Confidencial » Nación » Leer artículo

Culminan alegatos orales por soberanía y daño ambiental: se espera fallo antes de fin de año

Harbour Head y carretera tica en CIDH

Dragado ha sido “modesto” en los últimos 22 kilómetros del río, dicen asesores de Nicaragua en La Haya, mientras Pastora alega que ha recuperado 100% de navegabilidad en 38 kilómetros y hasta 30% del caudal de aguas nicas

Octavio Enríquez | 2/5/2015
@cabistan

El equipo jurídico de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) definió el alcance real del dragado en el Río San Juan en la audiencia del 17 de abril. Según el experto Paul Reichler,  uno de los asesores internacionales del país, la obra es un esfuerzo “modesto” en los últimos 22 kilómetros del río.

“No es el plan ampliar el río, o molestar el banco Costa Rica de ninguna manera. El programa llama la restauración de un pequeño canal de navegación en el río, que no sea mayor de 30 metros de ancho en la parte superior, 20 metros de ancho en la parte inferior, y 2 metros de profundidad”, explicó Reichler.

Confidencial accedió al documento, en que Reichler explica con detalle el proyecto dirigido en Río San Juan por el comandante Edén Pastora, sobre el que la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA) reclama transparencia y conocer los detalles técnicos que permitirían formarse un criterio sobre la obra que ha costado más de ocho millones de dólares desde su implementación en 2010.

La explicación técnica de Reichler permite saber además que,  según un impacto de estudio ambiental realizado en 2006, Nicaragua determinó que la limpieza del río produciría “un aumento del flujo de dos por ciento, y esto sería suficiente para que los barcos pequeños que navegan esta parte del río”.

“Nicaragua está tratando de demostrar que (el objetivo) es recuperar la navegabilidad en ese trecho, en ese curso final del Río San Juan que en esa estación seca no corre, como reconoció el propio profesor Thorne (de Costa Rica)”, explicó el doctor Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional y ex asesor de la Cancillería nicaragüense.

Posible efecto, pero mínimo al Colorado

Según Herdocia, el experto costarricense dijo que a la fecha no existía evidencia que el dragado hubiese tenido un efecto significativo en los flujos del Río Colorado y ha explicado que solo el 3% podría ser afectado, mientras los costarricenses reducen incluso la afectación al 1.5 %.

La semana pasada, sin embargo, al ser entrevistado por Confidencial, Edén Pastora aseguró que realizaban la limpieza del río en los últimos 38 kilómetros—16 más de los que sostuvo el equipo de Nicaragua en La Haya— y dijo que habían recuperado el caudal y la navegabilidad en el Río.

“Del 5, 6, 7% de agua que entraba por el Río San Juan, y el resto se iba 95% por el Río Colorado (costarricense), hemos recuperado el 20-30% de nuestro caudal. A tal extremo que eso nos permite la navegabilidad segura en estos meses de marzo, abril, mayo, que antes no se navegaba”, dijo Pastora.

La Haya: El dragado, la soberanía y la carretera

El dragado, un derecho plenamente establecido en los laudos internacionales para Nicaragua, es uno de los tres temas que se están dirimiendo en las audiencias orales celebradas entre el 14 de abril y el primero de mayo en La Haya Holanda, que serán decisivas en los magistrados de la Corte Internacional de Justicia que podrían tener una sentencia a finales de año.

Nicaragua y Costa Rica se enfrentan nuevamente en la CIJ desde 2010. Los costarricenses acusaron a Nicaragua de invadir un humedal de 2.5 kilómetros cuadrados, al que llaman Isla Calero, justo cuando Pastora realizaba las labores del dragado en ese sector.  Sin embargo, lo que se juega en el tribunal internacional es más que la soberanía sobre ese sitio.

“La pretensión costarricense de trazar la delimitación conectando la laguna Harbour Head por la ruta más remota implicaría dejar enclavada la laguna, es decir sin comunicación con el Río San Juan Eso sería como pretender que hay una falla en la arquitectura de los laudos Alexander cuando sabemos que era una persona muy preparada”, lamentó Herdocia.

En este caso Nicaragua ha logrado demostrar que en la zona existe más de un caño, lo que Costa Rica no quería admitir, es decir canales de comunicación que comunican a la laguna nicaragüense de Harbor Head con el Río San Juan.

El jueves y viernes pasado, Nicaragua presentó sus conclusiones sobre un tema en particular que Herdocia sitúa como complejo tratándose de que Nicaragua defiende la tesis de los laudos, mientras Costa Rica cuenta con gráficos y mapas realizados entre 1897 y 1990 por una comisión mixta de límites.

Herdocia dijo que es importante el tema de la carretera, construida como una reacción por la administración de Laura Chinchilla (2010-2014) tras la supuesta invasión de Nicaragua.

“La gran batalla está más bien en el impacto de la sedimentación. Creo que ahí es donde Nicaragua ha tenido que esforzarse  para demostrar que ha habido un daño significativo en el aumento de la sedimentación en el Río San Juan como resultado de la construcción de la carretera, es el punto más difícil que le está tocando a Nicaragua”, agregó Herdocia.

El jurista dijo que Nicaragua debe probar que no solo es un daño, sino que también es significativo.  El país adujo que la sedimentación recibida tras la construcción de la carretera supone la incursión de un millón de toneladas sobre el río desde la construcción de la carretera, un punto en el que difiere Costa Rica.

“Yo creo que es uno de los puntos en donde Nicaragua ha tenido que esforzarse para demostrarlo (…)En este sentido cuando a Nicaragua se le ha preguntado cuáles son las especies que han resultado afectadas no se ha podido dar el nombre.. Ahí hay un elemento que hay que fortalecer”, añadió Herdocia.

Costa Rica pide a CIJ que sea “enérgica”

Según informes de la agencia de noticias EFE, Costa Rica espera que el fallo de la CIJ sea enérgico con Nicaragua. "Estimo que el cierre de este caso dejó claro que las acciones de aquel país (Nicaragua) constituyen una amenaza a la paz y a la seguridad en la región, que merece una decisión enérgica de la Corte", expresó el canciller de Costa Rica, Manuel González el día en que su país concluyó con sus alegatos orales.

"Pedí a nuestro equipo que hiciera ver a la Corte que su sentencia debe servir como un elemento disuasivo que evite otras incursiones o amenazas de Nicaragua a Costa Rica", agregó el diplomático.

Al cierre de la edición, no había registros sobre la posición de Costa Rica en el caso de la carretera que ocuparía la segunda parte de las audiencias orales. Una investigación del diario La Nación en 2012 demostró que la carretera fronteriza se hizo sin diseño.

 

Los escenarios de la sentencia

De acuerdo con el doctor Mauricio Herdocia, hay tres escenarios que se pueden plantear en el caso de la sentencia que la CIJ dará sobre el conflicto, a partir de los alegatos presentados por ambas partes en abril.

Herdocia dice que en el tema del dragado el escenario luce favorable para Nicaragua, tomando en cuenta que  el país tiene el derecho de dragar y no se ha provocad daño en el Río Colorado de Costa Rica. “La CIJ reafirme que ese es un derecho bajo el laudo Cleveland”, dijo este jueves en el programa televisivo Esta Noche.

El especialista aseguró que el otro elemento que beneficia es el tema de la carretera fronteriza, dado que Costa Rica aceptó la obligación de reparar el daño en su propio territorio y de llevar adelante los estudios de impacto ambiental de que no se pueden realizar trabajos en el propio territorio que afecte a terceros.

“El punto más complejo, difícil de pronosticar es el de Harbor Head, porque cada parte tiene una justificación para litigar. Hay una relativa fortaleza en cada uno de los argumentos”, adujo.

Herdocia dijo que Nicaragua ha puesto de manifiesto lo que está detrás de las intenciones de Costa Rica. “Me parece más peligroso, porque los otros son 2.5 kilómetros cuadrados, pero Costa Rica ahora pretende que la línea fronteriza ya no va por Punta Castilla, sino por la boca del Río y eso es peligroso y contradice abiertamente lo que dice el Laudo Cleveland. Eso significa mover la línea de delimitación a su favor”, explicó.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor