Confidencial » Economía » Leer artículo

Benjamín Lanzas, Presidente de la Cámara de la Construcción, convencido en la obra de Wang Jing

'HKND ha invertido entre US$500 y US$600 millones'

Asegura que ya ha sido seleccionada una empresa belga para construir esclusas, a pesar de que no hay estudios de impacto ambiental ni se conoce lista de inversores

Iván Olivares | 20/12/2014
@IvanOlivares66

Benjamín Lanzas, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, está convencido de que la promesa del canal interoceánico es real, y de que la obra efectivamente se construirá. “Estoy convencido que el proyecto sí va a arrancar y HKND sí va a construir algo. Baso mi certeza en que he visto la considerable inversión económica que ha hecho HKND”, recalcó.

Lanzas dijo que “contrataron compañías de primer nivel para realizar los diseños de todo lo que hay que construir. La compañía contratada para hacer las esclusas, que está haciendo todos los estudios hidráulicos y de ingeniería, es de lo mejor que existe en el mundo. ¡Es excelente! Es una empresa belga con amplia capacidad para diseñar esclusas, para diseñar canales, porque lo han hecho alrededor del mundo”, aseguró.

“Ellos son los que están haciendo toda la ingeniería de proyecto. No hay ninguna persona que invierta esa cantidad de dinero sólo para hacer un juego o para hacer un show. No me cabe [en la mente] que alguien vaya a destinar US$500 a US$600 millones sólo para eso. Por eso estoy convencido de que el canal arrancará”, insistió.

Lanzas dijo que la suma de US$500 a US$600 millones se está utilizando para hacer los estudios geológicos, geotécnicos, hidráulicos, de impacto ambiental, etc., además de pagar los viajes y a toda la gente que está trabajando en la obra. “Tienen mucha información muy detallada de los estudios topográficos, etc. Muchísima información. Sería absurdo, absurdo, que no lo construyeran”, enfatizó.

“Yo como ingeniero, como contratista, como nicaragüense, como empresario, te puedo decir que con sólo que se haga el muelle de Brito en el Pacífico y otro en el Atlántico, y una carretera que los conecte, Nicaragua ganaría muchísimo. La ganancia sería enorme, porque tenemos la infraestructura más débil de toda Centroamérica: sólo 4.500 kilómetros de caminos pavimentados, mientras El Salvador tiene 13.000 kilómetros, teniendo apenas un tercio del tamaño de Nicaragua”.

“El Salvador tiene un puerto muy grande, Honduras también tiene, mientras que Corinto, nuestro puerto principal, no tiene toda la capacidad que precisa: necesita dragado y una mejor infraestructura. Repito: con sólo que hicieran ambos puertos y la carretera, Nicaragua ya habría ganado”, remarcó.

Notas relacionadas

Más en: La promesa del Gran Canal

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor