Confidencial » Política » Leer artículo

Danilo Aguirre: será utilizada con fines de estado policíaco

UAF esconde propósitos represivos

Diputados opositores: instrumento de chantaje y represión.

Omara Leiva Alvarado y Camilo Navas | 16/6/2012

En su segmento “Enfoque”, en Esta Noche, el veterano periodista, Danilo Aguirre Solís valoró como “preocupante” la reciente aprobación de la Ley Creadora de la Unidad de Análisis Financiero, la cual otorga ejecutivos una excesiva discrecionalidad para llevar a cabo investigaciones sobre la presunción de lavado de dinero contra cualquier persona natural o jurídica que no esté incluida en lo que se conoce como objetos obligados, de acuerdo a la ley.

La UAF surge como demanda nacional e internacional para prevenir el lavado de dinero, sin embargo, Aguirre dice que existen muchas críticas sobre la forma en que la bancada oficialista finalmente terminó de redactar e imponer el proyecto.

Por su parte, José Adán Aguerri, representante del Consejo Superior de la Empresa Privada, (COSEP) y Alejandro Aguilar, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Americana, (UAM) objetaron la discrecionalidad que tiene el ejecutivo, además de la forma en que se creará la unidad dependiente del mismo, así como la redacción con nombre y apellido para que este cargo sea ocupado por un militar en comisión de servicio.

UAF, ¿de qué manera nos afecta?

¿Qué se pretende con ésta ley? El doctor Aguirre respondió: “En todo lo que tenga que ver con lavado de dinero, la UAF estará pintada en la pared”, entonces ¿quién está detrás de la ley? “Personajes como Wálmaro Gutiérrez y Bayardo Arce son sólo instrumentos” .

Por último, el doctor Aguirre desestimó las pretensiones del gobierno con la UAF. Según Aguirre el objetivo del gobierno mediante la UAF no es impedir que se lave dinero; sino tener una posibilidad represiva a través de una ley contra cualquier ciudadano que estimen conveniente y dijo que el Consejo Superior de la Empresa Privada, (COSEP) debería alertar a los nicaraguenses, en lugar de quejarse y exigir el veto público.

Instrumento de chantaje”

Como un chantaje para la empresa privada y el pueblo fue catalogada la recién creada Unidad de Análisis Financiero (UAF) aprobada por la aplanadora sandinista, esto según los diputados opositores Enrique Sáenz del MRS y Carlos Langrand de la Bancada democrática nicaragüense durante su comparecencia en el programa Esta Noche.

Para Sáenz la UAF es un proyecto configurado en la construcción de lo que él catalogó como “un estado policiaco” por parte del gobierno de Ortega asegurando que vulnera los derechos de la ciudadanía al violar protección de datos personales de cualquier ciudadano ya que esta nueva unidad podrá disponer de ellos en el momento que lo requiera.

A su vez el diputado del MRS criticó también el hecho de que dicha unidad esté subordinada directamente a la presidencia de la república y no a la Superintendencia de Cancos como a su criterio debería de ser, y de igual forma reprochó que el director de esta unidad esté exento de responsabilidades civiles, administrativas o penales por los actos que realice.

Según el diputado Carlos Langrand el gobierno utilizó la excusa de querer salir de la “lista gris” en la que se encontraba Nicaragua por no contar con la UAF y la maquillaron para convertirla en una Dirección General de la Seguridad del Estado que permita abrir investigaciones sobre cualquier empresa o individuo.

“Aquí lo que el gobierno está haciendo es diciéndole a la empresa privada que si se meten en política o si financian partidos opositores se les presionará a través de la UAF” aseguró el diputado democrático enfatizando también en que esta ley no recogió las sugerencias de la oposición, de la empresa privada ni de los banqueros.

El diputado Sáenz finalizó expresando su preocupación por la disposición expresa en el articulado de esta nueva unidad que especifica que puede ser designado un militar o un policía en funciones como director de esta unidad lo que a su juicio puede ser un mensaje hostil que el gobierno quiera enviar a los empresarios y al pueblo.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor