Confidencial » Nación » Leer artículo

Autoridades violan Constitución al no presentar acusación contra detenidos

PN confirma detención siete días después de captura

Policía se limita a leer nota de prensa en conferencia. Acusa a detenidos de formar parte de la banda "El Chofer", que supuestamente asesinó a cinco oficiales

Octavio Enríquez | 1/9/2015
@cabistan

La Policía Nacional confirmó este martes la detención en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de tres campesinos, capturados la semana pasada en el Caribe sur nicaragüense, por estar vinculados supuestamente con el asesinato de cinco policías en Punta Gorda, Bluefields.

Según la nota de prensa 13/2015, los detenidos son Juan de Dios Rodríguez, alias “Juanón”, Carlos Antonio García Méndez, “El Gigante”, y Sotero de Jesús Reyes Alvarado, quienes pertenecen, según la Policía, a la banda El Chofer y cuyo paradero era desconocido para sus familiares.

Las principales evidencias para vincular a los campesinos se encontraron, según la versión oficial, durante los allanamientos. La clave son tres fusiles AK, dos de los cuales pertenecieron a los policías ultimados, lo que los investigadores aseguran corroboraron en los registros de la institución. En las indagaciones, incautaron también una escopeta marca Remington, un rifle calibre 22 y otro rifle marca Marling.

“Actualmente se profundiza en el proceso de documentación, investigación y judicialización para determinar las responsabilidades individuales de estos tres detenidos y pasar el caso a las autoridades correspondientes”, dijo la Policía.

Durante la conferencia de prensa, la Policía sólo leyó la nota de prensa. Veinticuatro horas antes, familiares de uno de los capturados denunciaron en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que los campesinos tenían casi una semana desde que fueron capturados, pero ninguna fuente oficial explicaba qué había pasado con ellos.

La Constitución del país establece un plazo de 48 horas para que sean acusados por la Fiscalía ante el juez si existe mérito. Los parientes viajaron centenares de kilómetros hasta Managua para preguntar por los reos. Pero nadie, sino hasta hoy, les informó sobre ellos.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor