Confidencial » Mundo » Leer artículo

Investigan escandaloso caso de abuso a menores en Pakistán

EFE | 10/8/2015

El Gobierno provincial de Punyab, en el este de Pakistán, ordenó que un comité investigue el caso de abusos sexuales a menores por el que la Policía detuvo a siete personas y se incautó de vídeos de contenido pedófilo, informaron este lunes a Efe fuentes oficiales.

El jefe de Gobierno de la provincia, Shehbaz Sharif, constituyó un comité para que lleve a cabo "una investigación al más alto nivel", dijo uno de sus integrantes, Abdullah Khan Sumbal, comisionado de la Administración local de la capital provincial, Lahore.

La Policía, acusada de inacción en este caso, detuvo a siete jóvenes en la aldea de Ganda Singh Wala después de recibir denuncias contra quince personas y se hizo con treinta vídeos con imágenes de abusos a nueve menores, aunque medios paquistaníes elevan a 400 las grabaciones incautadas, a 280 los niños que sufrieron abusos y a 25 los denunciados.

"Estos incidentes han tenido lugar en la zona durante los últimos siete u ocho años pero la Policía no actuó porque no se registraron denuncias. Los acusados y las víctimas eran frecuentemente menores y algunas víctimas después se vieron ellas mismas envueltas en los delitos", afirmó Sumbal.

"También amenazaron a sus familias y les pidieron dinero", aseguró.

Un portavoz de la Policía provincial, Sahibzada Shahzad Sultan, declaró que "se han obtenido treinta vídeos con nueve niños que han sufrido abusos sexuales. Con la ayuda de los vídeos, identificamos a siete personas y las detuvimos. Otras seis han conseguido una fianza judicial antes de ser arrestadas".

"Algunos vídeos los aportaron las víctimas y otros fueron recuperados de los acusados. El Gobierno de Punyab ha pedido al Alto Tribunal de Lahore que constituya una comisión judicial", indicó.

Un portavoz de la Policía en la zona, Rai Babar Saeed, manifestó que "los arrestados están implicados en estos delitos desde 2009, pero la Policía no recibió denuncias hasta hace un mes".

La semana pasada, familiares de los menores se enfrentaron a policías en una protesta para denunciar la inacción de las fuerzas del orden en la que se produjeron varios heridos.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán advirtió en un comunicado de que "podría haber alguna ambigüedad en el número de niños afectados o el momento en que tuvo lugar el abuso", pero destacó que "lo que ahora es cierto es que muchos han sido objeto de abuso y sus abusos filmados".

"Una comisión judicial raramente sirve en casos criminales. Merece por lo menos una investigación rápida y profesional que debe estar libre de interferencias y de influencias", agregó, sobre el anuncio gubernamental.

El Movimiento por los Derechos del Niño convocó una concentración de condena en Islamabad.

Las denuncias de abusos a menores son infrecuentes en Pakistán, por miedo a represalias y al estigma social que conllevan, y cuando se producen suelen ir acompañadas de críticas por la pasividad de las autoridades.

Más en: Mundo