Confidencial » Opinión » Leer artículo

Buen comienzo

Edmundo Jarquín | 19/8/2011
@mundoj1

Hoy se inicia oficialmente la campaña electoral, y Fabio Gadea Mantilla se adelantó presentando el pasado jueves su Programa de Gobierno.

Un buen comienzo de la etapa oficial de la campaña, e insisto en llamarla etapa oficial, porque para efectos prácticos la misma empezó desde hace mucho tiempo. En el caso de Ortega, ha estado en campaña, usando y abusando de los bienes del Estado, desde que se inició su gobierno. Es decir, lleva casi 5 años en campaña. En el caso de Fabio, hace 6 meses, desde que se  inscribió, y no fue rechazada, la Alianza PLI, que él encabeza.

Desde entonces, el progreso de la campaña de Fabio ha sido obvio. Para lo que correspondía hacer en la etapa previa al inicio oficial de la campaña, todos los objetivos se cumplieron ampliamente.

Primero, se logró instalar e identificar su nombre y candidatura en la casi totalidad de ciudadanos. ¿Cuántos nicaragüenses saben que existen otros candidatos, además de Fabio, Ortega y Alemán?

Segundo, Fabio y su campaña lograron “definirlo” ante la ciudadanía, en vez de que lo “definieran” sus adversarios. Fabio luce auténtico, creíble, diferente a los otros políticos, dueño de sus decisiones y capaz de llevarlas a cabo, y el mayor ataque, que es viejo, se lo sacó, como verónica de torero frente a la embestida del toro, con aquello de “viejo joven”, es decir, mayor en edad que los otros candidatos, pero, a diferencia de ellos, joven de ideas. Los otros representan y ofrecen el pasado; Fabio representa el cambio y ofrece el futuro.

Tercero, Fabio luce como la única alternativa frente a Ortega. Es obvio que esta elección se polarizará entre Fabio y Ortega, y en la medida que esa polarización avance, más evidente resultará que Fabio puede derrotarlo.

Y ahora, con la presentación de su programa, Fabio se ha desmarcado totalmente de sus adversarios.

En un programa hay, usualmente, dos componentes básicos. Su filosofía, es decir las ideas centrales que lo inspiran y orientan, y las propuestas concretas.  En la extensión de este comentario, me limitaré a destacar algunas de esas ideas centrales de la propuesta de Fabio, que lo separan claramente no solamente de sus adversarios, sino también de la poco envidiable tradición política nicaragüense.

Fabio ha ofrecido un “Gobierno para Todos, con absoluto respeto a la diversidad, sin discriminaciones partidarias, ideológicas, religiosas, raciales o de género”, y en su discurso elevó a categoría de valor ético el “tratamiento por igual a todas y todos los nicaragüenses”.  Esto separa a Fabio no solamente de sus adversarios en esta contienda electoral, sino de la tradición política nicaragüense, que tanto daño ha hecho, de gobiernos que gobiernan solamente para sus militantes y simpatizantes. “Me propongo, agregó, terminar con el ciclo perverso de confrontaciones ideológicas y sectarias, y de gobiernos que han empobrecido a Nicaragua por el afán de servirse ellos mismos y no al pueblo nicaragüense”.

A tono con lo anterior, Fabio también ha lucido inaugural en términos de la política nicaragüense al decir: “También proponemos terminar con otro ciclo perverso: que cada gobierno es un nuevo comienzo, un empezar de cero y, con dolorosas y graves consecuencias, una nueva redistribución de los balances de poder económico y de los derechos de propiedad. Lo que se está haciendo bien, lo seguiremos haciendo, pero mejor. Y no dejaremos que el pasado de odios y rencillas nieguen el futuro de nuestro país”.

Y finalmente, en un gran acto de responsabilidad, de reconocer lo que se puede ofrecer con honestidad (¡qué diferencia con las promesas de “hambre cero”, “desempleo cero” y otras cosas que escuchamos por ahí!), Fabio dijo: “No estamos proponiendo imposibles. No estamos prometiendo lo que no podemos cumplir. No estamos proponiendo todo lo que quisiéramos hacer, pero si estamos proponiendo LO QUE NO SE PUEDE DEJAR DE HACER EN LOS PRÓXIMOS 5 AÑOS para poner a Nicaragua en la senda de la prosperidad y libertad para todos”.

Entonces, si de credibilidad de los candidatos se trata, no hay dónde confundirse.

Propuestas concretas

Y en cuanto a propuestas concretas, imposibles de mencionarlas todas en la brevedad de este programa, pero lo iremos haciendo sábado a sábado, Fabio también se diferenció, y nítidamente, de los otros candidatos.

“El GOBIERNO PARA TODOS, que propongo y haré realidad, señaló Fabio, pondrá a los nicaragüenses de manera definitiva en la senda del desarrollo humano sostenible, con beneficios distribuidos de forma justa entre toda la población,  y en pleno ejercicio de las libertades democráticas”.

Y agregó: “El objetivo más urgente del desarrollo humano sostenible es atender las necesidades de empleo, mejores salarios y menor costo de la vida, que son la prioridad de la inmensa mayoría de nicaragüenses. Esa será, también, la principal y más urgente prioridad de mi gobierno”.

Pero lo anterior, más empleos, mejores salarios y menor costo de la vida, no se quedó en un enunciado sin contenido. Fabio hizo propuestas concretas para materializar ese objetivo.

Así, en la reforma tributaria que el gobierno actual se ha comprometido enviar a la Asamblea Nacional el próximo año, Fabio dijo que se adoptarán las medidas que permitan bajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 15 al 12%. Eso significa, por un lado, reducir el costo de la vida, y a la vez elevar el salario real, porque con el mismo dinero los nicaragüenses podrán comprar más.

A la vez, Fabio se comprometió a bajar el techo del impuesto sobre la renta de las Micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) al 20%, con lo cual habrán más de ese tipo de empresas, que son las que más empleos generan.

Es decir, con Fabio, además de crecer más y mejor Nicaragua, que es el primer eje de su programa de gobierno, se tendrán más y mejores empleos.

Entonces, si usted quiere más empleos, mejores salarios y menor costo de la vida, no hay dónde confundirse el próximo 6 de noviembre.

* Este texto corresponde a la edición 162 de la columna "El Pulso de la semana", que el autor escribe y transmite por Radio Corporación.

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor