Confidencial » Opinión » Leer artículo

El Pulso de la semana

Credibilidad

Edmundo Jarquín | 16/7/2011
@mundoj1

Está absolutamente establecido que a la tasa de crecimiento económico promedio de los últimos 20 años, que anda alrededor del 3% anual, es imposible crear el suficiente número de empleos, y empleos de calidad, que permitan reducir de manera importante y sostenible la pobreza.

Para tal fin, se necesitaría crecer, en promedio, al doble. Esto requeriría que las inversiones crezcan de manera sustancial y diversificada (por tamaño y por sector).

Aunque el tema resulta trillado, es pertinente retomarlo porque durante los últimos días El Nuevo Diario ha estado reportando sobre el caso del complejo turístico de San Juan del Sur, Pelican Eyes, también conocido como Rocas y Olas.

Resulta que un número no despreciable de inversionistas norteamericanos se sienten estafados por una trama de intereses en que se confunden magistrados, intereses del partido de gobierno  y dirigentes políticos de las cúpulas gobernantes de los últimos años.

En resumen, corrupción retroalimentada con inseguridad jurídica para los inversionistas, teniendo como trasfondo el pacto Ortega-Alemán que ha deteriorado el Estado de Derecho que se empezó a construir y consolidar a partir del año 90.

En esas condiciones, ¿cuándo vamos a tener las suficientes inversiones para salir adelante?

Y ahora resulta que tanto Ortega como Alemán son candidatos presidenciales, y ambos ofrecen los empleos que es imposible puedan crear.

Entonces, la próxima es una elección en que la credibilidad de los candidatos será lo más importante. Y no cabe duda que ni Ortega, ni Alemán, tienen esa credibilidad.

Pérdida del “bono demográfico”

En la misma dirección, también El Nuevo Diario reportó que Nicaragua estaba entre los países que estaban perdiendo el llamado “bono demográfico”, con lo cual si ahora estamos mal, de seguir así, en el futuro inevitablemente vamos a estar peor.

El “bono demográfico” es el que tienen países como el nuestro con mucha juventud. Pero esta no es una situación indefinida, pues está juventud irá cambiando de edad, envejeciéndose, y como ahora la tasa de natalidad es bastante menor que en el pasado, la estructura demográfica del país en su conjunto se envejece. El significado económico es que habrá cada vez menos población en edad de trabajar, en comparación con la población que ya no está en edad de trabajar y por tanto de producir.

Se llama “bono demográfico” porque es una oportunidad, si se sabe aprovechar, pero esa oportunidad cuando se pierde, se pierde para siempre. Es el riesgo en que está nuestro país, pues para aprovechar esa oportunidad esta población joven debe tener una educación de calidad, que la habilite para tener empleos de calidad y por tanto de mayor productividad.

Pero en el caso de nuestro país, esa oportunidad se está perdiendo de dos maneras. Por un lado, la población infantil y juvenil no está teniendo educación de calidad   -es más, muchos no están teniendo ninguna educación- y una gran cantidad de los que han recibido alguna educación está migrando al extranjero, por falta de oportunidades de empleo en Nicaragua.

Si perder “el bono demográfico” es perder el futuro, ¿habrán muchos nicaragüenses que en la próxima votación apuesten por quienes representan el pasado y el continuismo, y que nos han colocado en el borde del fracaso total como sociedad?

Difícil de creerlo.

Más sobre credibilidad

El Consejo Supremo Electoral, sigue acumulando abusos y violaciones de la ley.

En la presente semana emitió el Reglamento sobre Ética Electoral y omitió totalmente en el mismo lo establecido en la Ley Electoral, prohibiendo el uso de bienes del Estado con fines de propaganda electoral y el proselitismo político en las oficinas públicas.

Qué duda cabe que la ilegal candidatura de Ortega tendrá mucha mayor propaganda electoral  -de hecho, todo su gobierno ha sido una continua campaña electoral-,  violentando incluso la Ley Electoral con el uso y abuso de los bienes del Estado.

Pero la masiva propaganda del candidato gubernamental no le dará la credibilidad que le niegan los hechos.

Pongamos un ejemplo. La propaganda de Ortega dice que hará un “gobierno de todos, y por el bien de todos”. Eso no es diferente a lo que prometió en 2006: unidad y reconciliación nacional. Todos sabemos que apenas volvió a gobernar, se reinició la exclusión y discriminación sectaria y partidaria.

¿Puede resultar creíble que en el futuro no siga ese sectarismo y esa prepotencia partidaria?

¿Qué creen los 30,000 empleados públicos y sus familiares que fueron despedidos sencillamente porque no pertenecen al partido de gobierno?

¿Qué creen las otras decenas de miles de empleados públicos y sus familiares, que se sienten humillados porque han tenido de adquirir el carnet del partido de gobierno, y asistir a sus manifestaciones y movilizaciones para no perder el empleo?

¿Y los que han sido hostigados por la Dirección de Ingresos y la Dirección de Aduanas?

¿Y los que han tenido que afiliarse al FSLN o a un CPC para tener acceso al Bono Productivo Alimentario, o a las láminas de zinc que en este año electoral se distribuirán en mayor cantidad?

Desde luego, ahora que como parte de la propaganda electoral aumentará la repartidera, recomendamos a quien le ofrezcan algo, que lo reciba, que lo agarre como se dice popularmente, pero que el día de la votación, enfrentado a su conciencia, se pregunte si desea que las cosas sigan igual, o quiere que cambien. Que el día de la votación decida si prefiere que le regalen una lámina de zinc, o tener un buen empleo para comprar esa lámina de zinc y muchas otras cosas que necesita permanentemente, y no solamente durante las campañas electorales.

Comentarios

3
Julián

Que barbaridad? Que viejo mas feo!!
Lo que me ha llamado la atención es que no le han parado pelota al MVE-MRS. No pego ese maridaje con los PLI, para tener un apellido liberal. Yo les puedo asegurar que donde yo vivo los MRS ya se regresaron al FRENTE y este señor experto en recetas del FMI, Banco Mundial junto con el cuentisto 15 años parlacenico, van a quedar como quedó sergio y otros que conozco, solo volando mordiscos al aire y desde largo.

2
Edwin

Mi estimado Dr Jarquín. Estos comentarios no llegan al pueblo votante. Quedan en un grupusculo intelectual que no pesa. Cambie su forma de enviar sus mensajes y otro gallo le puede cantar.
Saludes.

1
MarlonU

Otra vez con el cuento de que con un gobierno liberal van a venir todos los capitalistas del mundo a invertir a Nicaragua! parece que este señor que es analista economico no ha visto que su amado EEUU esta por caer en depresion e iliquidez por su enorme deuda y deficit fiscal, que esta analizando aumentar su techo de deuda para no caer en mora, en que planeta vive? la solucion no es esperar a que otros vengan a ayudarnos con millones, sino mejorar los niveles de produccion y productividad nacional, camino a el cual el actual gobierno esta encaminado, si los liberales no hubieran vendido como chatarra toda la maquinaria productiva del pais incluso hasta el ferrocarril, y hecho creer que era mejor comprar el arroz que sembrar, Nicaragua estaria mejor, se que al llegar al poder ofreceran al extranjero vender y privatizar todo el estado de nuevo como receta magica para salir de la pobreza! siguen viendo como un desperdicio de recursos el entregar zinc, gallinas y cerdos al campesino, porque como nunca han vivido bajo un plastico, ni padecido hambre consideran que es mejor ahorrar centavos y darselos al gran empresario que darselos a un pobre y humilde campesino, la misma maldita vision de los poderosos de que solo ellos tienen la capacidad de producir y crear riqueza! que necesitan haber nacido rico, estudiado en el extranjero o trabajado para el banco mundial para saber que hacer por el pais!

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor