Confidencial » Opinión » Leer artículo

Juventud se va, por falta de oportunidades

Edmundo Jarquín | 26/3/2011
@mundoj1

Desolación de la educación sin empleo

“De qué sirve estudiar si después uno no consigue empleo”, escuché hace algún tiempo decir a una joven en un programa de televisión.

Esa desoladora declaración volvió a mi memoria cuando esta semana leí en El Nuevo Diario un reportaje según el cual diversos expertos, unos en educación y otros en migraciones, coincidían, en base a diversos estudios, que son los jóvenes más calificados los que dejan el país.

La razón es muy sencilla: personas que se educan no están encontrando oportunidades de empleo que se correspondan con las expectativas que se derivan del esfuerzo que hicieron estudiando. Esto en el mejor de los casos. Porque con frecuencia, es que no encuentran oportunidades de empleo de ninguna clase.

Sería irresponsable y desproporcionado de mi parte atribuir semejante tragedia exclusivamente al actual gobierno.

Pero no es ni irresponsable ni desproporcionado decir que si la historia económica de las últimas tres décadas es lo que se ofrece de futuro para Nicaragua, jamás saldremos de esa tragedia.

Necesitamos, y podemos, crecer más, y mejor.

Crecer más, al doble como mínimo del promedio de los últimos 15 años, para que se generen más empleos.

Y crecer mejor, con mayor diversificación sectorial, con mayor énfasis en la producción, y con más cobertura territorial. De esta forma, a la vez se crecerá mejor socialmente, porque se podrán ofrecer empleos de mejor calidad y por tanto de mejor salario.

Lo anterior requiere de muchas cosas, y muchos tendrán muy buenas sugerencias de políticas, proyectos y acciones, y todas esas sugerencias son bienvenidas. Pero sin duda, nada es más importante que tener un sistema judicial que proporcione seguridad jurídica, para poder tener las muchas inversiones de todo tamaño que se requieren, y confianza política, para que los empresarios de todo tamaño no teman que la arbitrariedad política los despoje de sus derechos.

Insisto en inversiones y empresarios grandes, medianos y pequeños, porque no se trata solamente de tener pocas grandes inversiones. El empresario grande tiene el poder para no temer tanto al gobierno de turno y sus arbitrariedades. Pero no es el caso de los muchos medianos, pequeños y microempresarios, que son los que generan más empleos, y, a la vez, son más vulnerables a la arbitrariedad política.

De cara a las próximas elecciones, la enorme cantidad de potenciales empleadores, y la aún mayor cantidad de potenciales empleados, deberían preguntarse si quienes como futuro les están ofreciendo el pasado y el continuismo, son la mejor opción.   

Corrupción y empleo

Por varias razones, la corrupción es una gigantesca máquina de desigualdad y pobreza. Y el actual gobierno, que dice estar tan preocupado por esos temas, ya ni se inmuta frente a las denuncias de la galopante corrupción, como lo demuestran los casos recientes, tanto en la empresa pública que maneja los aeropuertos, como en la Alcaldía de Managua.

Para empezar, la corrupción pone los incentivos en la especulación y el acceso a las decisiones políticas que permiten el rápido enriquecimiento, y no en la inversión que genera empleos y crecimiento económico.

En segundo lugar, la corrupción redistribuye recursos, pero no a favor de la mayoría, sino de la minoría que tiene acceso a las decisiones políticas que hacen posible la corrupción. A menos más ricos por la corrupción, como está ocurriendo, muchos más pobres por la misma razón.

En tercer lugar, la corrupción priva al gobierno de recursos que bien utilizados podrían solucionar problemas de la vida diaria de todos los nicaragüenses.

Sería bueno, por ejemplo, que las autoridades responsables del suministro de agua potable digan cuántos pozos se podrían haber rehabilitado, cuántos nuevos pozos se podrían haber perforado, y cuántas conexiones domiciliarias se podrían haber hecho, con los recursos de los numerosos casos de corrupción que han sido denunciados, y que ni siquiera se han investigado.

Reflexionar sobre lo anterior es pertinente, porque en la semana que termina se conmemoró el Día Mundial del Agua, y con tal motivo se puso en evidencia que apenas uno de cada dos nicaragüenses tiene acceso a cañerías, y en muchos casos eso no significa que al abrir la paja, salga agua. ¡Qué vergüenza!

Agua y salud

Los expertos en salud lo podrán documentar, pero no me cabe le menor duda que si un nuevo gobierno hace un esfuerzo sostenido para ampliar de manera sustantiva la cobertura nacional de agua potable, el perfil sanitario de la población mejoraría notablemente.

Entonces, no es asunto simplemente de tener o no tener agua potable, es que teniendo agua potable habrá menos enfermedades, y las familias y el Estado gastarán menos en medicamentos, y por tanto las familias tendrán más dinero disponible para alimentos y vestuario, por ejemplo, y el Estado tendrá más recursos para usarlo en atender otras necesidades de la población. Es decir, con más acceso al agua potable, habrá menos pobreza.

Se ve, entonces, como la corrupción, que se lleva los recursos que podrían dedicarse al agua potable, genera pobreza.

En conclusión, menor corrupción es una exigencia ética, pero también un requisito para el desarrollo económico y social. Y así lo deberían ver los nicaragüenses cuando en las elecciones del próximo 6 de noviembre tengan frente a sus ojos la papeleta electoral.

(Este texto corresponde a la columna semanal que el autor escribe y transmite por Radio Corporación)

Comentarios

8
Narciso Torrente

El punto del Sr. Jarquin es valido. El expone de que hay un disequilibrio en cuanto la oferta y la demanda del mercado laboral y oporunidades para los egresados de las universidades Nicaraguenses - entre otras cosas. La solucion realmente esta que hay que competir directamentamente para atraer el flujo de capital dedicado a la inversion y establecer en Nicaragua una fuente permanente con crecimiento para combatir la pobreza y otras ineficiencias economicas. El capital extranjero se atrae con capital humano, garantias juridicas y cero corrupcion.

7
Pancho Nicaragua

La mediocridad se extende y domina en nuestra Patria. Para nadie es un secreto que las instituciones del Estado se están nutriendo de serviles y aduladores, de personas inicuas, capaces de tirar piedras contra un grupo de ciudadanos sin importar las consecuencias que puede tener esta agresión. Los ciudadanos que no están de acuerdo con lo que hace el gobierno y manifiestan su descontento cometen un grave delito que los hace merecedores de cualquier atentado, sin importar que ancianos o niños puedan sufrir daño. La conciencia de los mediocres se tranquiliza porque están convencidos que son "agentes del imperialismo", o tal vez "vende patrias", probablemente "oligarcas" y si son "traidores" pues mejor, al final los delincuentes que forman las modernas turbas nicolasianas tienen asegurada la impunidad porque policía, ministerio público, jueces y todo el aparato estatal los protegerán, además que aseguran su puesto de trabajo y el reconocimiento que les hará el dictadorzuelo. Pronto operarán los AMROCS, después del 6 de noviembre, quienes ahogarán si es necesario en sangre cualquier posibilidad de descontento que surja cuando se realice el fraude programado.

Los mediocres son los únicos dispuestos a formar parte de esos grupos delincuenciales, ya que un profesional honesto que haya coronado con esfuerzos su carrera, se respeta a sí mismo.

6
samuel

Parece que Agner Balladares ve a Nicaragua con el mismo cristal con que mira Don Mundo. Si en el pais no hubiera seguridad juridica NO llegaria INVERSION EXTRANJERA. Ni el COSEP, ni ninguna otra organizacion que representa a los empresarios Nicas han dicho que no hay seguridad juridica.Tono Lacayo nos llamo" gringos caitudos" por reclamar el pago de lo confiscado, cuando este Senor hablaba de seguridad juridica. No se si Ud considera que no hay seguridad juridica por el hecho de que Eduardo Montealegre tiene causa con los CENIS o COPROSA en la Iglesia Catolica. Entiendo que en el pais puede haber, como realmente sucede, abusos de poder e indiferencia de jueces, pero estos hechos aislados no deben de ser motivos para considerar que hay una podredumbre total, pues esto nos incluye desde ''a" hasta "z", y no es justo. Creo y entiendo como realmente ha sucedido,que en el marco juridico que cubre a los Nicas hay HUECOS EN LA LEY,pero no hay ausencia de leyes,y esto hace la diferencia.

5
Agner Balladares

seguridad juridica habla samuel.. ?? cual es esa ??

4
samuel

Don Mundo, Ud todavia necesita aprender a diferenciar conceptos. Ningun pais tercermundista ha demostrado tener un crecimiento de nuevos empleos que sea mayor a crecimiento poblacional. Es decir que siempre habra muchisima poblacion joven con preparacion que no sera absorbida por el mercado laboral. Ud como abogado cree que es mas importante la seguridad juridica para asegurar a la inversion extrajera. Creo que en Nicaragua hay suficiente seguridad juridica y suficientes incentivos a los inversionistas, lo suyo es demagogia. Si Ud examinara las estadisticas del pais se daria cuenta que la produccion de energia electrica apenas cubre la actual demanda, es decir sin energia electrica abundante y barata no habra inversionistas, a no ser que ud quiera hacer lo de Bolanos de crear zonas francas y dejando barrios o pueblos enteros sin luz y sin agua ( sin luz no hay bombeo). Tambien la demagogia es corrupcion. Aprenda a ordenar sus pensamientos y busque asesoria, pues Ud esta corriendo a los que quieren votar por Gadea. Su demagogia me recuerda que durante su campana electoral pasada. Ud ofrecio alegremente en la campana pasada construir en Nicaragua en cinco anos medio millon de casas.Como???

3
Juan Perez Pueblo

!Mago! !Eureka! Al fin encontramos a nuestro salvador. !Ave Edmundo! los que seguirán muriéndose de hambre con gobiernos desalmados como el de tu suegra, Alemán y Bolaños, te saludan.

2
Freddy Narvaez

Quiza feo, tengas alguna razon por que en el guiri guiri sos experto, pero sos el menos indicado, no tenes moral para hablar por que nunca haz hecho nada por tu pais.

1
memo

Quisiera agregar que la juventud es la que dispone de la energía y deseos de superación (en cuanto a estudios y en los trabajos). Esos jóvenes profesionales van a contribuir a desarrollar a otros paises, en vez de contribuir al país, pero honestamente ellos no son culpables, el sistema político y económico de Nicaragua, los impulsa a emigrar. Ciertamente podes ser bien preparado pero si no sos político, ni tenes palanca, pocas probabilidades tiene una persona de encontrar un trabajo. Si no decis, sí, sí, sí, a todo lo que digan los políticos que mandan, de seguro perdes tu empleo. Si decis que tenes una ideología diferente al gobierno de turno, de seguro perdes tu empleo. ¿Entonces que les queda a los jóvenes bien preparados que no les gusta la política? Emigrar. Si bien es cierto que contribuyen enormemente a la economía de sus familias (con remesas), ningún país del mundo ha salido de la pobreza, cuando su juventud y sus mentes bien preparadas emigran a otros paises. No existen igualdad de oportunidades si no sos un adulador, si no sos un militante del partido de gobierno y si no sos miembro de las organizaciones del partido. Esa es nuestra realidad y mientras no cambien las cosas, los jóvenes partiran.

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor