Confidencial » Opinión » Leer artículo

Peligroso Chantaje

Edmundo Jarquín | 27/5/2012
@mundoj1

Que un muy alto funcionario del inconstitucional gobierno de Ortega haya declarado esta semana que si los Estados Unidos suspenden las dispensas (waivers) por temas de transparencia y/o de propiedad, el gobierno reducirá el gasto destinado a la lucha contra el narcotráfico, es deslizarse peligrosamente por el camino de un inútil chantaje, y de una confrontación que nadie, por el bien del país, debería desear.

Durante varias décadas, en el marco de la Guerra Fría, los Estados Unidos tuvieron con las dictaduras y regímenes autoritarios que poblaban la geografía latinoamericana, un pacto bastante evidente: menos democracia a cambio de mayor seguridad anticomunista. Se toleraban, y hasta se cooperaba con regímenes autoritarios, mientras estos garantizaran seguridad contra el comunismo. Es lo que ocurrió en la relación de Estados Unidos con la dinastía de los Somoza.

Ortega ha venido, de manera sutil, configurando ante quienes hacen de la lucha contra el narcotráfico una de las prioridades de la política exterior de Estados Unidos, un arreglo semejante al de la Guerra Fría: menos democracia, pero en este caso a cambio de mayor seguridad en la lucha contra el narcotráfico. Las declaraciones que hemos mencionado al principio, han quitado el velo de sutileza a la posición de Ortega.

Quisiéramos lo contrario. Que se afirme que nuestra lucha contra el narcotráfico   -que la Policía y el Ejército han llevado adelante con bastante eficacia, pese a sus modestísimos recursos-  es por principios, no por oportunismo económico. Es más, en esta lucha han estado empeñadas nuestras instituciones policiales y militares  desde antes que se iniciara el gobierno de Ortega en 2007. Lo han hecho en cumplimiento de su deber, y que ahora esa encomiable actitud se venga a ofrecer en un dame-que-te-daré, es una intolerable mercantilización de los intereses de Nicaragua.

Por lo demás, es dudoso, en el contexto del deterioro de la institucionalidad democrática, en particular del sistema judicial, que Ortega pueda garantizar mayor seguridad en la lucha contra el narcotráfico. Como lo hemos señalado en otras ocasiones, la corrupción en el sistema judicial por razones políticas abre camino a la corrupción del mismo por razones del crimen organizado.

Lo deseable sería que se eliminen las causas que ponen en riesgo esas dispensas (waivers), entre ellas las irregularidades en los procesos electorales, y la opacidad en la gestión fiscal-financiera del gobierno.

En nuestro comentario de la semana pasada señalamos que el país estaba “jugando con fuego”. Las declaraciones que ahora comentamos vienen, lamentablemente, a confirmar ese riesgo.

Costo adicional

Esas declaraciones tienen un costo adicional. Ha trascendido, por fuentes costarricenses, que la carretera que la Presidenta Chinchilla ordenó construir en la rivera del nicaragüense Río San Juan, no tenía diseño previo y mucho menos estudio de impacto ambiental. Estas evidencias vienen  fortalecer el reclamo nicaragüense en el sentido que esa carretera está provocando a nuestro país un cuantioso daño ambiental, y consecuentemente socioeconómico.

Pero, se recordará, cuando se inició la reciente controversia sobre el Río San Juan, porque Nicaragua en el ejercicio de su soberanía ejerció presencia militar en la parte de la desembocadura del río conocida como Harbour Head, nuestro gobierno alegó lo hacía como parte de la lucha contra el narcotráfico por ser esa zona ruta de tránsito de los traficantes de droga.

Las declaraciones que insinúan una cierta mercantilización de nuestra lucha contra el narcotráfico no debilitan en absoluto la posición jurídica de Nicaragua en su disputa con Costa Rica, pero sin duda la empañan en términos de opinión pública.

Sobre basura y agua potable

El Nuevo Diario ha tenido una serie de reportajes documentando cómo en casi todos los municipios del país no hay una disposición adecuada de la basura.

De hecho, Nicaragua está convertida en un gigantesco basurero, especialmente las zonas urbanas y las carreteras de acceso a las mismas.

El adverso impacto ambiental, en ríos, lagos, lagunas, acuíferos, ha quedado minuciosamente documentado en esa serie de reportajes. Las consecuencias negativas sobre la salud, en especial de los pobres, porque es en las zonas de mayor pobreza dónde el fenómeno es mayor, son enormes, y consecuentemente sobre su nivel de vida, porque lo que gastan en atender una enfermedad prevenible, como una diarrea, ocupa una proporción mayor del ingreso de una familia pobre que de una familia que no lo es.

A inicios de esta semana, el mismo diario, en base a un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre varios países de América Latina, proporcionó cifras sobre el déficit habitacional en Nicaragua. Resulta que solamente cuatro de cada diez viviendas, en nuestro país, tienen acceso a agua por tubería. Y dadas las generalizadas deficiencias del servicio, no significa que todas esas viviendas que tienen acceso a agua por tubería accedan a agua potable, en términos de la salud humana, y tampoco que ese acceso sea permanente.

Carecer de acceso a agua potable, o acceder de manera limitada, tiene las mismas consecuencias negativas que la basura en términos de la salud y el costo de vida de la población.

 Fueron precisamente las razones anteriores que condujeron que la columna vertebral en materia de salud del Programa de Gobierno para Todos que ofreció Fabio Gadea Mantilla, haya sido diseñar y poner en marcha un gran programa de disposición segura de la basura y de acceso al agua potable. De llevarse a cabo un programa semejante, el perfil sanitario de Nicaragua mejoraría notablemente, y por las razones de ingreso-costo que antes señalamos, también el nivel de vida mejoraría de manera importante porque los hogares tendrían ingreso disponible para otras necesidades. Y el gobierno mismo, al evitarse gastar en enfermedades prevenibles, liberaría recursos para otros fines.

Si esa es una buena idea, haría bien el gobierno en adoptarla, y a todos nos iría mejor en Nicaragua.

Comentarios

6
carolina brens

ortega en los 80's le dio proteccion a uno de los capos mas asesino del mundo, me refiero pablo escobar y a toda su familia , este fueun favor ke tuvo que pagarle a la sus hermnos de la farc.para nadie en el mundo es un secreto kela farc-bolivariana es el brazo armado de los capos narco, ahora, lo ke pasa con los narcos ke captura ortega no son de l farc, mayoritariamente son muleros de otros paises para ke digan la opinion publica ke sta combatiedolos cosas de politica, necesita el dinero (waver) para seguir tenindo poder y asi seguir sometiendonos a su dictadura

5
robereto cuadra

Pero qué desafortunadas las ameenazas (que no es otra cosa que chantaje solapado), del asesor económico de un gobernante corrupto y criminal, cuando, muy jorondo, dice que si el gobierno de USA elimina los waivers al de Nicaragua, entonces !albricas! !qué alegría! (hay que festejarlo), Ortega va eliminar las partidas que dispone en el combate para el narcotráfico. Sueños quiméricos de la delincuencia organizada para que el flujo de la droga circule libremente por el territorio nacional, sin ningún control. ¿Quiénes son, entonces, los que van a seguir engordando sus cuentas en los refugios fiscales en el exterior? De todos modos, ellos, siempre la consumen de una gran pureza. Vean sus rostros en las pantallas y en los diarios: Se asustan y se dicen: "...mi pecado esta siempre delante de mí..."
!Adelante Bayardo!

4
Elizabeth

Eestoy de acuerdo 100% con los comentario 2 y 3, Con el numero 1 tambien solo difiero cuando dice pelele, porq no considero q B. Arce o el Gob. sandinista sea pelele, al contrario son nacionalistas y eso es decir todo. Pelele los q se escudan en q son potencia gracias a las riquezas q le han tobado al mundo entero con sus acciones criminales y terroristas y ademas q han explotado a los q viven en USA y a los q no viven en dicho pais.

3
Das Gespenst

Yo siempre he creído que el problema de Mundo no es que sea feo el pobrecito, sino que su gran debilidad y él se goza con ella, es que es un servil, tan así que hasta un doctorado en servilismo ha sacado, fue servil de los gringos, después fue servil de Ortega y regresa a ser servil de los gringos, mejor dicho siempre ha sido servil de los gringos y este articulo lo comprueba. Entiende feo ciervo de la gleba, Nicaragua no tiene por qué estar gastando sus pocos recursos para que los gringos no se droguen, yo siempre he condenado a todos los gobiernos por esto, incluido el gobierno de Ortega, los EEUU como gobierno han tenido políticas oficiales para inundar de drogas a las calles de su país, está documentado, requeté probado, que han destinado recursos multimillonarios para zombinizar a los negros, latinos y blancos marginales a través de la droga, los EEUU nunca han tenido ningún interés por eliminar la droga en su país, todo lo contrario la promueven ya que por medio de la drogadicción de los sectores pobres y marginales controlan que estos no se les levanten y por las multimillonarias ganancias que este negocio les deja a los grandes capitalistas que controla el negocio de la droga en EEUU. Pero estoy más pendejo yo comentándole tanta insensatez a este pobre y feo servil.

2
camilo garcia

Como buen pelele el exfuncionario del BID "por si algunos lo han olvidado"; quiere desviar el principal interes de los EEUU que es chantajear como es su politica intervencionista a Nicaragua; pues le recuerdo al Sr. Jarquin "quien hoy coquetea con la derecha mas recalcitrante, despues de ser un jurado sandinista", que la dignidad y el decoro no tiene precio, y que los recursos que se destinan para combatir al narcotrafico que es el cancer de la sociedad norteamericana, no podremos orientarlos a esa lucha esteril, pues nuestro presupuesto tiene que orientarse a garantizar la educacion y salud de nuestro pueblo. Entiendan Srs. vende patrias, nuestras prioridades es el pueblo y si los EEUU deciden suspender la ayuda y embargarnos el financiamiento internacional, pues que se jodan tambien ellos.

1
ALBERTO CHEVEZ

Considero que el Dr. Eduardo Jarquín se fue muy arriba al decir que es un peligroso chantaje cuando el gobierno frentista dice que: "reducirá el gasto destinado a la lucha contra el narcotráfico" si les suspenden las dispensas o ayuda financiera gringa. Los intereses del imperio norteamericano son muy diferentes por no decir ninguno acá en Nicaragua comparados con los intereses que tenía cuando el mismo imperio parió en América latina los golpes de estados los cuales aun sigue pariendo, el último fue Honduras. Recordemos que el imperio norteamericano es quien impone su chantaje, es el quien siempre impone su voluntad y no un pelele.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor