Confidencial » Política » Leer artículo

Sociólogo Manuel Ortega: gobierno pretende anular gestión municipal

Aumentar concejales para apuntalar los CPC

La tendencia es recentralizar el poder y borrar la autonomía municipal que el FSLN reivindicó en los años 80.

Octavio Enríquez | 23/4/2012
@cabistan

En el ajedrez político de Nicaragua no dejó de sorprender el último anuncio de la pareja presidencial cuando la semana pasada dijeron que promoverían una iniciativa de ley con la que triplicarían el número de concejales en todo el país.

La iniciativa, que amenaza con traducirse en ley por la aplanadora oficial en la Asamblea, ha sido objeto de cuestionamientos por parte de concejales, diputados, ex alcaldes y organizaciones como la Red de Desarrollo Local, que promueven la descentralización del estado y la autonomía municipal.

Uno de quienes se opuso públicamente a la idea fue el sociólogo Manuel Ortega Hegg, ex director del Centro de Análisis Socio Cultural (CASC) de la Universidad Centroamericana (UCA), y quien, además de la continuidad, plantea una concepción de poder, en referencia al Ejecutivo, que “borra el poder” en el municipio.

Consultado vía correo electrónico, Ortega Hegg analiza las bases técnicas de sustentación y las intenciones políticas de la propuesta oficial.

La Primera Dama ha insistido, igual que su equipo de propaganda, que la decisión de triplicar el número de concejales es para fortalecer la democracia directa, ¿Qué es lo que persigue el gobierno?

Una de las razones es que esta propuesta redondea una serie de cambios que se han venido haciendo en el régimen municipal para ajustarlo a un modelo político promovido por el gobierno, que es el modelo de poder ciudadano y que en síntesis completaría el control del poder central ejercido por la pareja presidencial en el territorio y crearía condiciones favorables para la continuidad de ella en el poder.

Recordemos que precisamente el gobierno enfrentó su primera crisis política en 2007 por la oposición de los partidos políticos a la institucionalización de un modelo donde los llamados consejos de poder ciudadano (CPC), que luego se convirtieron en los gabinetes del poder ciudadano,  asumían funciones de gobierno y administración.

En la visión del gobierno, los CPC son el pueblo ejerciendo esa democracia directa y gobernando. Ahora que después de los resultados electorales de 2011 el gobierno tiene todos los votos en la Asamblea Nacional para hacerlo sin contar con la oposición, quiere institucionalizarlos por ley, pero contando en la medida de lo posible con un mínimo de consenso para no erosionar aún más su legitimidad.

El número mínimo de concejales propuesto es de 16 para los 87 municipios más pequeños del país, lo que no parece casual: es el número de miembros de los gabinetes del poder ciudadano que con la aprobación de esta propuesta ahora serían institucionalizados. El gobierno estaría ganando la partida que buscaba institucionalizar a los CPC y que perdió en 2007 por no haber logrado entonces los votos necesarios.

El anuncio presidencial alega que al multiplicarse los concejales esto no implicaría un aumento del presupuesto destinado a salarios y viáticos en todos los municipios del país ¿Habrá alguien que le crea a la Secretaría de Comunicación del presidente Ortega?

Es evidente que este anuncio no es creíble. Aún en el caso tampoco creíble que el mismo presupuesto anterior de las dietas se mantuviera igual y que el mismo monto que antes se distribuía entre cinco ahora se distribuya entre dieciséis, es evidente que los viáticos, las comisiones y los gastos administrativos se van a incrementar  para brindar condiciones de funcionamiento a un personal electo, que es tres y hasta cuatro veces más grande que antes.

Los gastos de agua, luz, teléfono, espacio de trabajo, papelería, movilización, comida, alojamiento en algunos casos, etc. se van a disparar. Peor aún si se toma en cuenta que según la propuesta, estos concejales deben estar en contacto permanente con la gente y la alcaldía, lo que supone más gastos.

¿Hay argumentos técnicos detrás de la propuesta del Ejecutivo? ¿Cómo afectaría la vida cotidiana de los gobiernos municipales este cambio?

Puede ser que, en efecto, la propuesta sea inviable en algunos casos de alcaldías que ni siquiera tienen espacio para sesionar con ese número de concejales. Recordemos que la Ley establece además que las sesiones del concejo municipal deben ser públicas, lo que implica que se realicen en espacios suficientemente grandes para que pueda asistir la población. Sin embargo, en otros casos puede ser factible y que no haya tanta limitación de espacio físico o de otro tipo de recurso.

El problema es que, en cualquiera de los casos, es una propuesta que hace más costosa, lenta y pesada que antes la gestión municipal. Los ciudadanos vamos a estar pagando una gestión de gobierno más cara y menos eficiente porque habrá más concejales a quienes financiar y porque las convocatorias, debates y acuerdos tomarán más tiempo.

No es lo mismo dar condiciones de trabajo a 20 concejales que a 80, como en el caso de Managua. Ni es lo mismo ponerse de acuerdo entre cinco que entre dieciséis, o entre veinte que entre ochenta. Y los escasos recursos municipales para servicios e inversiones para beneficio ciudadano ahora se van a hacer más escasos, pues con los  mismos recursos de antes se va a tener que  pagar tres veces y hasta cuatro veces más  funcionarios electos.

En esas condiciones no parece que sea una propuesta favorable a los ciudadanos, pero sí a los partidos políticos, que ahora tendrán más cargos que ofrecer a sus militantes y simpatizantes, aunque ahora sean cargos devaluados en términos de remuneración económica. Tal vez por esta última razón clientelar es que la Sra. Murillo dijo en una declaración que esta propuesta era muy favorable a los partidos políticos.

¿Cómo quedaría Nicaragua en comparación con otros países de la región al implementar esta propuesta? En Managua, por ejemplo, con 80 concejales el consejo municipal estaría casi a la par de la totalidad de representantes de la Asamblea Nacional.

La propuesta es desproporcionada si se compara con otros países de Centroamérica. En todos los casos, el criterio del número de concejales es la proporcionalidad poblacional. Pero en ninguno de los casos de los países del área esa representación llega al número de concejales que se propone en Nicaragua.

En Guatemala por ejemplo, el número máximo de concejales es de 14, que son los que tiene la municipalidad de la ciudad capital de ese país; en El Salvador, la capital San Salvador tiene 12 concejales y, en general, los municipios que tienen más de 100 mil habitantes tienen 10 concejales;  los más pequeños tienen 2 concejales.

 En Costa Rica los concejales van desde cinco en los municipios pequeños hasta  13 en los más grandes, que es el número de regidores (concejales) que tiene la municipalidad de San José, la capital. No habría punto de comparación de Nicaragua con estos países, si se aprueba la propuesta de que los municipios más pequeños tengan dieciséis concejales y el más grande ochenta.

La Red de Desarrollo Local sostiene que todo se debe a un cálculo político para apaciguar la crisis del dedazo con repartición de cargos, pero ¿qué alcance político tiene que el FSLN controle todas las alcaldías del país de cara al ejercicio del poder en los próximos años?

La llamada democracia directa es el eje de la estrategia política del partido de gobierno. En la concepción del gobierno, fortalecer la democracia directa supone institucionalizar una estructura partidaria muy costosa que son los consejos de poder ciudadano (CPC), dirigidos desde la Presidencia de la  República, y que en los territorios están organizados según la organización electoral porque son la pieza fundamental de la maquinaria electoral del partido de gobierno.

Fortalecer esta estructura e institucionalizarla es fortalecer la estructura electoral del partido de gobierno y buscar por esa vía el mantenimiento del poder en el futuro. Tener desde 16 activistas políticos pagados permanentemente en la mayoría de los municipios del país hasta ochenta activistas en Managua es una enorme ventaja. Claro que esa ventaja no sería sólo del partido de gobierno, pero es evidente que, por la debacle de la oposición, y las fortalezas y ventajas del partido de gobierno, es ese partido el que más está en condiciones de aprovecharla, al menos en el período que se avecina. Es por tanto parte fundamental de una estrategia de continuidad en el poder.

¿Se parece este Frente Sandinista al que promovió la autonomía municipal a finales de los ochenta? ¿Qué contradicciones hay entre el planteamiento de ahora y el de antes?

La respuesta es no. Aunque no estoy tan seguro de que toda la dirigencia de entonces tuviera claro en ese momento lo que era la autonomía municipal y la importancia que ella tenía para la ciudadanía, para la democracia y para el desarrollo local. La diferencia fundamental entre los planteamientos de entonces y los de ahora es que entonces en al menos una parte de la dirigencia se creía en la descentralización del poder, al menos por razones instrumentales como la necesidad de hacerlo para responde mejor a la situación de guerra en que estaba el país. Así nacieron las regiones y los gobiernos regionales, las regiones autónomas y luego la ley de municipios que devolvió la autonomía a los municipios, incluyendo Managua, la capital. Hoy la tendencia es a recentralizar el poder y a borrar todas las autonomías.

¿Qué clase de país están dibujando nuestros gobernantes con estas propuestas?

Un país que tendrá dificultades para convivir pacíficamente y para enfrentar unidos los retos del futuro, empezando por el reto del desarrollo para todos, si no busca acuerdos de nación para el largo plazo.

Comentarios

9
Elizabeth

Modifico o mejor dicho le aclaro su comentario a Eduardo. Esto da a entender que el Gob. gringo esta deseperado, patadas de ahogado. ya no tiene gente USA, solo le quedan sus borregos q hacen malabares con tal de seguir recibiendo paga desde la EmbUSA, ya sea directamente desde alli o a travez de terceras personas. Para el Militante, Te aclaro q no es Daniel Ortega quien quiere desaparecer a dichos partidos. Ellos/as solitos lo hicieron con sus viles acciones cual mas voraces y rapaces al devorar a la poblacion de la forma tan insaciable q lo hicieron y lo continuarian haciendo en el remoto caso de volver a gobernar a base de fraude porq los fraudulentos y defraudadores ladrones/as y corruptos a mas no poder son ellos y ellas quienes adbersan al FSLN.

8
Dalysa

Es cierto Javier, los cpc son los que han estado a la vanguardia en pro de las necesidades de la población y veo justo que les incluyan, claro eso aún no esta confirmado pero serían una buena ficha ya que se identifican directamente con la ciudadania y conocen de cabo a rabo las necesidades de cada uno de sus pobladores. Yo soy neutral y no me meto en politica pero ellos he visto que ayudan bastante con los problemas de la gente pobre a componer sus casas, a conseguirles casa para el pueblo, sillas de rueda, incluso cuando hay gente fallecida en la comunidad ellos se ponen al frente para buscar ayuda a las familias dolientes. Es buena labor la que desempeñan.

7
javier

Lo que pienso que esta perfecto de que los cpc tomen un cargo importante ya que ellos siempre se han encargado de los distintos barrios de managua.

6
eduardo

esto da a entender que el danielismo esta deseperado, patadas de ahogado. ya no tiene gente daniel, solo le quedan sus borregos.

5
JESSICA

Definir estrategias que compensen la problemática económica,social, etc es lo que se pretende con aumentar a los concejales, no se porque redundan en lo mismo si al final los que decidimos somos los pobladores y la democracia directa se trata de eso; así que aquellos que no les agrada esto es porque les atemoriza que el pueblo tome las riendas de la situación.

4
Carmen Sánchez

En cuanto a la democracia directa que el gobierno impulsa,el incremento de los concejales vendría a respaldar dicho modelo; habría mas gente pendiente de las situaciones en los barrios,comunidades,asentamientos y esto reduciría mucho lo que ha venido aquejando a la ciudadanía principalmente porque la población tomaría las decisiones con el apoyo de las alcaldías.

3
Carmen Sánchez

No hay que tomar esto como un gasto adicional,se sabe que todo trabajo incurre en gastos tales como los que se mencionan; pero creo que los resultados que se obtendrían reducirían a gran escala la problemática de la población.

2
Esther Rodriguez

La iniciativa esta marcada como una alternativa para acercarse mas a la población y en realidad no creo que se vaya a alterar los costos de incrementarse la cantidad de consejales.

1
el militante

No hay que devanarse los sesos para ver la intencion de este movimiento, estrategico, del gobierno por ampliar el numero de concejalias. En primer lugar lo que persigue esto es simplemente la desaparicion de los partidos politicos tradicionales ya que esta es una via de lograr lo que no se obtuvo en el periodo de gobierno pasado, cual era el proposito del gobierno parlamentario, pues esta es una via de conseguir un gobierno al estilo de el poder ciudadano , los CDR en cuba, o la Yamahiriya Arabe Libia, las asambleas populares seran los organos de expresion. Por otro lado el FSLN sera la unica expresion de poder ya que los CPC ( o PC como quiiera llamarse) son creados, dirigidos, mantenidos por las secretarias municipales y distritales del partido de gobierno por tanto es el frente el unico partido con posibilidad de gobernar en esta estructura.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor