Confidencial » Opinión » Leer artículo

No renunciaremos a la idea de volver a ser ciudadanos

Edmundo Jarquín | 27/11/2010
@mundoj1

Una vez ingresé a una oficina dónde había un afiche que decía: “Feminismo es la idea radical que las mujeres son personas”.

Me acordé del afiche porque esta semana se celebró el día de las Naciones Unidas dedicado a la lucha contra la violencia de género, es decir, contra las mujeres, por tanto tiempo consideradas inferiores por concepciones desde políticas hasta religiosas, pasando por algunas seudo científicas.

A nivel nacional, también hubo en la semana noticias de actividades promoviendo la reivindicación de los derechos de las mujeres, incluyendo el tema mayúsculo de su participación política.

Fue, definitivamente, desde mi experiencia personal, una semana feminista, porque dado el trabajo profesional que de vez en cuando realizo a nivel internacional, tuve oportunidad de conocer como el Foro Económico Mundial, que hace el ranking más prestigiado de competividad de los países, ha incorporado en su índice, para clasificar a  los países, los derechos de género. La lógica del razonamiento económico es tan simple como contundente: si las mujeres representan la mitad de la población, todo aquello que las discrimine  -en la educación, en el trabajo, en la política, y en otros campos-  es discriminar a la mitad del potencial económico de cualquier país.

Pero a propósito de que hace unos años era necesario decir que lucía radical la idea que las mujeres son personas, me puse a pensar en cuánto hemos retrocedido en Nicaragua en los cuatro años de gobierno de Ortega porque entre nosotros cabría decir:

Patriotismo es la idea radical que todos los nicaragüenses somos ciudadanos, con igualdad de derechos y deberes….¡pero no lo somos, porque hay nicaragüenses de primera, los que desde el poder están por encima de la ley, y nicaragüenses de segunda, tercera y cuarta clase!

Patriotismo es la idea radical que todos somos iguales ante la ley…. ¡pero no lo somos!

Patriotismo es la idea radical que haya independencia y separación entre los poderes del Estado…. ¡pero no existe!

Patriotismo es la idea radical que haya honestidad en la administración pública…. ¡pero no la hay!

Patriotismo es la idea radical que nuestro derecho a elegir se respete…. ¡pero no se respeta!

Patriotismo es la idea radical que no haya pobres y desempleados…. ¡pero cada vez los hay más!

Patriotismo es la idea radical que queremos un país próspero, unido internamente, respetado internacionalmente….¡pero tenemos todo lo contrario!

Conclusión: los nicaragüenses no somos ciudadanos, pero volver a serlo es una idea radical a la que no renunciaremos.

La denuncia de Honduras

La denuncia del gobierno de Honduras que desde Nicaragua se estaría armando una suerte de rebelión entrenando y armando a campesinos de ese país, desde un principio lució tan desapegada de la realidad que para mí solamente tenía una de las dos siguientes explicaciones.

Que el gobierno de Ortega se había vuelto loco, y que en esa locura le estaban acompañando instituciones como el Ejército y la Policía Nacional. Francamente, no acompañé esa hipótesis, porque Ortega no está loco. Es una persona totalmente consciente de lo que hace y de sus consecuencias, y así se le debe evaluar, y no era imaginable que el Ejército y la Policía se embarcaran en semejante aventura.

La otra explicación es que Nicaragua en su política exterior luce tan aislada  -como lo comentamos la semana pasada, a propósito del tema del Río San Juan, en que teniendo la razón perdimos dos veces la votación en la Organización de Estados Americanos (OEA)-  que el gobierno de Honduras podría estar percibiendo que se le abría un espacio para tomar la iniciativa frente a un gobierno, como el de Ortega, que le sigue bloqueando su reintegración al Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y a la Organización de Estados Americanos (OEA).

La noticia se desinfló, pero el simple amago es revelador de los flancos externos que el gobierno está abriendo con su política tan errática, mientras los problemas diarios de los nicaragüenses siguen esperando solución.

MRS y Fabio

El domingo pasado el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), y ayer la Alianza Patriótica, que incluye al MRS,  oficializaron el apoyo a la candidatura presidencial de Fabio Gadea Mantilla. No fue ninguna sorpresa, toda vez que sus principales dirigentes, con abierto apoyo de la militancia, se habían manifestado en esa dirección y solamente cabía esperar que se cumplieran los procesos establecidos en los estatutos de ese partido político.

Entonces, lo que corresponde es analizar el significado político de esa decisión.

Que desde el sandinismo democrático, y desde una gran pluralidad de organizaciones, se respalde la candidatura de Fabio, confirma la amplitud y el carácter de unidad nacional, de esa candidatura.

Cuando más allá de la trascendente decisión de Eduardo Montealegre, de renunciar a su precandidatura, las estructuras del “Movimiento Vamos con Eduardo”, reiteraron su apoyo a la candidatura de consenso de Fabio, y más allá del apoyo que desde un principio dirigentes del MRS dimos a la misma, ahora los organismos formales del MRS ratifican esa decisión, se revela que estamos frente a un hecho político que trasciende intereses personales, pequeños, sectarios, partidarios, y que se está pensando en los grandes intereses de Nicaragua.

Como lo razonó el Consejo del MRS que tomó la decisión, no hay nada más importante que la defensa de la democracia, agredida y agraviada por Daniel Ortega. Este es un momento político, no ideológico; este no es un momento de derechas o izquierdas, sino de democracia o dictadura.

Esta decisión del MRS tiene la misma estirpe de la que adoptó en ocasión de las elecciones municipales del 2008 en que sin nada a cambio, sin negociación de por medio, emblematizó el grito “Todos contra Ortega”, con lo cual se contribuyó a una votación masiva que forzó al Orteguismo al descarado fraude de esas elecciones.

Al momento de comentar lo anterior vuelve a mis oídos el eco sonoro que despertó, hace dos semanas en Teustepe, acompañando a Fabio en su gira semanal y bajo un inclemente sol, mi grito entusiasmado:

--- ¡Democracia, sí!, grité.

--- ¡Dictadura, no!, fue la respuesta enardecida de aquella plaza atiborrada de campesinos y gente humilde.

Mañana en La Trinidad, de Estelí, y casi como cierre de año, porque el domingo 5 de diciembre estaremos en Rivas, seguramente oiremos retumbar el grito:

-¡Democracia, sí, dictadura, no!

(Este texto corresponde a la edición 128 de El Pulso de la Semana, columna que el autor transmite por Radio Corporación)

Comentarios

1
Aura Lila Beteta

Dictadura, no!, basta ya de enganos para el pueblo. Dr Jarquin, fijese usted que sin ningun hilo de cambio hemos vivido los nicaraguenses por cuatro anos. Las noticias cada dia son tan alarmantes que no se si es mejor a veces el no escuchar ni leerlas.
Me referire al tema de la educacion, ya casi termina otro ano escolar y se conoce que son mas de 500 mil estudiantes de sexto grado que seran reprobados. Los que estan terminando sus carreras universitarias, donde obtendran trabajo decente?, que indolencia e irresponsabilidad de este solidario gobierno de los pobres, cristiano y quien sabe cuantos apetitos mas... Aulas cayendose, sin equipo alguno para educar?.

Ah, pero ya se avecinan las fiestas repletas de regalitos para la "purisima", y que bonito estan adornados los trece arboles navidenos, que ademas de los millones reservados para el recibo de cobro de energia, tambien esperamos las "pinatas" y el parque de juegos para ninos...que regalo tan preciso y que preocupacion tan atinada para los ninos y jovenes de mi pais. No se escatima nada para la "fiesta" del pueblo porque es muy importante...La educacion?, bueno, eso se vera mas tarde... mas adelante porque no es prioritario...
Mientras tanto, los graduados y no graduados, ojala puedan obtener algun trabajito en los vecinos paises...ah, eso si, son los "jornaleros" de cosechas cafetaleras, etc etc. y de esa forma pues enviaran alguna platita a sus familias que quedan sin el pan de cada dia, sin oportunidad alguna pero con mucha alegria, mucha fiesta navidena y a ir a admirar los trece arboles navidenos adornados con la cara sonrriente de nuestro presidente...ya listo para el 2011.
Pero antes de las festividades, estare presente tambien gritando igual a usted manana en La Trinidad, Esteli.
!Democracia...Si. Dictadura...No Mas!!

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor