Confidencial » Opinión » Leer artículo

Daño al interés nacional

Edmundo Jarquín | 25/6/2012
@mundoj1

Que haya transparencia en la gestión fiscal y financiera del Estado, es del interés nacional.

A mayor transparencia en la gestión pública, más posibilidades tienen el gobierno y los ciudadanos de saber si las decisiones que el gobierno adopta, y los recursos que asigna para una u otra actividad, producen o no los resultados deseables. Si este último fuese el caso, pues entonces habría que redoblar esfuerzos y aumentar los recursos asignados en la dirección que está produciendo resultados deseables. Si no fuese el caso, entonces habrá que hacer oportunos cambios de dirección y de asignación de recursos.

A mayor transparencia, además, menor posibilidad de corrupción. Esto también es de interés nacional, no solamente por razones éticas, lo que de por sí es más que suficiente, sino también por razones técnicas. La corrupción incentiva la ganancia fácil y la especulación, en detrimento de los incentivos para el trabajo esforzado, la producción y la eficiencia.

Si se piensa entonces en el interés nacional, y por tal se entiende el interés de todos los nicaragüenses, en especial de los más débiles y pobres, un gobierno que se precie de proteger el interés nacional, no debería esperar que sean otros gobiernos los que le recuerden la necesidad de la transparencia en la gestión pública, en especial en la que tiene que ver con el manejo de los recursos presupuestarios.

Es contra ese telón de fondo que debe verse la decisión del gobierno de los Estados Unidos de no otorgar el waiver (dispensa) por ausencia de transparencia en la gestión fiscal y financiera del ilegal gobierno de Ortega.

Pero el tema va más allá. Las irregularidades en los procesos electorales de 2008, 2009 y 2011, en el contexto de un agudo deterioro del sistema democrático, motivaron el retiro de diversas fuentes de cooperación bilateral, especialmente europeas. Eso ha hecho daño al país y ha sido, por tanto, también contrario al interés nacional.

Si todas esas irregularidades son de la exclusiva responsabilidad del gobierno, sus consecuencias son responsabilidad del gobierno y de nadie más.

Nadie en su sano juicio quiere que para debilitar al gobierno de Ortega se haga daño a Nicaragua. Es el propio gobierno quien, en un extremista acaparamiento de poder, está haciendo daño a Nicaragua.

Por lo anterior, y lo subrayo, si de gobierno antinacional se trata, el de Ortega es el mejor ejemplo, por más que se llene la boca de retórica antiimperialista.

Transparencia y el bolsillo de los nicaragüenses

Pero no se crea que el tema de la ausencia o no de transparencia es tema solamente de la política, lejano del bolsillo de los nicaragüenses.

En los últimos días, los medios de comunicación han recogido confusas informaciones sobre la tarifa eléctrica. Que si CARUNA (Caja Rural Nacional), que canaliza parte importante del financiamiento venezolano, ha prestado o no para el subsidio de la tarifa, ha sido objeto de afirmaciones y desmentidos de parte de funcionarios gubernamentales, en una prueba más de la ausencia de transparencia informativa.

Mientras tanto, los precios del petróleo se han desplomado, sin que tal cambio se refleje en una reducción de la tarifa eléctrica  -por el contrario, se comenta de un alza inminente de la misma-  y de los precios de los combustibles. Y todos sabemos la incidencia que la tarifa eléctrica y el precio de los combustibles tienen en los costos de producción y de transporte, de tal modo que si el costo de la vida golpea el bolsillo de los nicaragüenses, no hay ninguna ciencia oculta que explique semejante despropósito sino el manejo corrupto e ineficiente de las políticas públicas que se ampara en las sombras de la ausencia de transparencia.

Justa demanda

En El Nuevo Diario de ayer se informa que el Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), pedirá que el techo de la exención del impuesto sobre la renta que pagan empleados públicos y privados se eleve de 75,000 córdobas anuales a 120,000, en vez de los 100,000 córdobas que pareciera ser es la propuesta del gobierno. Es decir, actualmente no pagan impuesto sobre la renta los empleados públicos y privados que ganan menos de 6,250 córdobas mensuales. Con la supuesta propuesta del gobierno no pagarían los que ganen 8,300 córdobas mensuales, y con la petición del FNT no pagarían los que ganen menos de 10,000 córdobas.

Esa es una justa solicitud, que implica un reconocimiento por parte del gobierno y de su aliado, el FNT, de lo que todos sabemos: en el gobierno de Ortega ha habido un sensible deterioro del salario real.

Pero no puedo dejar de recordar que elevar el techo de la exención del impuesto sobre la renta a 120,000 córdobas fue una de las propuestas del Programa de Gobierno para Todos de Fabio Gadea Mantilla. Es algo que debería haberse hecho bastante tiempo atrás. Es más, cuando con Fabio hicimos esa propuesta, que por cierto beneficiará a aproximadamente 50,000 familias, hasta hicimos el cálculo exacto: costaría, en términos de lo que el gobierno dejaría de recaudar, una fracción insignificante del Producto Interno Bruto (PIB). Apenas 6 millones de dólares al año, y serían beneficiados un poco más de 250,000 nicaragüenses.

Pero bueno, más vale tarde que nunca. Y en todo caso, esperemos a ver el conjunto de la propuesta de reforma tributaria que presentará el gobierno, no vaya a ser que esa justa aunque tardía medida no sea más que el dulce para pasar un amargo purgante.

¿Y los empobrecidos?

A propósito del deterioro real de sueldos y salarios durante el gobierno de Ortega, y de recientes informaciones que dan cuenta que la reducción de la pobreza ha sido mínima, sería interesante saber cuántos son los nicaragüenses que sin haber caído bajo la línea de la pobreza, sin embargo se han empobrecido, porque sencillamente ahora pueden comprar y consumir menos que antes.

Con seguridad, no son pocos. Pero de esto el gobierno no dice esta boca es mía.

Comentarios

3
jose

Daño la interés personal o nacional?
esa es la pregunta que se hace el pueblo.....
porque esos comentarios que hace en vez de defender los derechos del pueblo, se ponen a desacreditar a un gobierno, sin pensar lo que hacen..

2
Eydan Martinez

Leer un articulo de don Mundo,es descubrir el antinacionalismo mas grande q una persona sensata pueda tener,da verguenza q un "nicaraguense" haga publicaciones con el unico proposito de desacreditar "al gobierno de Ortega" sin embargo al crear una mala imagen al q se perjudica es al pueblo,por q al fin y al cabo somos los q sufrimos las consecuencias. Un verdadero nicaraguense debe sentrarse en en defender los derechos y libertad de su pueblo.

1
Guillermo

Sinceramente, no es insania o mala fe, pero a como expresa sus ideas don Mundo, siempre me queda la sensacion que procura no decir lo que realmente quiere comunicar!... Es como si escribiera de manera tendenciosa o especulativa, en la que todo se dice y se asevera pero no se responsabiliza por ello... si nada de lo que dice resulta a como lo dice...

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor