Confidencial » Opinión » Leer artículo

La casa común

La esencia del mensaje del Papa Francisco es: para salvar a la humanidad y la Tierra, hay que sujetar el egoísmo explotador de quienes atentan contra la vida de ambos

Onofre Guevara López | 7/7/2015

El Papa Francisco, es un convencido y un convencedor de la importancia y la obligación que todos tenemos de proteger la Tierra del egoísmo de sus  depredadores que manejan el poder y la riqueza dentro del sistema social que la destruye junto a la vida de los seres humanos pobres y al final los hará con la humanidad entera. La esencia de su mensaje es: para salvar a la humanidad y la Tierra, hay que sujetar el egoísmo explotador de quienes atentan contra la vida de ambos.

******

Además de la concepción y exposición religiosa de la Encíclica, su contenido y señalamientos de causas y efectos del capitalismo (al que no tiene necesidad de mencionarlo), es una perfecta síntesis de las ideas e ideales sociales de la lucha histórica contra tal sistema desde su nacimiento, causante de los desastres no naturales en la Tierra, como resultado de su desmedida explotación que produce el hambre en los pobres de los países sometidos política y económicamente desde sus centros de poder y, frecuentemente, por medio de invasiones militares. 

******

Son verdades comprobables por creyentes y no creyentes que no tengan que ver con la complicidad y la ignorancia, y también por quienes conocen a los exterminadores, pero los paraliza la cobardía para no denunciarlos ni para combatirlos. Pero para bien de la humanidad ha habido y hay tantas personas que en su vida actuaron y actúan en contra de los efectos del sistema social capitalista, y han contribuido a orientar y a organizar esa lucha por la justicia social en el mundo, que sería imposible mencionarlos a todos. 

******

No obstante, hay nombres cimeros imposibles de ignorar, aun para quienes no los han leído y si los han hecho no comparten sus ideas, ni las comprenden, pero las odian enconadamente, en oposición a quienes –más que creerles— coinciden o están de acuerdo con sus concepciones y con ellas en ristre ayudan a explicarse la realidad social capitalista y a combatirla durante todo sus casi tres siglos de existencia. Porque el capitalismo no ha cambiado su esencia explotadora, sino de métodos y formas cambiados por la  tecnología progresiva, aunque no siempre progresista. Estoy pensando en dos nombres inmortales: Carlos Marx y Federico Engels. No es su culpa que sus ideas hayan sido traicionadas y desvirtuadas por algunos, como otros han traicionado y desvirtuado el humanismo del cristianismo original. 

******

El Papa Francisco no menciona a ninguno ni fue necesario que lo hiciera, porque cristianismo y marxismo se reconocen en su justa interpretación de las consecuencias de la ambición capitalista sobre las riquezas de la Tierra y entre la mayoría que la habita, que son los pobres. Muy lógico que lo haga desde sus concepciones religiosas, y si para los buenos creyentes lo de Francisco es de inspiración divina, como divino le suponen el origen de la Tierra, para los no creyentes serán otros sus orígenes, pero que la Tierra es la casa común de todos, no le cabe dudas a ningún ser racional. Y por eso, defenderla junto a la defensa de los pobres es una actitud humanista.

******

Para la dimensión de esta columna, basta el siguiente apartado 16 del primer párrafo del capítulo primero de la encíclica de Francisco, aunque quizás no sea lo más representativo:

“Esto ocurre especialmente con algunos ejes que atraviesan toda la Encíclica. Por ejemplo: la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y las formas de poder que se deriva de la tecnología y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentir humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida. Estos temas no se cierran ni se abandonan, sino que constantemente replanteados y enriquecidos”. (Quien lea lo que Francisco dice sobre las amenazas a la biodiversidad y al ambiente, no dejará de pensar en el amenazante Canal de Daniel Ortega y Huang Jing).

******    

Antes de leer a Francisco, recién había escuchado a Jean Ziegler, humanista suizo y ex miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, quien, comentando uno de sus libros, expuso algunos puntos coincidentes con lo expuesto en la encíclica franciscana, como en otros textos de humanistas laicos.  

  • En la Francia democrática, con libertades políticas y respeto a los derechos humanos y que con su revolución de 1789 inspiró la lucha libertaria de Bolívar, operan empresas transnacionales que explotan las riquezas naturales de varios países africanos, igual que las empresas de Europa y los Estados Unidos, porque sus transnacionales tienen la misma naturaleza capitalista. Los que hambrientos emigran a Europa por causa de las guerras provocadas por algunas de esas potencias en el norte de África, son rechazados cuando no mueren en la travesía.
  • Solo 27 transnacionales acumulan el 90% de la riqueza de todo el mundo.
  • El 70% de la población  mundial padece de hambre, siendo de origen campesino, es decir, de la tierra de donde extraen las riquezas las transnacionales y donde se produce la comida.
  • 59 millones de personas son las desplazadas actualmente por los conflictos bélicos que alienta la grandes potencias, más que los desplazados durante el período de la II Guerra Mundial.
  • Los Estados Unidos y Europa no reconocen la vivienda como un derecho humano.

******

(En la España capitalista, católica y monárquica, el gobierno acaba de decretar una “ley mordaza” que contempla, entre muchas barbaridades, la multa de 30 mil euros para quienes protesten y tomen fotos cuando la policía esté ejecutando el desalojo de su vivienda a una familia).

******

Ahora, un poco de cinismo “nade in Nicaragua”: el líder de Anden, José Antonio Zepeda, celebró el día de los maestros con el mensaje del gobierno, donde se les obliga a educar conforme lo oriente el orteguismo, y no de acuerdo a la ciencia pedagógica. Y como Toñito Zepeda, conoce mejor que nadie el desastre de esta educación pública, prefirió educar a su hijo en el colegio religioso-privado Divino Pastor.

******

Ortega transformó el sentido histórico de El Repliegue: ahora significa diversión por la retirada de su gobierno hacia posiciones antidemocráticas; usa carretera pavimentada, y en vez del hambre, la sed y hasta la sangre derramada por los marchistas originales, sus replegados derrochan comida, cervezas y guaro. Alguien observó que  la replegada orteguista es como una  procesión patronal… ¡con Daniel como su santo metido en un nicho blindado de 170 mil dólares! 

Cronología  imperial (*)

1854.- 1) Los Estados Unidos apoyaron de forma subrepticia los preparativos de la expedición filibustera de William Walker, contra Nicaragua. 2) Hubo una expedición armada norteamericana contra Paraguay.

1855.- 1) Financiada por compañías privadas, con ayuda de las autoridades de California, y solicitada por los liberales, se embarcó en el Vesta la “Falange de inmortales” capitaneada por William Walker; pocos después se hicieron dueños de Nicaragua. 2) En febrero se descubrió una conspiración en Cuba y un proyecto de una expedición norteamericana similar a la de Walker en Nicaragua. 3) Los coroneles de apellidos Kinner y Fabens, en servicio activo en los Estados Unidos, proclamaron la independencia de San Juan del Norte; Kinner se autoproclamó presidente, pero pronto fue repelido.

1856.- Por el tratado Dallas-Clarendon, Estados Unidos aceptó que Gran Bretaña se apropiara del territorio guatemalteco de Belice.

(Continuará)

(*) Resumida de Guía del Tercer Mundo-86.  

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor