Confidencial » Nación » Leer artículo

Violación de derechos ensombrece pesquisas tras asesinato de policías

PN: detención ilegal y ocultamiento de detenidos

Familiares desesperados llegan hasta Managua, desde regiones remotas del Caribe, en busca de los detenidos: en "El Chipote" no dan explicaciones. PN calla y tampoco acusa. La Policía "comete delito", denuncia CPDH

Octavio Enríquez | 1/9/2015
@cabistan

Las denuncias de detenciones ilegales ensombrecen ya las investigaciones que la Policía Nacional realiza desde mediados de agosto para resolver el caso del asesinato de cinco de sus miembros en la remota comunidad de Punta Gorda, en Bluefields, en el Caribe sur nicaragüense.

Familiares de los primeros detenidos llegaron a Managua para pedir explicaciones sobre su paradero en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) e inmediatamente denunciaron la odisea de la búsqueda de sus parientes en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Marbelly García Alemán vive en el polo de Desarrollo Daniel Guido, en el caribe sur, y ahí vio llegar a su primo Carlos Antonio García Méndez cargando una mochila, seguido de policías, después de caminar durante cuatro horas la ruta desde la casa de éste ubicada en la comunidad Santa Rosa, cerca del sitio donde mataron a los oficiales. Allá lo detuvieron el martes pasado en un operativo en que participaron militares y policías y lo llevaron hasta la delegación más cercana en el Polo.

La versión oficial contada a los medios de comunicación es que los oficiales asesinados fueron atacados con escopetas y pistolas calibre 38 en un número “no determinado” de fuerzas entre los caseríos Santa Rosa y El Guineo.

La mujer relata que tuvo información de que, después de su detención, a García Méndez lo llevaron a Nueva Guinea y Managua. Pero no le dieron ninguna explicación en la DAJ.

“En el Polo de Desarrollo, donde hay una delegación, me dijeron que no sabían nada. Me vine: la gente está diciendo que pasaron por Puerto Príncipe y ahí los golpearon. Después llegaron a Nueva Guinea, donde los periodistas tomaron las fotografías. En El Chipote me dijeron que no saben nada”, lamentó García Alemán.

La fotografía a la que se refiere fue publicada en el diario La Prensa este lunes, donde García Méndez en una patrulla policial junto a dos campesinos más en Nueva Guinea. Según el diario, ellos son investigados también por el crimen. Sus nombres son Juan Rodríguez y Sotero Reyes.

De acuerdo con sus familiares, García Méndez es un ex desmovilizado de la Resistencia conocido como “El Gigante”. Su prima dice que es agricultor y que la población lo reconoce como alguien “apartado, un viejo habitante” de la comunidad.

Caso denunciado en CPDH

La denuncia de su “desaparición” fue recibida por la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Pablo Cuevas lamentó la actitud de la Dirección de Auxilio Judicial y recordó que nuevamente se ha violado el plazo constitucional de 48 horas que la Policía tenía para presentar cargos ante el juez.

“Lleva una semana detenido. Lo más grave es que los familiares ni siquiera saben dónde está. Ella ha venido siguiéndole el rastro y llega hasta El Chipote. La Policía está obligada a decir qué pasó con ellos, sino lo hacen, ellos comete un delito que se llama detención ilegal y ocultamiento de detenido”, dijo Cuevas.

El 18 de agosto pasado, la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, prometió justicia a los familiares y reveló que la Banda El Chofer era la responsable del crimen contra los oficiales. Según la versión policial, la banda rescató en el operativo, en que mataron a los oficiales, a Jerónimo Aguilera Cano, conocido como “La Cegüa”. Los delincuentes se llevaron los cuatro fusiles AK que las víctimas portaban.

El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la PN, aseguró que no estaba informado sobre el caso de García Méndez, así como del resultado de las investigaciones que serían divulgadas en su debido momento.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor