Confidencial » Política » Leer artículo

Exigen depuración del Padrón Electoral en marcha 19 contra el CSE

"Los muertos no deben votar"

La marcha contra la corrupción del Tribunal Electoral se torna en una fiesta democrática en las calles de Managua. Con gigantonas, disfraces y atabales se exigen elecciones libres y transparentes. Mensaje claro a Roberto Rivas: "Sólo en Nicaragua los muertos votan"

Wilfredo Miranda Aburto | 19/8/2015
@PiruloAr

La protesta número 19 que exige elecciones libres y transparentes desarrollada este miércoles en Managua tuvo un toque peculiar: decenas de jóvenes llegaron disfrazados de muertos a las inmediaciones de la sede del Consejo Supremo Electoral (CSE) para exigir la depuración del Padrón Electoral en el que aparecen como “votantes y candidatos” personas fallecidas, dijo el manifestante Carlos Bonilla.

Alternative content

“Los muertos no queremos votar”, gritaban el pequeño contingente de jóvenes que llevaban la cara pintada de blanco, la ropa harapienta y el dedo manchado remedando la tinta electoral.

“Queremos una depuración del padrón electoral porque no pueden seguir las personas fallecidas ni votando ni siendo candidatos”, gritó Bonilla ante el cordón de policías que impedía el paso de la protesta. “Hay muchísimos casos de ciudadanos que han llegado a votar y miran a sus familiares de candidatos, pero que ya están fallecidos desde hace 10, 15 años; a mí me pasó con un familiar”, agregó.

En el sepelio improvisado por los jóvenes relucía un títere rechoncho. Era el magistrado Roberto Rivas, representado con gesto socarrón ante el reclamo “de los muertos que no quieren votar”.

Este miércoles de protesta fue más jovial que otras jornadas. Hubo una gigantona y un atabal lanzando coplas demandando elecciones libres y transparentes. Participaron diferentes organismos de la Sociedad Civil, miembros del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y el presidente del Partido Liberal Independiente (PLI), Eduardo Montealegre, acompañados de otros diputados.

También estaba Jesica Vallejos, una mujer de baja estatura, que afirmó asistir todos los miércoles a la protesta, porque considera una obligación ciudadana exigirle al gobierno del comandante Daniel Ortega elecciones libres y transparentes.

“Como ciudadanos tenemos derecho a elegir a nuestras autoridades, no que venga una persona a decir, por su gusto y antojo, que los magistrados del Consejo Supremo cuenten los votos y digan cuánto diputados son electos”, reclamó Vallejos.

Respeto por oficiales asesinados


Los miércoles de protesta se han convertido en un espacio donde se comentan los sucesos que ocurren en el país. Esta semana, la Policía Nacional fue tema de conversación, otra vez, por el asesinato de cinco oficiales en la remota comunidad del Río Punta Gorda.

“Solidaridad con la Policía Nacional por esos cinco oficiales”, expresó un miembro del denominado Grupo Patriótico de Militares Retirados. “Es lamentable que en la primera línea de la defensa del narcotráfico estén policías voluntarios cuando Ortega usa aquí a Policías profesionales para restringir a la ciudadanía con fines políticos partidarios”, agregó.

En seguida los manifestantes ordenaron un minuto de silencio por los cinco oficiales, mientras detrás del cordón de antimotines el camarógrafo y el fotógrafo de la institución policial se apuraban en capturar imágenes.

Róger González alzaba una bandera de Nicaragua y al ser consultado sobre su motivación para participar en el miércoles de protesta, el señor dijo: “Queremos que el gobierno escuche el clamor y el gemido de todo el pueblo de Nicaragua que quiere unas elecciones limpias, transparentes y vigiladas. Que toda la gente sin distingo de colores políticos tengan su cédula”.

La diputada del MRS, Edipcia Dubon, aseguró que tener elecciones libres y transparentes significa “viabilizar la democracia en el país”. “Y la democracia significa que la gente pueda caminar libremente sin temor, que no haya violencia, que la gente pueda tener cédula de identidad. Porque el proceso electoral tiene en sí mismo desarrollo de procesos anteriores, como el tema de la cedulación. Si no hay cédulas la gente no puede ir a votar. Entonces es una demanda integral”, afirmó la legisladora.

¿Pero vale la pena salir a las calles ante un gobierno que no escucha y, al final, acomete los abusos que estime conveniente?, le preguntamos al ex alcalde de Boaco Hugo Barquero, quien fue destituido del cargo por el Frente Sandinista en 2010. “Sí”, dijo rotundamente Barquero. “Esta es una lucha de todos. No es solo de Hugo Barquero o un grupo de gente. Yo creo que debemos de darnos a respetar y es la manera salir a las calles y decir cívicamente que queremos elecciones libres”.

El miércoles de protesta se replicó por la tarde en la ciudad de Masaya. La actividad fue convocada por la dirigencia del PLI.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor