Confidencial » Política » Leer artículo

¿De dónde salió el 62.4% de los votos de Ortega?

El “brinca-brinca” de las cifras del CSE

* Del conteo oficial del 85.8% al 98.7% se produjeron “saltos portentosos” en la votación para el FSLN

Roberto Fonseca L. | 15/11/2011

De acuerdo a las cifras preliminares y provisionales del CSE, En las elecciones del pasado domingo 6 de noviembre, se registra un total de votos válidos de 2.512,584, cifra levemente superior al total de votos válidos registrados en los comicios nacionales anteriores, del año 2006, en los que Daniel Ortega resultó reelecto.

En efecto, de acuerdo a una base de datos detallada, de junta por junta, recopilada por Hagamos Democracia en las elecciones nacionales 2006 se registró una votación válida de 2.338,456, por tanto, al compararla con las cifras oficiales de 2011, se observa que el aumento es de apenas 174,128 votos válidos, en comparación con el estimado de más de 350 mil nuevos electores que se incorporan cada cinco años.

En las elecciones nacionales de 2006, según la base de datos de los resultados electorales del organismo cívico Hagamos Democracia, y que comprende los resultados junta por junta, en los 153 municipios, el candidato del Frente Sandinista, Daniel Ortega, obtuvo un total de 874,264 votos válidos a nivel nacional.  

Mientras en las elecciones del pasado domingo, Ortega obtuvo un sorprendente caudal de votos, que alcanza los 1.569,287 votos válidos (62.4% de la votación), cifra que implica un aumento de 695,019 votos válidos, con respecto a los comicios anteriores.

La segunda fuerza política, la alianza Partido Liberal Independiente (PLI), que es la unión del PLI y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), suma 778,889 votos válidos (31% de la votación). Esa cifra sería menor a la registrada en 2006.

En efecto, si tomamos como referencia que la Alianza Liberal Nicaragüense  (ALN) y el MRS obtuvieron juntas un total de 809,102 votos válidos, eso implicaría que en los comicios 2011 perdieron 30,123 votos válidos .

Por su parte, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con la candidatura de Arnoldo Alemán, es el gran perdedor de la contienda electoral 2011, ya que registra apenas 148,507 votos válidos (5.9% de la votación), muy por debajo de los 636,249 votos válidos a su favor en 2006. Eso significa que sufrió un terremoto político, provocado por un desplome de 487,742 votos válidos. ALN apenas obtuvo 10 mil votos, o sea unos 40 mil menos que el numero de representantes y fiscales propietarios y suplentes que le correspondían, lo cual evidencia que su estructura fue suplantada por la maquinaria del FSLN, pues ni siquiera ellos mismos votaron por su candidato Enrique Quiñónez.

En el balance legislativo, de oficializarse estos resultados el FSLN obtendría una mayoría calificada para reformar la constitución y elegir magistrados a su antojo con 62 diputados. El PLI se convertiría en una oposición minoritaria con 26 diputados, y la bancada del PLC quedaría reducida únicamente a 2 diputados.

¿De dónde salen los votos del FSLN?

Esta es la mayor incógnita de estos comicios 2011, ya que para alcanzar los 695,019 votos válidos extras, tendría que ocurrir, juntas, todas estas variables. Que haya recibido la totalidad de los votos que se fugaron del PLC (487,742), que los 18,841 votos válidos de Acción Cristiana (AC) se pasaran también automáticamente a la casilla 2, que todos los nuevos votantes del 2011 (174,128) también vieran en Ortega a su líder. Y, aún así, la suma arrojaría 680,711 votos válidos extras.

Por tanto, todavía necesitaría 14,308 votos de los que presuntamente se fugaron de las filas PLI-MRS. Sólo así, matemáticamente, se consiguen los 695,019 votos extras de Ortega.

Al mediodía del 7 de noviembre de 2011, el pleno del CSE se presentó ante la prensa nacional y extranjera y su presidente, Roberto Rivas, dijo que sería la última comparencia pública, con 85,8% de las juntas de votación escrutadas hasta ese momento. Con ese universo escrutado, Rivas dijo que no se esperaban sorpresas, por tanto podía felicitar a Ortega, virtual ganador.

Cifras brinca-brinca

Sin embargo, las cifras sí saltaron y sí sorprendieron entre ese 7 de noviembre y la tarde del 10 de noviembre, con 98,7% de las juntas escrutadas. Para muestra un botón. En el municipio de La Libertad, Chontales, donde nació Ortega un 11 de noviembre de 1945 y donde nunca había ganado en comicios anteriores, desde 1990 hasta 2006, se registraron primero 2,211 votos válidos y 70% a favor del candidato sandinista y, días después, los votos válidos aumentaron hasta 4,786 y Ortega seguía ganando con 54,1%.

Pero, un caso de los más inverosímil es Waspan, donde con el 85,8% de las juntas escrutadas, registraba 3,952 votos válidos, y posteriormente, con 98,7% de las juntas, se disparó a 11,946 votos válidos. Obviamente, el ganador es Ortega, con 70.0% de la votación.

A esas cifras saltarinas no escaparon tampoco, por supuesto, las principales plazas electorales. En el caso de Managua, entre el 7 y 10 de noviembre, las cifras de votos válidos se multiplicaron de 292,129 votos válidos a 529,175 votos válidos. Igual en el caso de Matagalpa, de 21,840 a 70,265 votos válidos, en un lapso de 72 horas.

La misma tendencia se observó en León, donde pasó de 64,497 votos válidos a 97,550 votos válidos.

El recuento de votos válidos, precisamente, es quizás una de las etapas del proceso electoral que ha despertado dudas y desconfianza entre los observadores nacionales e internacionales, por la falta de transparencia y cambios de última hora en las reglas del juego, la más importante, el código de seguridad preestablecido en cada una de las boletas de votación, violando así una disposición de la Ley Electoral que se cumplió en los anteriores procesos electorales.

Urnas “preñadas”

Con el paso de los días han venido surgiendo un sinnúmero de denuncias y evidencias sobre irregularidades, anomalías y violaciones a la Ley Electoral. Sin embargo, las autoridades del Consejo Supremo Electoral y el presidente Ortega las han calificado como “históricas” y “fiesta cívica”.

En su última comparecencia pública, Rivas se mostró orgulloso de que sólo 18 juntas de votación se habían impugnado a esa fecha –7 de noviembre—con 85,8% de las juntas totales escrutadas. “Para nosotros es un proceso maravilloso, esa pequeña realidad de juntas impugnadas”, dijo. Posteriormente, con 98,7% de juntas escrutadas, las impugnadas bajaron todavía más: a 13.

Sin embargo, a esa votación sobresaliente del Frente Sandinista, mucho más allá de su tendencia histórica, la oposición y sectores de la sociedad civil la atribuye al fenómeno de las urnas “preñadas”, es decir, de las urnas con boletas extras.

A Confidencial Digital han llegado una media docena de actas de escrutinio alteradas. Una de las más sorprendentes es una copia del Acta de Escrutinio 06056314-2, correspondiente a una junta de votación del Distrito VI de la capital, en la que se indica que se recibieron 400 boletas, sin embargo allí el Frente Sandinista ganó con 689 votos.

Igual ocurre con el Acta 06052773-1, del Distrito III de Managua, donde también se anota que se recibieron 400 boletas, pero el Frente Sandinista obtuvo 597 votos válidos. En letra, esa última cifra es totalmente ilegible.

La Comandante guerrillera Dora María Téllez, ex legendaria combatiente contra la dictadura somocista y hoy figura opositora al Frente Sandinista, presentó un informe de incidencias de 10 páginas, que contiene un sinnúmero de irregularidades, abusos y violaciones a la Ley Electoral. Entre ellas, nombres y apellidos de simpatizantes sandinistas, que en la Villa 15 de julio, de Chinandega, al occidente del país, votaron hasta tres veces, en tres diferentes juntas de votación.

Incluso, la denuncia de Téllez refiere el caso de tres juntas de votación en el puerto de Corinto, donde efectivos de la Fuerza Naval, acantonados allí, votaron varias veces, infringiendo la Ley Electoral. Sin embargo, el reporte de incidencias no brinda nombres.

“No aceptamos, ni aceptaremos en ninguna circunstancia y bajo ninguna condición, un resultado electoral producto de la violación de la voluntad del pueblo, expresada en su voto”, dijo Téllez, fundadora del opositor Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Fiscal PLI: incumplen la Ley

A Jilma Martínez, de 29 años y de figura menudita, le tocó vivir en carne propia todas las irregularidades, anomalías y atropellos que describen los observadores nacionales e internacionales en sus informes preliminares, al desempeñarse como fiscal del PLI del centro de votación 501, que aglutinó a ocho juntas de votación y que funcionó en condiciones precarias –con toldos plásticos—en Colonial Los Robles, Managua.

“Yo he trabajado en otras elecciones como observadora y en esta ocasión la principal diferencia que noto es el total incumplimiento de lo establecido en la Ley Electoral”, señaló la joven Martínez.

Las irregularidades comenzaron desde el día anterior a la votación, el sábado 5 de noviembre, cuando al caer la tarde llegó el material electoral trasladado por personal sin identificación alguna. Se negaron a contar las boletas que llegaron al centro de votación. Una de las fiscales creí que estaba en representación de la ALN, hasta que la presidenta de la JRV –de filiación sandinista—la corrigió y le indicó que era del APRE.

Se impuso por primera vez la figura de Coordinador o Coordinadora de JRV, que era ocupado por un militante o activista del FSLN y que en la práctica ejercía mayor poder que el propio presidente de JRV. Este funcionario, del cual no se establecen funciones ni en el propio Manual Paso a Paso del CSE, prohibía el ingreso de los medios de comunicación, amenazaba con expulsar a fiscales del PLI o de otros partidos e impidió el escrutinio ordenado.

En su JRV, la número 2951, acudieron 220 votantes de un total de 337 electores inscritos, lo que equivale a 57% de participación.

La joven comentó que en este Padrón Electoral, a su papá –quien falleció 12 años atrás y le dieron de baja en el Padrón Electoral de las elecciones municipales de 2008-- esta vez le dieron nuevamente “de alta”.

Cuando llegó el momento del escrutinio, se negaron a marcar como “No usadas” las boletas que no se utilizaron en la jornada electoral, por “considerar que no es necesario”, en lugar de ser porque así lo mandata la Ley. Y finalmente, en tres ocasiones, llegaron en plan de intimidación decenas de activistas y simpatizantes orteguistas, armados de morteros y de garrotes, a presionar por el cierre del centro de votación. Mientras tanto, los efectivos policiales se quedaron de brazos cruzados, sin intervenir.

Jilma Martínez se quedó con una copia del acta de escrutinio casi ilegible, porque le tocó la última copia al carbón. En su JRV ganó el PLI, con 132 votos válidos, y el Frente Sandinista se ubicó con 80 votos válidos. Sin embargo, no puede asegurar si el acta transmitida al centro de cómputo fue alterada o no.

En todo el centro de votación –donde habían ocho JRV—la relación fue a favor siempre del PLI sobre el Frente Sandinista, en una proporción de 60% vs 35%.

En León y Ometepe

El pasado 9 de noviembre, representantes del movimiento de Alcaldes 9 de Noviembre, denunciaron como “fraudulento” el proceso electoral del 6 de noviembre.

“El fraude implementado hoy es sencillamente una versión mejorada y ampliada del fraude de las elecciones municipales del 2008 y regionales del 2010. Hemos sido testigos y víctimas, junto a miles de nicaragüenses, de violencia, represión, maltrato y amenazas por parte de funcionarios y sectores afines al gobierno de Daniel Ortega, sólo por el hecho de querer votar o de pedir transparencia en el manejo de nuestros votos”, dijo Ariel Terán, candidato a la Alcaldía de León en 2008 y miembro del movimiento edilicio.

Uno de los alcaldes presentes, Hernaldo García, del municipio de Altagracia, en Ometepe, denunció que mientras recorría las juntas de votación entre ese municipio y una comunidad, le salió al paso una camioneta de tina cargada con militantes y activistas del FSLN armados de bates de aluminio y que actúan como grupos de choque e intimidación.

Al frente de ellos, una persona identificada como Orlando Montiel. “Me dijo que me iba a pegar tres balazos si seguía recogiendo las actas”, denunció García.

Por su parte Terán, a preguntas de este redactor, aseguró que tienen en su poder tres actas de escrutinios “preñadas” con 600 ó 700 votos, cuando la Ley establece que una junta de votación no debe exceder de los 400 votantes.

Comentarios

5
melvin

sigo sin entender comentarios tras comentarios y las pruebas donde están y el nivel organizativo para tener evidencias hay pobrecitos tan inocentes ellos que no pudieron tener pruebas sigo esperando pruebas para creer en estas noticias que mas bien no ayudan a la paz del país y solo sembrando cizañas
hagan algo productivo por el país y no sigan generando violencia aqui lo que queremos es paz paz y unidad entre los Nicaraguenses

4
DENIA VILAVICENCIO FLORES.

son unos mañosos todos los padrones deverian d eser de 400 jajajajja y aparecen votantes 755 clase de robo que ni ellos se las creen si son unos torpesssssssssssssssssssss

3
DENIA VILAVICENCIO FLORES.

lo mismo fue en todo el territorio nacional , aca en diriamba , los centros en de votacion amanecieron solo los niños lindos del fsln , en toda la totalidad de todos los centros de votacion, y ya con boletas marcadas en su cochina casilla 2 y que nos quedo , ni modo , ya nos tenian , con la soga al cuello y segun ellos el proceso se desarrollo lindo , calmo abundantes filas, delm pueblo votando , pero diciendo noooooooooooo , a ortega y sus secuaces, pero que tranquilidad , y ni que se diga por la noche , eran unos turveros , ,por todo el territorio nacional, apropiandose en su totalidad de toda la documentacion del conseja supremo matador y violador de los derechos humanos,

2
MarlonU

A mitad del articulo me aburri y deje de leerlo

1
Freddy Narvaez

Mas de lo mismo!!! Cuando sera que, los partidos politicos (por que ellos fueron los que participaron en las elecciones) van a salir a luz publica, PRUEBAS en mano a demostrar sus calumnias y patranas? NUNCA!!!! Al contrario, cada dia mas se unen las voces del mundo que saludan el triunfo electoral del FSLN, ni EEUU que es el alidao historico de la oligarquia criolla ha dicho esta boca es mia, claro mandaron a ladrar a una gringa caituda, pero sin mayores consecuencias. Senores, el FSLN gano las elecciones limpiamente y con el 63%, que quieren "donacion de votos"? o uno que otro escano en el parlamento? Saben cuando?......

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor