Confidencial » Política » Leer artículo

Acuerdo militar con enviado de Putin en secreto

"Ortega se ha plegado a Rusia"

Nicaragua quiere aviones; Rusia quiere “ingreso simplificado de buques de guerra”. "Es de Estado a Estado, lo que obliga a que sea del conocimiento de los ciudadanos", dice experto en temas militares

Octavio Enríquez e Iván Olivares | 16/2/2015
@cabistan

El ministro de defensa ruso, Serguei Shoigu, visitó Nicaragua para negociar un acuerdo sobre cooperación militar que hasta ahora se mantiene en secreto. El enviado del mandatario ruso, Vladimir Putin, se reunió con Daniel Ortega y con el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, sin que los medios oficiales del partido de gobierno hayan mencionado los puntos básicos tras la negociación.

El portal de noticias Rusia Today menciona “varios acuerdos importantes, entre ellos, sobre el ingreso simplificado de buques de guerra de la Armada rusa en los puertos de Nicaragua”, así como otros de tipo técnico-militar. Aparentemente, éstos se refieren a “un gran programa ruso-nicaragüense relacionado con la educación militar. Este plan prevé aumentar el número de tropas nicaragüenses en las instituciones educativas militares de Rusia”.

El experto en temas de defensa, Roberto Orozco, dijo a Confidencial que “Nicaragua se ha plegado a Rusia. Aunque las relaciones con el Comando Sur de Estados Unidos son muy buenas, muy ágiles y operativas a nivel táctico, Nicaragua se ha inclinado por Rusia debido a una decisión de Daniel Ortega, no del Ejército”.

Aviones a US$25 millones

Desde meses atrás, la antigua potencia soviética había manifestado su interés en instalar una base en Nicaragua y horas antes de la visita oficial del militar ruso, el inspector general Adolfo Zepeda, en representación de la Comandancia del Ejército, manifestó el interés de Nicaragua por adquirir aviones caza de fabricación rusa para combatir el narcotráfico en el espacio aéreo que se extiende sobre el territorio marítimo otorgado a Nicaragua por la Corte Internacional de Justicia en el diferendo con Colombia.

Según Rusia Today, Nicaragua tiene interés específico en el MiG-29. El costo de cada uno de esos aparatos arranca en los US$25 millones, en dependencia de la configuración que se le dé.

Orozco recordó que “en 2013, ningún oficial del Ejército de Nicaragua fue a EE. UU. a recibir cursos por orden de Ortega. No es culpa del Ejército. Se supone que Rusia va a jugar un papel beligerante en la defensa del mar recuperado, con su presencia disuasoria ante Colombia, que es aliado de EE.UU. Rusia cumple así su interés de afianzar sus influencias económicas y militares en la región”, añadió.

El gobierno aprovechó el encuentro para imponer la medalla Gran Cruz del Ejército de Nicaragua General de División del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, Francisco Estrada. Durante el encuentro, el mandatario valoró la visita como muestra del interés de la voluntad de Putin por fortalecer las relaciones con Nicaragua.

Además de abordar el conflicto en Ucrania, en el cual el mandatario nicaragüense apoyó a Rusia, los huéspedes mostraron su interés de participar como observadores en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA). “El acuerdo que hemos logrado concretar significa un gran paso”, dijo escuetamente el mandatario sandinista.

A raíz del encuentro, Confidencial llamó a su celular al coronel Manuel Guevara Rocha para conocer pormenores del acuerdo, pero no lo respondió el fin de semana.

¿Por qué secreto?

El experto también se pronunció sobre la decisión de mantener en secreto un acuerdo como éste. “Es de Estado a Estado, lo que obliga a que sea del conocimiento de los ciudadanos. Si es para permitir presencia de soldados y naves rusas en Nicaragua, eso implica aumentar el número y el tiempo de permanencia en el país”.

No es que no haya (ahora o en el pasado reciente) uniformados rusos en Nicaragua, pero “los que están es en término ‘temporal’. Creo que lo acordado [entre Avilés y Shoigu] fue para facultar la presencia de personal ruso en el país. Rusia quiere retomar su presencia de los años 80, mientras que Nicaragua quiere fortalecer su capacidad aérea y antiaérea”, resumió.

Orozco también señaló que “quien debería estar representando a Nicaragua, porque es un convenio de Estado a Estado, es la ministra Martha Elena Ruiz. El hecho que Avilés aparezca firmando el tratado en representación del Estado, implica que la ministra es nominal y que él quien está fungiendo como ministro”.

A este experto no le sorprende esa práctica porque “esa es la política de este gobierno. Es igual con la Policía Nacional, donde la ministra [de Gobernación] no tiene ningún protagonismo. Ortega ha establecido una relación directa con los mandos del Ejército y la Policía, en su calidad de ‘jefe supremo’ de las Fuerzas Armadas. El ministro de Defensa no representa nada. Solo está para asuntos civiles”, opinó.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor