Confidencial » Opinión » Leer artículo

Pioneros del socialismo en Nicaragua

La tradición de los obreros tipógrafos

Francisco "Pancho" Bravo en La Prensa y El nuevo Diario Miguel Flores "Florito" en Ahora y Barricada

Onofre Guevara López | 29/4/2015

Pancho Bravo o Chico Bravo, como también se le llamaba familiarmente, fue compañero de ingreso al Partido Socialista Nicaragüense de Domingo Sánchez Salgado Chagüitillo, el 2 de abril de 1945. Pancho Bravo ya era militante del Sindicato de Obreros Gráficos de Managua, un sindicato de vanguardia entonces, cuando el gremio de los tipógrafos contaba entre su militancia a obreros de avanzada, con un nivel cultural superior a la mayoría de otros gremios.

Eso se debía a que su labor cotidiana estaba vinculada al de los periodistas e intelectuales, y muchos de ellos terminaron por pasar de los chibaletes –cajas donde se guardaban las letras sueltas— a ejercer el periodismo, pero Pancho Bravo nunca quiso hacerlo y si lo hubiese hecho habría tenido éxito, porque escribía muy bien. Y, sobre todo, tenía formación e información suficientes para hacerlo, lo cual lo demostraba en sus artículos para los semanarios del PSN, en las diferentes épocas.

Recién integrado al partido, Pancho Bravo ingresó a la Juventud Unida Nicaragüense que dirigía Ricardo Zeledón. Desde entonces comenzó a demostrar sus dotes de orador, y a formar parte de las estructuras dirección de su sindicato, y en el congreso constitutivo de la Confederación de Trabajadores de Nicaragua (1946) fue elegido para formar parte de su Comité Ejecutivo. Desaparecida esta CTN a base de represiones contra su dirigencia y los sindicatos, en 1949 se hizo la unidad con los sindicatos oficialistas para crear la Confederación General del Trabajo (CGT) en cuya directiva apareció Francisco Bravo, entre los delegados del sindicalismo independiente.

En 1951, Francisco Bravo, fue delegado por el PSN para asistir a la Conferencia por la paz mundial que se efectuó en Pekín, China. Esa delegación la integraron él, y los poetas Manolo Cuadra y Pedro Conrado, pero solo asistieron Bravo y Conrado. De esta manera, ellos se convirtieron en los primeros nicaragüenses en conocer Pekín y Moscú, por donde pasaron y regresaron de tránsito.

En esa ocasión fue cuando Pancho Bravo reveló su condición de socialista firme, pues antes solo apareció como sindicalista ante la empresa donde trabajaba –el diario La Prensa—, y eso produjo un ejemplo de tolerancia nunca vista en un empresario: cuando hizo ese viaje, Bravo ya tenía varios años de trabajar en el diario La Prensa, eran los días inaugurales de la guerra fría y ese diario no se distinguía precisamente por ahorrarse epítetos anti comunistas contra todo sindicalista, pero a él no lo despidieron ni le perdieron la estima personal, principalmente de parte de su director Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, con quien mantuvo hasta su muerte una buena amistad y, desde luego, un mutuo respeto. Bravo no dejó de trabajar en La Prensa, sino hasta 1980, cuando la mayoría de los trabajadores y periodistas de este diario, y fundaron El Nuevo Diario.

En febrero de 1962, Francisco Bravo dijo el primer discurso en el V Congreso de la Federación de Trabajadores de Managua, el cual se publicó en el libro de memorias de ese congreso. Unos pocos meses después de este congreso se montó en Rivas el primer congreso de la CGT, aún integrada por sindicatos  independientes y oficialistas.  Las contradicciones que siempre existieron entre esas dos corrientes sindicales, hizo crisis en Rivas; los oficialistas abandonaron Rivas y se fueron a Corinto a hacer su propio congreso, mientras que las delegaciones de los sindicatos independientes eligieron el congreso en Rivas, donde eligieron una directiva propia y a la CGT le agregaron la identidad de CGT Independiente, de la cual fue electo Francisco Bravo Lacayo, como su presidente.

En 1964, Pancho Bravo representó a la CGT-I  en el Congreso de Unidad Sindical de América Latina en Brasilia, Brasil, solo pocos días antes de que se produjera el golpe de Estado contra el presidente Joao Goulart, y los militares impusieron su feroz dictadura.

Como partícipe en a la fundación de El Nuevo Diario, Pancho Bravo, siendo militante del PSN que se integró al Frente Sandinista, defendió desde sus páginas a la revolución con sus buenos artículos semanales. Nació en León el 11 de mayo d 1924 y falleció en Managua el 20 d octubre de 2007.

Miguel Flores (Florito)

Este compañero, dirigente del gremio de los tipógrafos de Managua, apareció en el documento inaugural del Partido Socialista Nicaragüense de 1944, como Secretario de Propaganda de la Comisión Ejecutiva.  Su mayor y principal actividad la desempeñó como dirigente sindical durante más de sesenta años. Dirigió y participó en varias huelgas del Sindicato de Obreros Gráficos.

En 1945, Miguel Flores dirigió el periódico AHORA del PSN. Estuvo en presión varias veces, entre ellas, en 1948, y fue militante socialista hasta su muerte.

Por su baja estatura y su afable trato con sus compañeros Miguel Flores, fue muy respetado y más conocido fraternalmente como Florito. En el tercer pleno del Comité Central del PSN, en abril de 1945, Florito, junto a Modesto Buitrago —también tipógrafo— fue nombrado miembro de la comisión que se encargaría de buscar negociones para la alianza del partido con otras fuerzas políticas de oposición al régimen somocista.

En febrero de 1946, Florito fue elegido miembro del comité ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Nicaragua en su congreso constitutivo efectuado en la Casa del Obrero de Managua. Florito fue de los últimos en salir en libertad después del encarcelamiento de 300 socialistas en 1948, entre dirigentes y militantes del PSN.

Lo que se consideró el único premio partidario dado a Miguel Flores, en su larga militancia sindical y partidaria, fue haber recibió el curso que hizo en el Instituto Internacional Marxista-Leninista (1965-66) en la capital de la Unión Soviética.  De su fallecimiento solo se sabe que ocurrió a finales del Siglo XX.

Marco Largaespada

Este compañero,  Marco Largaespada, era zapatero y su nombre aparece en elpenúltimolugar entre las firmas del documento del 3 de julio de 1944. El aparece firmando como Secretario de Actas, Archivos y Correspondencia de la Comisión Ejecutiva del Partidos Socialista Nicaragüense.

Seguramente que Largaespada no cumplió por mucho tiempo el cargo, pues antes de que finalizara el año 44 se supo que había emigrado hacia los Estados Unidos. Que sepamos, él nunca dio señales de vida desde aquel país, ni se supo que hubiese regresado alguna vez a Nicaragua.

 

José Tijerino

José Tijerino, tío del cronista deportivo Edgar Tijerino, tuvo mayor actividad, pero casi exclusivamente en el Sindicato de Zapateros de Managua. Ocupó el último lugar entre los firmantes del documento inaugural del Partido Socialista Nicaragüense, como Secretario de Estadísticas de su Comisión Ejecutiva.

Una de sus funciones en el sindicato, fue haberse desempeñado durante muchos años como responsable de la agencia de la Lotería Nacional, una actividad creada con el objetivo de dotar de fondos al sindicato.

Don José, como le llamamos, fue vecino del barrio Altagracia de Managua desde mediados de los años 60 hasta su muerte. Por su sobrino Edgar, supimos que murió en los años 90 del siglo anterior.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor