Confidencial » Mundo » Leer artículo

Peña Nieto sigue siendo el favorito en elección del 1 de julio

Expectativa por voto Anti-PRI en México

Peter Bernal analiza elecciones en México, Venezuela y EEUU.

Omara Leiva Alvarado | 21/6/2012

Alternative content

El columnista del Miami Herald, Peter Bernal, considera que el que el posible retorno del PRI en México, en las elecciones del domingo 1 de julio, significaría una continuidad en la lucha frontal contra los carteles de las drogas. El candidato Enrique Peña Nieto ha prometido llevar a México a expertos para que asesoren el combate contra el narcotráfico y terrorismo en los estados del norte de México,  y Bernal espera el PRI no vaya a cometer el error de negociar con esos grupos de poder; dado que eso implicaría el que las 45 mil familias enlutadas se dupliquen.

Sin embargo, el analista advirtió en el programa Esta Noche la existencia de un importante porcentaje de votantes indecisos y anti-PRI en la elección del próximo domingo, que pueden desembocar en una “elección de infarto”.

Los votantes deberán elegir entre Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional PRI, Josefina Vázquez Mota del Partido Acción Nacional, Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática y Gabriel Quadri de la Torre del Partido Nueva Alianza.

En contraste con Nicaragua, la ciudadanía mexicana en este proceso cuenta con un sistema electoral confiable, Bernal dijo que el Instituto Federal Electoral IFE es una de las instituciones más serias y acreditadas en Iberoamérica.

Venezuela partida en dos

La semana pasada se inscribieron oficialmente los dos candidatos a la presidencia de Venezuela, y aunque las encuestas favorecen a Chávez en este momento, hay un alto porcentaje de indecisos. Bernal dijo que “serán las elecciones más difícil de pronosticar en toda la historia de Iberoamérica”.

Según Bernal, la enfermedad de Chávez muestra un horizonte complejo, “yo soy el primero que quisiera que la enfermedad no fuera motivo de equilibrio o balance en una elección presidencial”.

Bernal destacó las elecciones parlamentarias de 2010, donde votaron alrededor de 13 millones de personas, con una ligera ventaja para la oposición, por lo que pronostica que el voto duro de Capriles y el voto duro de Chávez se mantendrán, y esta elección será decidida por los llamados Ni-Ni o indecisos.

Durante la primera quincena de julio se esperar obtener proyecciones más precisas, lo que sí queda claro es que los resultados en ésta elección tienen una implicación directa con el actual sostenimiento económico del gobierno de Nicaragua, agregó Bernal.

EEUU: una elección cerrada

El experto también se refirió a las proyecciones electorales en EEUU, en una competencia muy cerrada entre Obama y Romei que se decidirá en unos pocos estados.

Bernal destacó el impacto que tendrá en el voto latino la decisión de Obama de declarar una moratoria a las deportaciones de niños y jóvenes que hubiesen residido por cinco años en EEUU, menores de 16 años. Y advirtió que Romey podría verse obligado a contrarrestar esta medida llevando como candidato a la vicepresidencia al senador republicano por la Florida Marco Rubio.

Notas relacionadas

Más en: Mundo

Otros artículos del mismo autor