Confidencial » Nación » Leer artículo

Hoy, jueves, sí es Jueves Santo

Por primera vez en varios años, la fecha del 14 de Nisán (que nos recuerda la noche en que Jesucristo y sus apóstoles tomaron lo que hoy llamamos ‘Última Cena’), vuelve a caer en jueves. Como aquel primer –y real- Jueves Santo. He aquí el por qué…

Iván Olivares | 2/4/2015
@IvanOlivares66

Por primera vez en muchos años, el calendario lunar judío coincidió con el calendario solar gregoriano, para lograr que la fecha que la cristiandad conoce como ‘Jueves Santo’, volviera a coincidir, finalmente, con un jueves natural. El ‘Jueves Santo’ del 2014 cayó en realidad en domingo, mientras que el del 2013 fue martes.

Según enseña la Biblia, Jesucristo celebró lo que llamamos ‘Última Cena’ al comenzar el día 13 de Nisán (jueves). En la costumbre judía, los días comienzan a las 6:00 de la tarde, por lo que el resto de acontecimientos que Hollywood y nuestros canales de televisión nos recuerdan cada año, comenzó a partir de ese momento.

Dada la alta imprecisión de cualquier calendario basado en los ciclos de la luna –como el judío- los aniversarios de cualquier fecha tienen una alta variabilidad, muy distinto de lo que ocurre con el calendario solar, en el que las efemérides sólo cambian en un día, de un año al otro, con la excepción de los años bisiestos, en que cambian en dos días para todas aquellas fechas posteriores al 28 de febrero.

En realidad, ni en Nicaragua ni en Occidente parece importar mucho la precisión con la que se celebran algunas fechas. A modo de ejemplo, en Nicaragua festejamos en 14 de septiembre el Día la Independencia –que en realidad ocurrió un 15 de septiembre- mientras que cada 15 de ese mes trasladamos a miles de muchachos a la Hacienda San Jacinto para celebrar la Batalla que tuvo lugar en ese remoto paraje, pese a que ese hecho ocurrió un 14 de septiembre.

Lo mismo puede decirse de la Navidad, que aunque sabemos que no ocurrió en diciembre –es más probable que haya ocurrido en marzo u octubre, según algunos estudiosos- todos celebramos alegremente la venida del Mesías en el duodécimo mes del año, que tampoco era tal, porque diciembre era el décimo mes del año, hasta que se añadió enero y febrero.

Por si eso no fuera poco, todos nos decimos ‘Feliz Navidad’ el 24 de diciembre, cuando la fecha acordada (la celebración romana del Sol Invicto) es el 25 de diciembre.

Confusiones aparte, si quiere observar y respetar la fecha de la Última Cena del Señor, esta vez, por este jueves, sí puede celebrar el Jueves Santo. ¡Aleluya!

Más en: Sergio Ramírez, su vida y obra.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor