Confidencial » Nación » Leer artículo

Militares no explican causas del bombazo de Pantasma

Ejército desestima informe del Cenidh

Mayor general Zepeda asegura que organismo de derechos humanos no tiene capacidad para hacer investigaciones

Ismael López | 11/2/2015
@lopezismael

Archivos Adjuntos:

El mayor general Adolfo Zepeda,  Inspector del Ejército, desestimó una investigación del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que determina que la mochila bomba que mató a tres personas en Pantasma, Jinotega, “fue un acción militar”.

“Es bastante subjetivo ya que (la investigación del Cenidh) no es pericial, al no ser autoridades correspondientes con la técnica indicada para emitir conclusiones para llevar a cabo investigaciones. Es peligroso, pues que cualquiera se erija en investigador y diga que  esta es mi investigación y estas son mis conclusiones, eso no es positivo para el país”, dijo el funcionario militar.

Jaider Duarte, un joven de 19 años que resultó herido después de acudir al sitio de la explosión, dijo a Confidencial que quienes lo hirieron en una pierna, lo interrogaron, capturaron y llevaron al centro de salud de Jinotega, fueron efectivos militares.

El Cenidh determinó en una investigación, que se basa en testimonio de campesinos, que 10 minutos después de la explosión tropas del Ejército hicieron un barrido cerca de la finca del productor Modesto Duarte.

“Pararon frente a la propiedad del señor Duarte bajando de los vehículos alrededor de veinte soldados del Ejército, algunos de ellos con pasa montañas y otros vestidos de civil, quienes inmediatamente procedieron a ingresar a la propiedad y acordonar la zona mientras disparaban hacia el área de la explosión. En ese momento en dicho lugar se encontraban tres miembros de la familia Duarte, resultando herido el señor Modesto Duarte y su hijo Jadier. Este operativo duró entre 10 y 15 minutos”, dijo el Cenidh en su informe.  

“Los vehículos en los que se movilizaban los militares antes de la explosión –establece el Cenidh– se encontraban cerca del lugar de la misma. Uno de ellos a unos cuatro kilómetros, en los alrededores de una acopiadora de café de la zona, éste había llegado desde horas antes y permaneció estacionado. Ambos salieron por puntos opuestos de acceso a la comunidad minutos después del estallido”.

El día de la explosión tres personas murieron. Dos supuestos armados en contra del gobierno, considerados delincuentes por las autoridades, y el productor Modesto Duarte, que habría acudido al sitio de la explosión, minutos después del suceso.

El vocero del Ejército, Coronel Manuel Guevara, ha negado que tropas del ejército tengan presencia en la zona de Pantasma. Este martes cuando los periodistas le preguntaron a Zepeda si el Ejército tenía tropas por la zona, esto fue lo que respondió: “nosotros tenemos un plan permanente de seguridad en el campo, nosotros estamos en el campo, llevamos este plan para prevenir que sucedan hechos de narcotráfico, de abigeato…”.

Según Zepeda,  el bombazo fue un caso aislado, “un caso muy fortuito que lamentablemente costó la vida de algunos ciudadanos nicaragüenses… lo que he conocido (que) ocurrió un ajuste de cuentas es lo que han dicho. Un ajuste de cuentas yo no sé realmente puede ser desde un cuchillo, hasta una pedrada o un explosivo como según parece fue el caso”, dijo.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor