Confidencial » Economía » Leer artículo

Ministra del Trabajo decreta un aumento del salario mínimo

Ajuste salarial sin acuerdo: 10.98%

Empresarios reclaman al gobierno y declaran “agotado” esquema de negociación

Iván Olivares | 28/2/2015
@IvanOlivares66

Después de nueve infructuosas rondas de negociación en las que los representantes de los empresarios, de los trabajadores y del gobierno no lograron un acuerdo tripartito, la ministra del Trabajo, Alba Luz Torres, decretó un aumento del salario mínimo de 9.8% para el sector pyme, 11.48% para los trabajadores agropecuarios, y 10.98% para el resto de sectores.

El 9.8% adicional que recibirán los trabajadores pymes que devengan el salario mínimo, parte de un acuerdo logrado con Conimipyme y los sindicalistas, que la ministra Torres se limitó a refrendar. El 11.48% de la rama agropecuaria incluye el pago de la alimentación de los jornaleros, mientras que al dictar el 10.98% para resto de sectores, se limitó a sumar el crecimiento del PIB, (4.5% en el 2014) con la inflación (que fue de 6.48%).

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), puso el grito al cielo al conocer la decisión de Torres, señalando la necesidad de “replantearse los términos de la negociación”, porque “las condiciones económicas a la fecha han variado”, pese a que reconocen que “la ley y la fórmula tuvieron sentido y eficacia”.

“La fórmula de la inflación más el crecimiento ha permitido que desde el 2005 los trabajadores con el respaldo de los empresarios hayamos acordado incrementos de salario mínimo promedio por un acumulado del 297%, y haya mejorado la capacidad adquisitiva de los trabajadores con salario mínimo en 2.3 veces por encima de la canasta básica”, argumentan.

El gremio dijo en un comunicado que “como COSEP valoramos que este es un esquema de negociación ya agotado que no puede seguir siendo apuntalado por una ley que no sólo está fuera de contexto sino que es antieconómica, anti negociación y anti país”. Por ello, prometieron valorar “si tiene sentido seguir sentándonos bajo este esquema por el cual ya entramos con una ‘pistola en la cabeza’ que impide una real y efectiva negociación”.

Ministra del Trabajo decide

A pesar de la protesta de los empresarios, la ministra Torres aprobó aumentos salariales que en todos los casos fueron inferiores a lo que pedían los sindicatos. La Asociación de Trabajadores del Campo pedía 20% para sus representados, pero sólo recibieron 11.48% a abonarse en dos tramos iguales de 5.74% al primero de marzo y otro porcentaje igual al primero de septiembre.

El 9.8% de la micro y pequeña empresa, así como el 8% anual para el sector de las zonas francas sí fue producto de acuerdos entre los interesados, pero fue en los siguientes 7 grupos donde hubo mayor diferencia. El 10.98% concedido estuvo por debajo del 14% que pedía el Movimiento de Unidad Sindical, (que incluye al FNT); y al 18% que demandaba la Central General de Trabajadores, pero superior al 9.5% que refrendaba el Cosep.

 “Las decisiones de gobierno de los últimos años han sido estrictamente políticas y están pasando por alto análisis y situaciones económicas relevantes que de no atenderse, pueden entorpecer el esfuerzo que desde el sector privado, en conjunto con el gobierno, hemos venido realizando a partir del 2009 para garantizar la estabilidad laboral, la sostenibilidad de las empresas y la atracción de las inversiones”, señaló el gremio empresarial.

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor