Confidencial » Blog » Leer artículo

El 'Coronista'

Por América en un Volks

Un viejo Volks ha traído hasta Nicaragua a tres jóvenes aventureros que cargan más sueños que equipajes. Vienen recorriendo un contienente que se les abre con sus historias.

Carlos Salinas Maldonado | 18/4/2012
@CSMaldonado

Cuando vimos el carro, todos esa noche coincidimos que con él no llegarían lejos. Pensaban cruzar el país, hasta el Caribe, haciendo el viaje en esta máquina de ingeniería alemana cuya marca da un sabor romántico a esta aventura que los “dromómanos” iniciaron ya hace unas semanas en México: recorrer el continente embutidos en un Volkswagen Pointer de fabricación brasileña, hasta la Argentina, contando las historias de cada uno de los países donde paran.

--Con eso no llegan--, les dijo Sofía echándole una mirada de lástima al viejo carrito.

--Nos ha traído hasta acá--, replicó, desafiante, Pablo.

Sí, el viejo Volks ha traído hasta Nicaragua a tres jóvenes aventureros que cargan más sueños que equipajes. Vienen recorriendo un continente que se les abre con sus historias. Penetran sus carreteras, se bañan en sus playas y lagunas, pasan al lado de sus volcanes y se detienen para beber ron, cerveza o vino con la gente que tiene el placer de conocerlos y platicar con ellos. Como yo.

He tenido el placer de conocer a Alejandra, de México, Pablo y José (Patxi), de España, los dromómanos que se han lanzado a esta aventura de locos que yo he terminado envidiando. Con ellos hemos hablando de periodismo entre copas (muchas copas) de vino y cervezas. Soñamos con proyectos que nos permitan escribir esas historias que nos gustan, las “de los otros”: los que sufren la violencia, la desigualdad, el horror y el olvido. Los mismos que siempren levantan este continente de sus cenizas, con ese trabajar día a día, con esa esperanza de salir adelante. Con la fuerza que les nace de las entrañas.

Alejandra, Pablo y José han conocido la violencia de las pandillas y el crimen organizado en El Salvador y Guatemala; la corrupción, la violencia más brutal y la desolación que carcomen Honduras, un país en el limbo, al bordo del abismo; el romanticismo de la revolución, el auge del narcotráfico y la división política en Nicaragua. Y siguen aquí, cazando historias, montados en su Volks. El viaje es una excusa para hacer periodismo. O el periodismo es la excusa para hacer este viaje.

Aquella noche todos coincidimos en que en ese carrito no llegaban al Caribe. Ni en chiste. Pretendían hacer el viaje hasta Río Blanco y luego probar suerte (un aventón, a bordo de un camión, en un bus) hasta Bilwi. “Una locura”, repetimos a coro. Para ellos no. Tienen el hambre por conocer. Tienen las ganas de ver. Tienen el deseo de contar. Y lo han hecho: sus historias han sido publicadas en diarios y revistas de renombre: Gatopardo, El Universal, El País… Periodismo en estado puro.

Y así van por las Américas, a paso lento, catando cada país, confundiéndose con su gente. Y dándonos un chorro de esperanza a quienes nos topamos con ellos. Su viaje es una aventura, pero también un claro mensaje: para cumplir un sueño basta con las ganas de hacerlo.

--------

PD: El Volks se quedó en Managua. El viaje hasta el Caribe era demasiado para la vieja máquina, por lo que se fueron en avioneta (¡vaya aventura!). Dentro de unos días, sin embargo, el motor del carrito volverá a vibrar sobre las carreteras que llevan a los dromómanos hacia el sur, camino a la Argentina.

Descripción

Este blog intenta comentar, en crónica, pequeños hechos de la vida diaria. Aquí cabe de todo, hasta la política.

Acerca del Autor

Estoy irremediablemente enganchado al Periodismo. Bajo aquella premisa de que 'periodista es gente que le dice a la gente lo que pasa a la gente'.

Entradas Antiguas