Confidencial » Economía » Leer artículo

Rodrigo Pereira, presidente de la CNC: dinamismo en segundo semestre

El repunte de la construcción

Grandes inversiones privadas en mega tiendas, centros comerciales y hoteles; Cámara de la Construcción espera inicio de ejecución de U$600 millones en proyectos de Enacal, además de C$3,800 millones del sector público para hospitales y carreteras

Iván Olivares | 31/8/2015
@IvanOlivares66

La industria de la construcción pasa por un buen momento incentivada por una docena de grandes proyectos que ejecuta el sector privado y la cartera de obras públicas financiadas por un monto de C$3,800 millones que cuentan con el respaldo del Presupuesto General de la República 2015.

Los constructores también esperan que termine el papeleo para comenzar a ejecutar los US$600 millones de que dispone la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), para realizar obras de agua potable y drenaje público a lo largo del país.

“Este segundo semestre se ve un gran dinamismo en el sector, tanto en la parte privada como en la pública”, asegura Rodrigo Pereira, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción. “Básicamente, los proyectos de inversión pública se están financiando por medio de la banca internacional (BM, BID, BCIE), que está apoyando al país”, aclara.

Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE, que produce el Banco Central de Nicaragua), citado en el segundo Informe de Coyuntura 2015, elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), la construcción lidera el crecimiento del presente año, “con un 31.3%, que es casi diez veces la tasa de crecimiento del IMAE”.

Sin embargo, el director de Funides, Juan Sebastián Chamorro, advierte que el impacto del crecimiento del sector ¨se traduce solo en un punto porcentual del aporte al IMAE o del PIB¨. Entonces, explica Chamorro , se necesita un crecimiento super alto de la construcción para compensar la caída de las exportaciones,  ¨pero realmente veo muy difícil que crezca sostenidamente a un 30%, de hecho nosotros estamos proyectando que el crecimiento va a ser alrededor de un 18%". No podemos pensar de ¨que la construcción va a ser el motor de crecimiento¨, indicó, ¨a menos que de verdad surja un mega proyecto por cinco o siete años¨

Ovidio Reyes, presidente del Consejo Directivo del BCN, es más optimista, sobre el impacto de la construcción y a pesar del ajuste de Funides en las proyecciones de crecimiento al 3.,9%, insiste en que el PIB crecerá entre 4.3% y 4.8%.

Enacal con U$600 millones

Los buenos tiempos que están viviendo los constructores tienen tres orígenes: el sector privado, el público, y la cooperación internacional, en especial, la que se ha volcado para dotar de US$600 millones a Enacal.

“En este caso, hay un paquete financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), por US$400 millones. Se espera que entre agosto y septiembre se ratifique un paquete adicional financiado por Corea, con el que la inversión llegará a US$600 millones, para ejecutarse entre el resto de 2015 y 2016”, detalló Pereira.

“Pronto, toditos esos proyectos estarán licitados y con los contratos firmados”, confió.

El constructor dijo que ya hay casi US$90 millones en contratos adjudicados y firmados, “lo que para Nicaragua representa el comienzo de un año histórico en inversión en agua potable y alcantarillado sanitario”. Pereira dice que “en los últimos 15 a 20 años no se ha hecho una inversión de esta magnitud. Es cierto que se han hecho varios proyectos bien grandes, pero el más grande proyecto de agua que se ha hecho en el país rondaba los US$4 a US$5 millones”.

Hoy varias empresas afiliadas a la Cámara de la Construcción están ejecutando en consorcio proyectos como el de Chinandega o el de Masaya, a un costo de US$12 millones cada uno, así como el de Santo Tomas, valorado en US$8 millones. También se construye en Malpaisillo, Chichigalpa, Acoyapa y Jalapa, y en los próximos días se sacarán las licitaciones de Bluefields y Bilwi, como parte del paquete de US$600 millones.

Hospitales y carreteras

Aunque los C$3,800 millones (unos US$140 millones) incluidos en el Presupuesto 2015 para financiar inversión pública palidecen si se les compara con los US$600 millones que ejecutará Enacal, esa masa de recursos no es para nada despreciable.

“Tanto Enacal, como el Ministerio de Transporte e Infraestructura, el de Educación, Salud, Inatec, Enatrel todos están sacando diferentes proyectos que ya están iniciados. De hecho, ya llevan bastante avance, y esperamos que sigan avanzando todos los paquetes fuertes. Ya los contratos fueron firmados, y ya se comienzan a hacer los primeros avalúos”, señaló Pereira.

Al informar sobre las instalaciones que construirá el Minsa -excluyendo al Hospital Militar, que se financió mayoritariamente con recursos externos- el constructor recordó que ya inició el proyecto del Hospital Occidental (en Managua) por US$60 millones, que será construido por dos empresas adscritas a la Cámara.

Sus colegas están a la espera de que se saque a licitación la remodelación completa (será demolido y reconstruido de cero) del Hospital Escuela ‘Oscar Danilo Rosales’ (Heodra) de León, a un costo de US$80 millones. Chinandega, Corn Island y San Juan de Bocay, también estrenarán hospital, mientras que muchas otras comunidades más pequeñas estrenarán centros de salud.

En el caso del MTI, Pereira anunció que “ya viene el proyecto de la carretera de concreto a Bluefields”. También dijo que se están desarrollando muchos proyectos usando módulos comunitarios financiados por el Banco Mundial, en localidades como San Dionisio, el Tuma La Dalia, etc.

Proyectos millonarios

Los proyectos del sector privado entusiasman especialmente a los constructores.

Al hacer un resumen de los proyectos en desarrollo, el presidente de la Cámara recordó que el edificio donde estará Walmart “está bastante avanzado. Si bien es cierto tiene 2 a 3 meses de haberse iniciado, es un proyecto con columnas prefabricadas, muy interesante, muy moderno, con un sótano y una planta, y creemos que puede estar concluido en noviembre de este año”, adelantó.

Luego recordó que en la carretera a Masaya se construye la segunda mega tienda de PriceSmart, “que puede llevar un 70% de avance”, mientras también avanza la ampliación del Centro Comercial Galerías, a un costo de US$25 millones. La obra debería estar en uso al finalizar el 2015.

En Lindavista, ya casi concluye la construcción de un nuevo centro comercial similar al que se hizo en Estelí, y se espera que se inaugure en octubre, mientras otro tanto sucede en Ciudad Sandino

El sector turístico también tiene obras que reportar. Una de las más significativas es la pista del aeropuerto de Guacalito, que ya fue terminada. Solo se está construyendo el edificio, que está previsto inaugurar en noviembre.

Mientras en Managua, el Hotel Hyatt está en su etapa fina. “Hay varios hoteles en San Juan del Sur, que no son muy grandes, pero sí representan inversiones importantes”, dijo Pereira.

El Presidente de la Cámara dijo que hay inversiones grandes para construir naves industriales para empresas adscritas al régimen de zona franca.

El sector industrial -que cubre a las zonas francas- es el que más ha crecido, con obras como Fetesa y Cargill. O la inversión de SuKarne que ya terminó, “pero tienen planes de expansión”. Otros proyectos interesantes financiados por el sector privado incluyen la nueva planta de Lala, la fábrica de Cemex, la ampliación de la planta de Holcim, etc.

En el caso de la vivienda popular, esta incrementó el área construida de 125,000 metros cuadrados en el primer trimestre de este año, comparado con el primer trimestre del año pasado, “y eso se explica por las modificaciones a la Ley de Vivienda Digna”, dice Pereira.

 

Mano de obra confiable

“Nicaragua todavía tiene una mano de obra bien calificada. La Cámara y los sindicatos estamos en alianza para seguir capacitando a nuestra gente en las nuevas tecnologías de la construcción, para que se estén actualizando”, asegura el titular de la Cámara, Rodrigo Pereira.

Si bien en el pasado, los ingenieros residentes se preocupaban porque veían partir a algunos de los mejores ingenieros disponibles, ese temor parece haberse disipado. “No manejo que haya alta migración de la mano de obra. Los salarios que estamos pagando son competitivos a nivel centroamericano. De hecho la construcción paga el salario mínimo más alto del país”, asevera.

Lo dice pensando en los C$7,500 que gana un oficial (el término engloba a albañiles, carpinteros y armadores) de la construcción. Ese monto representa “casi el 150% del salario que nos sigue, que es el de la industria, mientras que el sector financiero es el único que está a la par del nuestro”, asegura.

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor