Confidencial » Opinión » Leer artículo

Maestrías y aprendizajes

En 2000, Daniel Ortega condenó algunos vicios del poder, como no tener transparencia, falta de armonía con la realidad e intolerancia política. Pero ahora agrega su récord de llevar 3.083 días sin conceder ninguna entrevista desde el 10 de enero de 2007. ¿Será que en quince años ha perdido un poco la memoria, o es que ha ganado demasiados vicios?

Onofre Guevara López | 23/6/2015

En un medio digital se informó que empresarios españoles están interesados en saber cómo funciona la fórmula de la alianza económica y política del gobierno de Ortega con la clase patronal. Muy raro ese interés, porque ellos tienen en su país el modelo franquista de un estado corporativo que todavía utiliza Rajoy: con protección a los especuladores financieros con millones de euros, recargos de impuestos sobre el pueblo trabajador, protección militar a los desahucios de familias endeudadas con los bancos y represión contra las manifestaciones solidarias, entre otros métodos.  

******

En esencia, es igual a lo que ocurre  aquí, con las lógicas diferencias de estilo en su aplicación. ¿Será que los empresarios españoles le están viendo su fin al negocio empresa-estado, por el surgimiento vigoroso de la oposición, como el movimiento Podemos, que derrotó electoralmente en algunos lugares al partido de Rajoy?  En este caso, lo que necesitan los empresarios españoles es la fórmula del fraude electoral para joder a Podemos la próxima vez, y para eso… ¡solo tienen que prestarle a Ortega la asesoría de Roberto Rivas!

******

Cuando Daniel Ortega era candidato a perder las elecciones por última vez, en el año 2000, le concedió una entrevista a Carlos Fernando Chamorro, en la cual condenó algunos vicios del poder, como no tener transparencia, falta de armonía con la realidad e intolerancia política. Pero ahora, además de esos vicios,  Daniel agrega su récord de llevar 3.083 días sin conceder ninguna entrevista de prensa desde el 10 de enero de 2007. ¿Será que en quince años Daniel ha perdido un poco la memoria, o es que ha ganado demasiados vicios?

******

Las noticias que en el mundo se producen durante un solo día con la maravillosa rapidez y alta tecnología de los recursos para transmitirlas, no tienen ni pueden tener reflejos totales en una sola edición de un medio de comunicación. Eso es algo lógico. Entonces, para estar mejor informados, es obligado buscar las noticias a través de la mayor cantidad de  medios de afuera.  Pero para eso hay que estar convencido de que cualquier cosa que se vea o lea desde el exterior, es producto del trabajo de selección de las agencias de noticias –lo que se torna en discriminación—, según el criterio (por no decir el prejuicio) político y no solo profesional de quien las selecciona. 

******

Por obvio, ni falta que hace hablar del factor de los intereses y compromisos económicos adquiridos por los medios locales que reproducen las noticias. Por esas razones, el concepto y la práctica de la libertad de prensa, es tan flexible como la plastilina.  Una señal de que importa más el negocio que la información, es que los diarios impresos reducen los espacios para las noticias y los artículos de opinión divergentes del criterio de sus dueños. Esa es una las causas de que un diario local ya parezca boletín informativo de las empresas comerciales y financieras.  

******

Y, además de sus limitaciones económicas, no existe prensa alternativa que se salve de estas influencias en un ciento por ciento. En cuanto a las redes sociales, solo son democráticas por su amplitud y aparentemente libres en sus formas, pues sus usuarios no están en una cápsula aséptica fuera de las contradicciones políticas-ideológicas que conmueven a la humanidad.  Cuando no responden en directo a grandes intereses económicos, son más o menos dependientes de los criterios que nacen de las más grandes fuentes informativas mundiales que son las que ponen en la agenda los temas que se debaten en el mundo. Y todos nos identificamos con algunas de esas fuentes. 

******

Más que en su poder de transmisión y en la capacidad de sus recursos técnicos y económicos, las mentiras de los medios informativos del gran capital de los países imperiales, son peligrosas y dañinas por su influencia ideológica y política sobre las mentes y las conciencias de millones de personas en toda la tierra. Lo son más aún, por su estrecho vínculo e identidad de intereses económicos e ideológicos con los sectores históricamente dominantes, explotadores y parasitarios de los países pobres, con mayor encono en donde hay recursos naturales valiosos que explotar. En estos casos, no cabe el refrán de que “al perro más flaco se les pegan las pulgas”, sino al que tiene más recursos naturales, y peor si se opone a dejarse espulgar. (Si esto lo hace pensar en Venezuela, significa que usted no es creyente fanático de la religión mediática internacional).

******

Que los Estados Unidos es un país democrático no cabe duda, y tan democrático lo es, que cualquier burro con riales se siente con el derecho de comprarse la presidencia y, desde ahí, joder al resto del mundo.  Es una lástima histórica para México, que un predecesor de Donald Trump no hubiese pensado en construir un muro fronterizo… ¡pero antes de que se le robaran más de la mitad de su territorio! (Para el ex presidente Felipe Calderón, es más cómodo provocar a Maduro que chistar ante las ofensas de cualquier Trump-udo gringo). 

Cronología imperial (*)

1847.- 1) Los Estados Unidos invaden México, previa declaración de guerra, con el objetivo de conquistarle más territorios; 2) en vista de la agresión a su país, México propicia la creación de la organización defensiva latinoamericana, y en Lima se reúnen representantes de Chile, Bolivia, Ecuador. Nueva Granada y Perú, para considerar el intervencionismo norteamericano; 3) los Estados Unidos reemplazan a la Gran Bretaña en la posesión y dominio del puerto nicaragüense de San Juan del Norte, lugar clave para la entrada al canal que supuestamente pensaban construir.

1948.- 1) Los Estados Unidos despojan a México de los estados de Colorado, Arizona y Nuevo México. Además, exigen a México la cesión del istmo de Tehuantepec; 2) James Knox Polk, presidente de los Estados Unidos, enuncia su propio corolario a la doctrina Monroe que, en síntesis, significaba que las repúblicas centroamericanas deberían pedirle permiso a su país, para cualquier acto de soberanía que desearan ejercer en sus tratos con naciones europeas; 3) Los Estados Unidos ofrecen a España cien millones de dólares por la isla de Cuba. La propuesta fue rechazada, pero 50 años después… ¡le hicieron la guerra para robársela!

(Continuará)

(*) Resumida de Guía del Tercer Mundo-86).

--------------

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor