Confidencial » Nación » Leer artículo

CENIDH y organización cristiana llaman a suspender ejecución en Texas

Piden clemencia para Tercero

La CIDH denunció que Estados Unidos “violó los derechos fundamentales” del condenado. Doctora Vilma Núñez demanda un nuevo juicio en contra de Tercero. “No es que nosotros demandemos impunidad. De ninguna manera: él tiene que cumplir su condena, pero que sea justa". Estado de Texas sigue invariable en su decisión: "fue un brutal asesinato"

Wilfredo Miranda Aburto | Julián Navarrete | EFE | 25/8/2015
@PiruloAr

“Yes to life” (sí a la vida) fue uno de los mensajes que más se repitió este lunes por la tarde en una protesta que realizaron el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENDIH) y las Comunidades Eclesiales de Base de Nicaragua para pedir al Estado de Texas, en Estados Unidos, el cese de la ejecución del nicaragüense Bernardo Abán Tercero, programada para este miércoles.

Alternative content

Decenas de defensores de derechos humanos y católicos nicas y extranjeros se congregaron en la rotonda de Metrocentro para, al menos, lograr posponer el cumplimiento de la pena de muerte de Tercero, dijo el  Padre José Mulligan de las Comunidades Eclesiales.

“Estamos en contra este acto de extrema violencia. Matar una persona no soluciona nada…él mató a una persona en el transcurso de un robo, no era un homicidio premeditado, no era uno de los homicidios más horribles”, dijo Mulligan.

Tercero fue condenado a la pena capital cuando asesinó Robert Berger, quien se encontraba en una lavandería que el nicaragüense asaltó el 31 de marzo de 1997. Ambos hombres se liaron en una pelea y Tercero ultimó a Berger frente a su hija de tres años en aquel momento.

Mulligan dijo que el ser pobre incidió en que Tercero haya sido condenado a la pena máxima, porque no pudo “buscar un buen abogado”. “Sabemos que hay mucho resentimiento en contra de los inmigrantes, y después de cometer un crimen así pudo haber influenciado esa sentencia”, sostuvo el religioso.

La presidenta del CENIDH, la doctora Vilma Núñez, dijo que demandan un nuevo juicio en contra de Tercero, siguiendo la misma línea de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en un comunicado aseguró que Estados Unidos violó los derechos fundamentales del reo, originario de Chichigalpa.

“No es que nosotros demandemos impunidad. De ninguna manera: él tiene que cumplir su condena, pero que sea justa; en la que haya tenido la oportunidad de demostrar cuáles fueron las circunstancias en el que se cometió este delito”, aseguró Núñez.

Uno de los alegatos centrales de la defensa de Tercero es que tenía 17 años cuando cometió el asesinato, y no 19, lo que le permitiría evadir la pena de muerte. Sin embargo, las autoridades estadounidenses sostienen que el nicaragüense nació en 1977.

Comunidades Eclesiales de Base también leyeron un comunicado durante la protesta en el que exhortan al Estado de Texas a abolir la pena de muerte como otros Estados de EE.UU. “La pena de muerte de hecho es un homicidio premeditado”. Asimismo, citaron al Papa Francisco, detractor de aplicar la pena capital, quien promulgó que para un Estado de derecho “la pena de muerte representa un fracaso, porque lo obliga a matar en nombre de la justicia”. “Nuca se alcanzará la justicia dando muerte a un ser humano”, aseguró el pontífice.

“Hemos realizado gestiones para evitar ejecución”


El cónsul de Nicaragua en Houston, Texas, Samuel Trejos, afirmó que el gobierno sandinista “ha realizado todas las gestiones necesarias a lo largo de todos estos años, para evitar la ejecución” de Tercero. “El Gobierno de Nicaragua, en coordinación con sus instituciones, ha realizado todas las gestiones diplomáticas, consulares y jurídicas; sin embargo, de todas las gestiones que la ley permite hacer, los resultados de estas gestiones ya están en la decisión del gobernador de Texas”, dijo Trejos a los medios oficialistas.

La doctora Núñez citó el informe de la CIDH que sostiene que Bernando nunca tuvo un acompañamiento consular adecuado, porque Texas incumplió la obligación de informar al reo de su derecho a la notificación y asistencia consular prevista en el artículo 36.1 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares. “Lo privó de un proceso penal que satisfaga los estándares mínimos de debido proceso y juicio justo requeridos bajo la Declaración Americana”, valoró la CIDH.

Trejos informó además que la Dirección General Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores “contribuyó y apoyo estrechamente” a los familiares de Tercero para solicitar una visa humanitaria para que el condenado pudiera ver a su hijo y su mamá como último deseo.

No obstante, un comunicado emitido por la sección consular de la legación norteamericana en Managua aseguró que no recibieron ninguna petición. “No tenemos conocimientos de alguna solicitud reciente de visado para la familia del señor Tercero (…) Si ellos aplicaran, sus aplicaciones se van a examinar individualmente de acuerdo con los requisitos de la ley de inmigración de los Estados Unidos”.

Texas: “fue un brutal asesinato”

A menos de dos días para que Tercero sea ejecutado, el Estado de Texas sigue invariable en su decisión: “El señor Tercero asesinó brutalmente a Robert Berger en una lavandería de Houston frente a la hija de tres años de la víctima. Cuando alguien comete un crimen en Texas, queda sujeto a la ley de Texas”, dijo John Wittman, portavoz del gobernador texano, Greg Abbott.

Sin un rechazo explícito, esa es una fórmula que utiliza habitualmente la Gobernación de Texas para denegar solicitudes de clemencia a los presos condenados a muerte. Wittman, además, recordó que “las demandas legales del señor Tercero han sido rechazas por tribunales estatales y federales en, al menos, cinco ocasiones”.

Por su parte el cardenal emérito, Miguel Obando, pidió misericordia para Tercero: “Como nicaragüense y como cristiano defensor y promotor de la vida, me uno al clamor de misericordia de muchos nicaragüenses”, expresó el cura oficial del gobierno de Daniel Ortega y la primera dama Rosario Murillo.

Obando apeló “al corazón” de las autoridades estadounidenses para que acojan las peticiones que se han hecho para salvar la vida de Tercero. “Elevamos nuestras oraciones al Altísimo para que acompañe y dé fortaleza a este hermano nicaragüense y a su familia en estos momentos difíciles”, dijo.

Lo mismo hizo el cardenal Leopoldo Brenes, a través de una carta al gobernador Abbott, a quien pidió clemencia para su compatriota apelando al quinto mandamiento de la Iglesia, "no matarás", y a motivos religiosos como "el derecho primordial a la vida".

A menos de 24 horas que se cumpla el plazo de ejecución del nicaragüense, las posibilidades de evitar o postergar la pena de muerte se reducen a un último recurso federal pendiente que permitirá conocer si existe un pronunciamiento a favor del condenado en Texas (EE.UU), según Gonzalo Carrión, director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

A favor de Tercero han cerrado filas numerosas voces: el comandante Daniel Ortega, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la activista de derechos humanos Bianca Jagger, entre otros sectores, todos ellos solicitando la suspensión de la pena de muerte de Tercero.

En una entrevista del programa de televisión Esta Noche, Carrión explicó que Estados Unidos está obligado a cumplir “un legal y debido proceso judicial”. Esto es lo que alegan los defensores del nicaragüense, quienes aducen “distorsión de las pruebas por parte de la Fiscalía e ineficaz defensa”, agregó.

Para el defensor de derechos humanos, el tema esencial es el debate por la pena de muerte. “Por la parte filosófica lo importante es abogar a que no se le prive de la vida, independientemente que la pena de muerte esté regulado legalmente en Estados Unidos”, dijo.

Otra de los aspectos que señaló la CIDH fue “la inadecuada comunicación de la asistencia consular” de Nicaragua. “El peticionario habla de que de parte del Estado no se le comunica en tiempo y forma, sino meses después. Aunque la CIDH en los alegatos de fondo dijo que todo lo reclamable e imputable era en contra de Estados Unidos”, comentó.

Imploró “beligerancia para asistencia consular”


Carrión dijo que en el CENIDH tienen correos de Tercero, donde implora y reclama con “urgencia de que el cónsul (de Nicaragua) respectivo sea más beligerante para brindar asistencia consular”.

En Estados Unidos, el estado de Texas es el más activo en ejecuciones: 22 desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos reinstauró la pena de muerte en 1976. 31 extranjeros han sido ejecutados en todo el país.

Bianca Jagger afirmó este domingo que el condenado ha sido diagnosticado con paranoia, delirios y disociaciones mentales, alucinaciones activas, auditivas y visuales, psicosis y depresión, y que esto debe impedir la pena de muerte

El jurista consideró que las enfermedades diagnosticadas al reo agravan las violaciones a sus derechos humanos, por “violación al derecho de la vida y la torturas a las que se somete a las personas, incluso estando en buenas condiciones de salud, no es aplicable”.

Una coalición mundial en contra de la pena de muerte se pronunció en este caso, según Carrión. “La mayoría de los estados del mundo se sumaron, porque se considera que ese castigo (pena de muerte) es extremo y violatorio por el derecho a la vida”, enfatizó.

El abogado del CENIDH argumentó que no está en discusión la culpabilidad de Tercero, sino que el alegato de fondo es la forma de castigo en este caso: “un acto legal de venganza criminal. Es decir, en vez que lo haga el delincuente, lo hace el Estado”, señaló.

La solidaridad de los distintos sectores en Nicaragua que se han pronunciado en el caso de Tercero es una buena oportunidad para revisar y garantizar los derechos humanos, según el experto.

“El gesto del presidente Ortega de pedir clemencia, uno puede decir que es obrar en consecuencia. Aquí hay cantidad de casos de personas ejecutadas por parte de agentes del Estado, sin haber pena de muerte legal. Es una buena opción para que la ciudadanía le diga al ejecutivo y a los operadores de justicia que obren en consecuencia con lo que están solicitando”, puntualizó.

---

Puede firmar la petición pública para pedir clemencia por Bernardo Tercero en Avaaz.org ---> https://goo.gl/L1lehD

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor