Confidencial » Blog » Leer artículo

Café humeante

El ayudante de la imaginación

Veo llorando a México porque muere Carlos Fuentes y yo no lo creo muerto.

Octavio Enríquez | 16/5/2012
@cabistan

El año muere. La semana muere. El día muere. El minuto muere. El segundo muere. Muere el hermano, muere la madre, muere el amigo, la casa, la casa también muere. Todo es muerte en el horizonte noticioso en estos días, muerte en México, muerte en Honduras, muerte, pero no todo horizonte es muerte.

La piedra, la casa, los seres mueren, somos de la muerte, pero si algo no muere son las ideas, no muere la lucha. El único edificio que permanece es ése: el pensamiento. Veo llorando a México porque muere Carlos Fuentes y yo no lo creo muerto. No mueren los segundos, no muere el minuto, no muere el día, no muere la semana, el año tampoco, no muere cuando se vive en sus libros. Literatura es la vida sobre la muerte, volar a los mundos desconocidos, guiado por el mejor ayudante de la imaginación, como podemos definir al escritor, al guía de esa vida paralela que nos hace tan felices. Vivir, no morir entonces.

Comentarios

2
gloria solorzano

Bueno si, Carlos Fuentes murio fisicamente, muere la materia,el cuerpo ya no vive dejo de existir y a eso es lo q. le llamamos ""muerte"""porque somos mortales; pero por supuesto su obra, su herencia o legado a la humanidad no ha muerto ni morira esa es inmortal como la de los grandes entre ellos nuestro RUBEN DARIO que vive en el OLIMPO DE LA GLORIA.

1
Oskar H.Morales

Mi amigo, los palacios y los templos se convierten en polvo, pero las ideas originales, que fueron brillantemente expresadas,siguen en camino a la eternidad, como Dario y muchos entre ellos Victor Hugo, Voltaire, el Dante, Descartes etc.describieron episodios que hoy en dia estan en la mente de muchos humanos.
Todos somos iguales ante la ley, nuestra conversacion privada se respeta. Buscamos la belleza sin extravagancia; procuramos el conocimiento sin timidez, La riqueza es un proposito meritorio si se le da buen empleo; indigno, si solo esta al servicio de la vana jactancia. Solamente intentando lo imposible se logra lo posible, estamos en el punto algido de hacer un viaje que la humanidad nunca onvidara. No exista eso de, nada tengo que ofrecer, se tiene que explorar el manantial del alma para poder descargar las lagrimas.

Descripción

Las buenas pláticas, las que se cocinan en casa, siempre van acompañadas con una taza de ese invento maravilloso para el paladar. En esta columna alcanza de todo: vida cotidiana »

Acerca del Autor

Periodista. Soñador empedernido. Amante de las investigaciones. Premio Ortega y Gasset 2011. Y papá 24 horas.

Entradas Antiguas