Confidencial » Mundo » Leer artículo

Presidente de EEUU asistirá a foros previos a la Cumbre

Expectativa en Panamá por la llegada de Obama

En las calles la gente se queja por las medidas seguridad. Protestas de delegados cubanos abren el Foro de la Sociedad Civil que se celebra previo a la Cumbre. ¡Fuera mercenarios!, gritaban

Carlos Salinas Maldonado / Enviado especial | 8/4/2015
@CSMaldonado

Ciudad de Panamá. En la estación de autobús de Paitía, en el centro de Panamá, las conversaciones de quienes esperaban el servicio de metrobús se centran en la Cumbre de las Américas que se celebra en esta ciudad. Los escolares uniformados de verde y blanco escuchan a los adultos referirse a los niveles de seguridad desplegados en la capital panameña “por Obama”, el presidente de Estados Unidos que este jueves arribará al país para participar en la Cumbre, un evento marcado por el acercamiento entre Washington y La Habana.

Panamá, una capital de 1.4 millones de habitantes y un tránsito caótico, mostraba este miércoles estrictas medidas de seguridad que se reforzarán a partir de mañana cuando Obama llegue al país para participar en foros previos a los días estelares de la Cumbre, viernes y sábado.

El interés de los panameños por la llegada de Obama va del optimismo hasta las críticas. En la estación de Paitía una mujer reía ante las diatribas que un hombre fornido y de gran estatura lanzaba por las fuertes medidas de seguridad, el cierre de calles y el desvío del tráfico. Rubén, un taxita que por estos días debe hacer varias veces el recorrido entre el aeropuerto de Tocumen y el centro de la ciudad, también se quejaba del corte de carreteras y el despliegue policial. “¿Por qué tanta seguridad?”, se preguntaba, “parece que Obama es muy querido”, respondía con sorna. “¿Cree que alguien quiera hacerle daño?”, dijo entre risas.

El despliegue de seguridad por la llegada del presidente de Estados Unidos inició hace ocho meses con la llegada de los servicios secretos al país, informaron hoy medios locales panameños. El presidente estadounidense participará en los foros de empresarios y de la sociedad civil que se realizan previo a la Cumbre, pero sin duda la atención de la prensa estará enfocada los gestos que Obama tenga con su homólogo cubano, Raúl Castro.

Cuba y Estados Unidos anunciaron a mediados de diciembre el inicio de negociaciones para restablecer lazos diplomáticos rotos hace ya 53 años, en una audaz medida diplomática que dio un giro a la política de Washington hacia Latinoamérica.

Las controversias alrededor de esta Cumbre comenzaron desde este miércoles, cuando delegados cubanos denunciaron que no se les permitía la entrada al foro de la sociedad civil que se organiza paralelo al evento porque no contaban con sus credenciales para acceder. Los cubanos dijeron que representantes de la sociedad civil cubana, a quienes tildaron de “contrarrevolucionarios”, sí pudieron entrar al foro, por lo que exigieron su ingreso inmediato sólo mostrando sus pasaportes. A sus protestas se unieron delegados venezolanos, que también reclamaban su entrada al evento.

“Acreditaron a los mercenarios y no permiten la entrada a la verdadera sociedad civil. ¡Fuera los mercenarios!”, dijo a Confidencial Yusuan Palacios Ortega, un hombre bajito que se identificó como miembro de la juventud cubana.

Rubén Castillo, coordinador del Foro Nacional de la Sociedad Civil de Panamá, reconoció que ha habido dificultades a la hora de emitir las credenciales y pidió calma a los manifestantes. “No podemos evitar las manifestaciones, este es un país libre”, dijo a los periodistas reunidos en la sala de prensa del Hotel Panamá, donde se realiza el evento. “Panamá es un país de paz y esperamos la reciprocidad de todos los que llegan a nuestro país. Aquí no hay ningún tipo de exclusión”, agregó Castillo.

Los delegados cubanos, que representan una visión gubernamental, abandonaron la sesión inaugural del Foro de la Sociedad civil, aunque aseguraron que participarán en las mesas de diálogo que se conformarán al rededor de este evento. Dejaron la sede del Foro bajo el grito de "¡Vida Fidel! ¡Viva Raúl! ¡Viva la revolución cubana".

Fuera del salón principal del Foro, los delegados cubanos gritaban consignas revolucionarias y a favor de Cuba. “¡Viva Cuba libre!”, decían. “Que termine el bloqueo”, gritaban. El fin del bloqueo o un acuerdo que permita avanzar en esa dirección es una de las mayores expectativas de esta Cumbre que acoge Panamá.

 

Siga toda nuestra cobertura desde Panamá

Más en: Confidencial en la Cumbre de las Américas

Más en: Mundo

Otros artículos del mismo autor