Confidencial » Mundo » Leer artículo

Molina y Guillén sobre el atentado contra 'Charlie Hebdo'

"La maldad no sabe reír"

Los dos caricaturistas más importantes de Nicaragua opinan sobre la masacre que conmovió al mundo: “Ser Charlie es levantar la voz de forma creativa”. Caricaturistas de todo el mundo se unen en homenaje de Confidencial a los colegas de Charlie Hebdo

Carlos Salinas Maldonado | 11/1/2015
@CSMaldonado

Pedro X. Molina y Manuel Guillén, los dos caricaturistas más importantes de Nicaragua, reaccionaron ante el atentado terrorista perpetrado contra la redacción del semanario satírico francés Charlie Hebdo, que dejó doce personas muertas, incluido su director, Stéphane Charbonnier, y el famoso caricaturista francés Cabu. “La maldad no sabe reír”, dijo Guillén, de la redacción del diario La Prensa, en un panel desarrollado por el programa Esta Semana. “Basta con ser un humano que haya sonreído una vez en su vida para estar indignado con esta barbarie”, dijo por su parte Molina, caricaturista de Confidencial.

Alternative content

Ambos artistas reivindicaron el derecho a libertad de expresión y la utilización del humor como crítica política y social. Guillén aseguró que el atentado contra el semanario satírico “fue más que una agresión a la libertad de expresión, fue un agravio personal contra quienes trabajamos en esto” y dijo que la “libertad se debe defender a toda costa”.

La mañana del miércoles tres individuos armados con fusiles automáticos kalashnikov ingresaron disparando a la redacción del semanario, provocando la muerte a doce personas y dejando once heridos, cuatro de ellos en estado crítico.  Horas después del atentado, las autoridades galas identificaron a los sospechosos del ataque. Se trataba de tres hombres de 34, 32 y 18 años, con antecedentes de cooperar con redes yihadistas.

El ataque terrorista levantó una ola de indignación en el mundo, principalmente entre periodistas y caricaturistas.“Fue un shock para mí”, dijo Pedro Molina. “Como profesional del dibujo nos hirió muy cerca en lo que hacemos”, aseguró. “Esto demuestra que la tolerancia es un tema pendiente, aún en sociedades desarrolladas. La base de esto es la ignorancia, porque con ignorancia es más fácil fanatizarse. Mucha gente prefiere cerrarse en sus opiniones, porque es más fácil eso que exponerse a las críticas, no querer confrontar sus ideas con las de los demás. Hay gente que no encuentra otra salida que la violencia”, razonó el caricaturista de Confidencial.

Manuel Guillén comparó el fanatismo religioso que llevó a cometer el crimen contra la redacción de Charlie Hebdo, con el fanatismo político que “sufrimos en Nicaragua”, donde, según el caricaturista, hay un Gobierno que “casi promueve el terrorismo de Estado”, con un discurso sectario, polarizado y violento y que afecta la libertad de expresión y enrarece el ejercicio del periodismo en Nicaragua. Una encuesta realizada en el marco del estudio centroamericano sobre libertad de expresión, “Entre la censura y la discriminación”, mostró que el 85% de los periodistas del país creen que está amenazada la libertad de prensa,  además que el 65% de los 125 periodistas encuestados aseguró haber recibido algún tipo de agresión.

Tanto Guillén como Molina aseguraron que el mejor homenaje que se le puede hacer a los periodistas y caricaturistas asesinados por los fanáticos religiosos en París es la lucha por la defensa de la libertad. “La maldad no sabe reír”, dijo Guillén. “Ser Charlie es levantar la voz de manera creativa. Los campesinos de El Tule (departamento de Río San Juan) son Charlie porque se levantan contra un proyecto que les está quitando la posibilidad de vivir como siempre lo han hecho”, explicó Guillén en referencia a las protestas encabezadas por campesinos del interior del país contra el proyecto del Canal Interoceánico impulsado por el gobierno del presidente Daniel Ortega y el empresario chino Wang Jing.

En la misma línea se expresó Pedro Molina. “Ser Charlie es no callarse, cuestionar lo que vemos, no tragarse los discursos prefabricados, estar informados, levantar la voz cuando vemos cosas ridículas. Ser Charlie es criticar cosas sin pies ni cabeza como los ‘Árboles de la Vida’, decir que eso es una gran ridiculez, como el Canal es una gran barbaridad”, aseguró Molina, en referencia a los árboles de metal instalados en toda la capital por la Alcaldía de Managua, por órdenes de la primera dama, vocera del Ejecutivo y jefa de hecho del gabinete de gobierno, Rosario Murillo.

Guillén y Molina dijeron que el mejor homenaje para los periodistas y caricaturistas asesinados en Francia es seguir usando el humor como crítica política y social. “Esta masacre renueva nuestro compromiso, confirma que lo que estamos haciendo es lo correcto”, dijo Guillén. “Tenemos que seguir haciendo esto (dibujar, caricaturizar), levantar la pluma. Sí, duele lo que pasó, nos puede dar miedo, hay que seguir haciendo lo que hacemos”, aseguró Molina.

Destacados caricaturistas del mundo rinden homenaje a Charlie Hebdo en Confidencial.

Participan: 

Clay Bennett/USA.  Rayma/Venezuela. Paco Pincay/Ecuador. Darío Castellejos/México. Mike Luckovich/USA. Tjeerd/Netherlands. Forges/España. Mike Peters/USA. Bonil/Ecuador. Ares/Cuba. Marlene Pohle/Argentina-Germany. Michael De Adder/ Canadá. Malagón/España. Boligán/Cuba-México. MEL/España. Gilmar/Brazil. Monteys/España.

Notas relacionadas

Más en: Mundo

Otros artículos del mismo autor