Confidencial » Política » Leer artículo

Suspenden juicio contra transportistas y provoca tensión en triángulo minero

Pobladores y policías se enfrentan en Rosita

Balacera entre transportistas y antimotines: Hay un herido de gravedad y decenas de lesionados

Wilfredo Miranda Aburto | 28/8/2015
@PiruloAr

La tarde de este viernes policías antimotines y pobladores del municipio de Rosita, en el triángulo minero de Nicaragua, se enfrentaron después que el judicial Moisés Centeno suspendió el juicio en contra de los transportistas Jesús Martínez Cruz y Victorino Olivas Reyes, acusados por varios delitos entre ellos usurpación de la vía pública y exposición de personas al peligro.

El enfrentamiento –que todavía sigue en la zona– ha dejado la sede del juzgado local de Rosita con daños, varios heridos y una persona a quien “la policía casi le sacó un ojo”, dijo Solieth Martínez, quien participó en el altercado.

Jesús Martínez Cruz y Victorino Olivas Reyes fueron los líderes de las protestas de transportistas que se mantuvieron en julio pasado durante 17 días en Rosita. Ellos alzaron tranques en demanda de la operación de una ruta de San Antonio Okonwas-Rosita; la administración de la terminal de la Costa Caribe en Managua; una concesión de ruta con salida de Rosita-Managua a las 7:00 de la noche, así como la destitución de los alcaldes del Triángulo Minero y otras autoridades locales.

“El comandante Daniel Ortega pagó cuatro millones de córdobas en 100 concesiones que el alcalde Fermín Romero no quiere entregar”, dijo el procesado Olivas Reyes, insistiendo que como sandinistas tienen derecho a las concesiones.

La pobladora Martha Jarquín describió que en el enfrentamiento se dio una balacera entre los antimotines y los manifestantes. “Hay personas acorraladas, heridas, una gran cantidad de gente golpeada… hubo balacera contra los civiles”, describió la mujer angustiada.

Según Sodie Martínez, hija de una de los procesados, los antimotines tienen rodeado a  los campesinos y transportistas que llegaron a apoyar a los acusados. “Aquí hay más de 1 mil 300 personas, y estos dos compañeros están presos por pedir mejoras para el pueblo. Aquí la gente no quiere saber nada del partido (FSLN), porque es una causa injusta”, dijo Martínez.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor