no instituto al ente encargado del sector.

“El cooperativismo se va seguir fomentando. El Ministerio viene a darle más fuerza. Se va impulsar desde todos los aspectos y dándole mayor fuerza a todas las familias. No pierde, ya deja de ser un instituto y pasa a ser un ministerio. Ellos(los cooperativistas) lo ven desde ese punto de vista, pero los demás invitados y consultados y llegaron al acuerdo de que le da más empuje y fondos al cooperativismo”, dijo Ocampo vía telefónica.

Ocampo reconoció que el Infocoop pasa a ser subordinado al nuevo Ministerio y dijo que no tenía una opinión sobre señalamiento de que el verdadero interés sería  la protección de Caruna, el dominio del sector en general y una enorme cantidad de recursos con incidencia en los territorios.

“No tengo ninguna opinión. Ellos tienen derecho a opinar y decir lo que ellos quieran. Yo no coincido”, se limitó a decir.

La diputada sandinista dijo que se consultó a varios sectores que estuvieron de acuerdo con el nuevo ministerio. Minimizó también que ahora los critiquen por la rapidez con la que actuaron en este caso.

“Mi opinión como diputada del FSLN es que ahora sí se está trabajando, ahora no pasamos meses para la aprobación de una sencilla ley. Este Ministerio es una prioridad para nosotros, porque se conforma un apoyo a las familias nicaragüenses”, defendió la legisladora.

------------------------------------------

Sinforiano Cáceres, presidente de Fenacoop: lo que cambia es el modus operandi

Abuso con cooperativas es histórico

Sinforiano Cáceres, presidente de Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias (Fenacoop), sostiene que los abusos a las cooperativas es una tradición que se ha mantenido a lo largo de todos los gobiernos.

La estela es muy fácil de seguir. Según Cáceres en el gobierno 1990-1996 se creó el Instituto de Desarrollo Rural y con él los llamados Polos de Desarrollo (Poldes), 15 en total, es decir casi uno por cada departamento.

 “Un polo de desarrollo era una cooperativa, donde dabas 500 córdobas para ser socio y acceder a un paquete de recursos”. Fue mucho dinero el que se manejó entonces. La cooperación italiana entregó al IDR para el desarrollo rural 40 millones de dólares transformados en todo lo que lleva un tractor, módulos de construcción, reparación de caminos, mientras Japón contribuyó con donaciones en urea que pudieron alcanzar los cinco millones de dólares al año, el equivalente a diez mil toneladas métricas en ese período de tiempo.

“Y esos fondos se canalizaron a esas 15 cooperativas. Cuando vos analizás qué pasó, quiénes conformaban esas cooperativas, pues hay nombres que se repiten (…) La figura cooperativa siempre ha sido utilizada por los gobiernos para encubrir la fuga de dinero, que viene como  préstamo o donación al país y se lo apropian uso cuantos bandidos. Hubo un disfraz de cooperativistas de recursos dirigidos por pequeños y absorbidos por grandes, hay un doble engaño, valiéndose de la amistad, cercanía, tráfico de influencia”, dijo Cáceres.

En el gobierno de Arnoldo Alemán (1997-2001), en cambio,  se dio otra modalidad. El caso más conocido del Programa de Repoblación Ganadera—un programa de 32 millones de dólares—donde aparecieron como beneficiados jefes policiales, diputados y algunos miembros de las cúpulas de los gremios.

“Había un proyecto que Alemán le puso KR 2, que era todo los fondos de contravalor que se acumularon para tener un bolsón flexible en su uso, y ahí tenía los fondos de contravalor, y ahí tenía el programa libra por libra. Alemán juntó semilla más urea e hizo un paquete y lógicamente que se paquete, lo sufrimos nosotros, venía la  urea de Japón y la fórmula completa, entonces qué pasaba te lo entregaban tarde para que vos ya no lo compraras. Las casas privadas lo reempacaban, lo compraban a diez dólares porque así venía el precio de donación, y te lo vendían a 17 dólares. Era un reempaque, otra bandidencia, y usó siempre la figura de la cooperativa para hacer esa operación”, denunció.

Después vino el Gobierno de Bolaños (2002-2006) donde, según Cáceres, hubo también problemas de corrupción entre la gente del Magfor aliados con comerciantes fuertes a quienes le pedían que les empacaran los granos, mientras ellos proveían la cura para que se pongan rojito y te vendo la etiqueta para que pareciera como semilla certificada. “Por eso corrieron un montón, la red existía. Te imaginás vos abastecer con semilla a un millón de manzanas por año,  a 40 dólares la bolsa, es un montón de plata. Entonces la figura que se usaba era también apoyar a las cooperativas. Por eso te decía que no me asusta lo de Caruna. En resumen, el modus operandi es lo que ha cambiado”, lamenta Cáceres.

El experto habla del aprovechamiento de las cooperativas como testaferro de operaciones desconocidas y de gran magnitud.

Comentarios

3
cooperativista

Un Ministerio dedicado a la economía familiar, comunitaria, cooperativa y associativa. Que paso mas gigante a favor de los pequenos organizados, incluyendo por supuesto las cooperativas. Va a ser un ejemplo para América Latina y el Mundo.

2
camilo garcia

Octavio Enriquez parece que vos sabes de cooperativa lo que yo sè de austronauta, es decir nada de nada; primero te contradecis cuando decis que el ministro del ramo es quien tomara decisiones, olvidando que existe un consejo de 19 ministros, incluyendo a los presidentes de las federaciones cooperativas, segundo olvidas que las cooperativas por su propia autonomia ley 499 no estàn obligadas a integrarse al ministerio, ya que està entidad tiene por objetivo apoyar y asesorar financiera y organizacionalmente a las mismas y por imperio de ley el INFOCOOP no viene a desaparecer por la creacion del ministerio, al contrario se viene a fortalecer su funcion y gestion ante los ministerios relacionados al apoyo cooperativo; informate mejor y lee, que es la mejor forma de no decir "burradas"

1
sierra dos

Error, el superministerio no le dara manos libres a Caruna, Caruna tiene manos libres desde hace rato, y haciendo buenos negocios con los proyectos del gobierno, es decir, Caruna esta financiando al gobierno (o en otras palabras , todo esta amarrado para que todos ganen, es decir , "ellos" los que mandan).

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor