Confidencial » Opinión » Leer artículo

¿División de la oposición nicaragüense?

Edmundo Jarquín | 22/1/2011
@mundoj1

Los resultados de la reunión que sostuvieron Fabio Gadea Mantilla y Arnoldo Alemán han atizado la desilusión de que participando dividida la oposición en las elecciones de noviembre próximo, el triunfo del Orteguismo es inevitable.

Sí y no.

Sí, porque los resultados de la reunión indicarían que habrá más de una candidatura frente al Orteguismo.

No, por varias razones.

No, porque no necesariamente varias candidaturas significa que la oposición al Orteguismo vaya dividida. En 1990, la oposición se aglutinó en torno a Violeta Barrios de Chamorro, y había varias candidaturas.

En 1996, la oposición al Orteguismo se aglutinó en torno al propio Arnoldo Alemán, pese a que había más de 20 candidaturas.

Lo mismo ocurrió en el 2001, en que pese a que habían otras candidaturas, la oposición al Orteguismo se aglutinó en torno a Enrique Bolaños.

Como lo declaré en entrevista que me hiciera el editor político de El Nuevo Diario, Juan Ramón Huerta, y que se publicara el primer domingo de este año que recién empieza, es muy probable que la próxima elección se polarice entre Orteguismo y anti-Orteguismo, porque el propio Ortega se ha encargado de repolarizar al país. En ese contexto la posibilidad que la oposición se aglutine, aunque haya varias candidaturas, es enorme.

La gran pregunta que deben hacerse los nicaragüenses, y en particular los liberales constitucionalistas que son tan importantes si de unir a la oposición se trata, es la siguiente: ¿En torno a quién hay más posibilidades de unificar a la oposición? ¿En torno al Dr. Alemán, o en torno a Fabio Gadea Mantilla?

“Estaba probando”

“Estaba probando”, dijo el Doctor Alemán cuando al salir de la reunión con Fabio Gadea Mantilla respondió a la pregunta de si había, en efecto, enviado el mensaje que estaba dispuesto a declinar su candidatura.

Alemán, entonces, no negó que había enviado el mensaje y, por el contrario, confirmó lo que se temía: estaba, como popularmente se dice, “chamarreando”, y chamarrear, significa “engañar, burlarse”, según el Vocabulario Popular Nicaragüense de Chantal Pallais y Joaquim Rabella, o “emboscar”, según el diccionario del Español de Nicaragua, del académico de la lengua Francisco Oviedo.

La confirmación que Alemán había enviado el mensaje que estaba dispuesto a declinar su candidatura probó   -y en este caso en el sentido de justificar, según el Diccionario de la Real Academia Española-   que fue correcta la decisión que Fabio se entrevistara con él para confirmar “la voluntad del Dr. Alemán de declinar su candidatura en aras de la unidad nacional”, según lo anunció previamente.

A su vez, la confirmación por la boca del propio Alemán que estaba “chamarreando”, demuestra que estaba jugando con las expectativas y esperanzas del pueblo opositor.

Estamos, entonces, frente a dos liderazgos de diferente cepa. ¿En torno a cuál es más probable que se unifique la oposición?

Los planteamientos del COSEP

La reunión que la dirigencia empresarial, aglutinada en el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), sostuvo con el Presidente Ortega y su gabinete, ha dado mucho de qué hablar.

En el ambiente de polarización política que el gobierno ha provocado, es inevitable y hasta entendible que algunos vean en el sector empresarial una cierta complacencia frente a los abusos antidemocráticos que el gobierno ha cometido.

La anterior circunstancia no debe conducir a ignorar el hecho que, tal como lo hizo con motivo de la Agenda 2010 que presentó el año pasado el sector empresarial, en esta ocasión reiteró la necesidad de la observación electoral internacional y nacional, de la cedulación más amplia, y ofreció una campaña para movilizar el voto.

Que Ortega haya ignorado ese planteamiento no debe conducirnos a que los demás lo ignoremos, o menospreciemos, porque sin quererlo nos estaríamos sumando a la actitud de Ortega y olvidando que, en su oportunidad, si esas demandas, como las de la Conferencia Episcopal y las de otras voces que se han alzado en el mismo sentido no se cumplen, servirán de respaldo a los legítimos reclamos de la oposición si no tenemos unas elecciones con resultados creíbles.

Si eso ocurre, y ojalá que no ocurra porque tendremos una crisis de legitimidad y credibilidad muchísimo mayor que la provocada por el fraude de las elecciones municipales del 2008, Ortega verá el costo de su silencio y menosprecio de ahora frente al planteamiento de la cúpula empresarial.

Economía e institucionalidad

Las discusiones derivadas de la reunión del COSEP con Ortega han conducido a un tema que ha sido objeto de numerosos debates académicos, y es la relación entre economía e institucionalidad.

Las reflexiones económicas contemporáneas han recuperado el pensamiento clásico sobre la importancia de la institucionalidad para el éxito económico. Y en las últimas décadas, más de un premio Nobel de Economía ha sido concedido a partir de esa línea de pensamiento. Es la conocida como Escuela de la Economía Institucional.

Es que los intentos de justificar éxitos económicos sobre la base de una racionalidad económica estrictamente técnica, al margen de consideraciones políticas y morales, han resultado históricamente equivocados. Ciertamente, no es casualidad que el padre de la economía moderna, Adam Smith, autor de la obra clásica sobre La riqueza de las Naciones haya sido, antes que todo, un filósofo de la ética.

Levanto lo anterior porque mientras la importancia de la seguridad jurídica, y no solamente de la propiedad como lo planteó el COSEP, sino también de las personas y todas las transacciones sociales y políticas, como la seguridad que los votos se cuenten bien, es indispensable para un éxito económico sostenible, es irrefutable intelectual e históricamente, lo contrario, que el éxito económico fortalece la institucionalidad, como lo han alegado algunos, no tiene sustento ni en las ideas ni  en la evidencia empírica.

El prolongado éxito en cuanto al crecimiento económico entre 1950 y finales de los 70, que en promedio fue más del triple del crecimiento promedio de los cuatro años de gobierno de Ortega, no se sostuvo porque la institucionalidad de la dictadura somocista le fue adversa.

Menos sostenible es el aparente éxito económico del Orteguismo, en que el crecimiento ha sido mediocre.

Con razón muchos se preguntan: éxito económico…..¿de quiénes?

Este texto corresponde a la edición 133 de la columna El Pulso de la Semana, que el autor transmite por Radio Corporación.

Comentarios

7
don tito

Tienes que estar en el terreno para tocar el sentir del pueblo, no mas corrupsion ni caudillismo expresa el pueblo en su mayoria. todos con Fabio salvemos Nicaragua.

6
charlie

si la oposicio no se une .tengan por seguro que el hijo de puta de ortega gana las ellecciones,ahora otra cosa por que los gringos de una vez por toda no sacan a este mal nacido de ortega de nicaragua,como han echo con otrs paises.el pueblo de nicaragua les estara agradecido.gracias ,espero que publiquen este comentario,

5
Enmanuel Tercero

A don José de León, que mas bien parece José de la China pues anda bien perdido y desactualizado.
En 1996 y 2001, el PLC nos representaba como fuerza de oposición a Ortega, !Ahora ya no nos representa! y mas bien parecen y se comportan como ALIADOS.
Nosotros estabamos en las estructuras del PLC, trabajamos duro y llegamos a tener base social y política, ahora solo quedan pocos en las estructuras, los demás seguimos siendo "opositores a reales a Ortega".
Trabajaremos y votaremos por la mejor opción OPOSITORA, que hasta hoy es DON FABIO.
Al PLC y a vos sólo les queda subirse al vagón igual que mí, pues lo que vos y yo conocimos y esperabamos del PLC ya no existe, solo en la mente de ARNOLDO, ARNOLDO y su grupo.
Sino me creés mirá las encuestas, sino, hacelas vos y espera los resultados robados de las próximas elecciones.
YA PERDIMOS CON ARNOLDO, Nos traicionó.

4
Luis M

Concluyendo mi comentario, pues no me alcanzó: en 2006 el MRS obtuvo algo más del 6%. Si hubiera ido aliado con ALN habrían sacado juntos más del 35% y hubieran forzado una segunda vuelta en la cual Ortega habría sido derrotado sin lugar a dudas. De manera que el MRS cometió un garrafal error al correr por su cuenta.

En cuanto a la posición del sector privado, me parece que su posición es la adecuada. Los políticos ineptos de la oposición quisieran que la empresa privada les sacara las castañas del fuego, pero en realidad, no es ese su papel: el COSEP es un gremio. Ahora, si el gobierno comenzara a confiscar, a poner a funcionar la maquinita de emitir billetes, etc. entonces el sector privado sí tendría que protestar y organizar marchas. De lo contrario, entrar en conflicto con el gobierno sería un disparate.

3
Luis M

Yo creo que si las elecciones de este año se van a tres bandas, el voto de la oposición se volverá a dividir, tal y como ocurrió en el 2006, y ganará el FSLN. No comparto el punto de vista de Jarquín, ya que para 1996 y 2001 Ortega no había vuelto al poder y en esos años a la oposición la unía el miedo tremendo que provocaba la posibilidad de que Ortega regresara al gobierno y con él el SMP, las confiscaciones, estatizaciones, el código rojinegro de censura, etc. En el 2011, la situación es muy distinta, pues Ortega ya volvió al poder y no hubo nada de esas medidas totalitaria extremas e incluso, muchos analistas consideran que Ortega es un buen alumno del FMI. De manera que la unidad monolítica de la oposición ya no es algo tan apremiante. La unidad era apremiante en 2006, cuando a pesar del gran riesgo que corría la democracia, los liberales actuaron de forma insensata y se dividieron y el mismo MRS corrió por separado, fomentando la división, en lugar de buscar la unidad.

2

No se pero hasta donde yo entiendo el principio de la matemática se mantiene y continua siendo la lógica de las sumatorias los totales y los cuadrantes...hasta hoy eso un decreto, ni de izquierda, derecha o centro lo puede cambiar

1
jose de leon

Sr mundo jarquin,ud tiene toda la razon en decir que en el 90,96,2001,habian otros grupos otros candidatos ala presidencia,pero don mundo jarquin no menciona qque el PLC,EN EL 96 Y 2001 tenia y tiene un partido solido y estructurado a nivel nacional,y si no fuese asi,porque don favio gadea quiere ser candidato ala presidencia y ir en la casilla del PLC,y si el PLC esta acabado,para que lo buscan,acaso el PLC es el pueblo,sabe que don mundo jarquin,ahora para ud los carreta halan los bueyes,o los patos le tiran ala escopeta,

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor