Confidencial » Mundo » Leer artículo

Presentan la 'Declaración de Panamá' en la Cumbre de las Américas

Piden acción ante crisis venezolana

Un grupo de 26 exmandatarios llaman a “terminar con el silencio complaciente” ante crisis política y social que azota al país sudamericano

Carlos Salinas Maldonado | Enviado especial | 10/4/2015
@CSMaldonado

Archivos Adjuntos:

  • Declaración de los expresidentes

    Descargue el documento en PDF
    PDF | 236 Kb | Bajar archivo »

Ciudad de Panamá. El jueves fue un día de sorpresas en la VII Cumbre de las Américas que se celebra en esta capital. En un encuentro que cerrará mañana sábado sin una declaración oficial, un grupo de 26 expresidentes iberoamericanos montaron la que podría llamarse la otra cumbre, que sí cerró con una fuerte declaración que llama a romper el silencio y la inacción ante la crisis política y social que afecta a Venezuela, país que se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de este encuentro de mandatarios.

“La única posibilidad de restablecimiento de la democracia en Venezuela y de una efectiva garantía de los derechos políticos, económicos y sociales de los venezolanos, pasa por el rescate del principio y sistema de separación de poderes, mediante la designación de sus titulares respetando las garantías democráticas representativa y participativa establecidas en la Constitución, de manera de asegurar su independencia y autonomía, comenzando por el Poder Electoral y a fin de que puedan asegurarse con imparcialidad, el desarrollo de elecciones libres y justas”, establece la declaración.

Se trata de un documento de siete folios en el que se critica la falta de independencia del poder judicial en Venezuela, la persecución de quienes se manifiestan o critican al gobierno del presidente Nicolás Maduro, la presencia en las calles de grupos “paraestatales” armados que intimidan a quienes osen protestas contra el régimen y que actúan “con total impunidad”, así como la “la presencia reiterada de actos de tortura por funcionarios del Estado”.

En el documento, los exmandatarios iberoamericanos exigen “un cambio radical en el manejo de la cuestión económica, un giro en su modelo político y económico, que tiene que hacerse dentro de un contexto de mucha amplitud” y aseguran que para “corregir” los desequilibrios macroeconómicos que sufre el país será necesaria “la implementación de un amplio y complejo plan de ajuste, que incluye múltiples componentes como la racionalización del gasto gubernamental, la eliminación del financiamiento de gasto público deficitario por el Banco Central de Venezuela, la ampliación y diversificación de la producción interna; el estímulo y promoción de la inversión reproductiva; la desregulación de la economía”. Para lograr estos objetivos, advierten, se requerirá “la existencia de un liderazgo capaz de producir consensos democráticos, movilizar y asegurar un amplio apoyo político por la población, para lo cual será esencial la aplicación de una serie de planes sociales compensatorios efectivos, que mitiguen las adversidades”.

La declaración se presentó en el capitalino hotel Waldorf Astoria con la presencia de los exmandatarios Andrés Pastrana, de Colombia; José María Aznar, de España; Felipe Calderón, de México; Jorge Quiroga, de Bolivia; y Osvaldo Hurtado, de Ecuador. Entre los mandatarios centroamericanos que firman la declaración están el premio Nobel de la Paz de Costa Rica, Oscar Arias, y el expresidente de El Salvador, Armando Calderón Sol. Ningún exmandatario nicaragüense rubricó el documento.

El momento más emotivo de esta “otra cumbre” se dio cuando los exmandatarios entregaron el documento firmado Mitzy Capriles de Ledezma, esposa del encarcelado exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y Lilian Tintori, mujer de Leopoldo López, el líder de la oposición venezolana también encarcelado. Capriles dijo que había llegado a Panamá para denunciarle al mundo que en su país hay más de 80 presos políticos. Al recibir el documento, Tintori tomó la mano de Capriles y muy conmovida gritó: “¡Libertad!”. Capriles dijo a los presidentes que “no vamos a saber cómo agradecerles este paso a la libertad”.

La Declaración de Panamá se hizo pública un día antes de que llegue al país el presidente Nicolás Maduro, quien ha advertido que entregará al presidente estadounidense Barack Obama diez millones de firmas para que levante las sanciones impuestas contra funcionarios venezolanos.

 

Más en: Confidencial en la Cumbre de las Américas

Más en: Mundo

Otros artículos del mismo autor