Confidencial » Nación » Leer artículo

Ejército niega bajas y asegura que persigue a narcos en zonas recónditas

Temor tras fuertes combates en Ayapal

Sacerdote denuncia que militares quemaron casa a campesino, al que acusan de colaborar con los alzados contra el gobierno

Octavio Enríquez | 8/10/2014
@cabistan

Un vocero local de la Iglesia Católica denunció este martes que existe un ambiente de temor en comunidades ubicadas al noreste del departamento de Jinotega, después de dos combates protagonizados en días recientes por el Ejército y bandas de armados.

El sacerdote de Ayapal, Carlos Blandón, calificó como “lamentables” y “tristes” los recientes enfrentamientos en que, según fuentes locales consultadas por Confidencial, murieron ocho soldados y cayó un líder del bando que lo adversa.

“Ningún nicaragüense quiere la guerra, nadie quiere escuchar el ruido de las armas. Son hechos que están creando temor y zozobra en la población. Hay mucha gente que no duerme tranquila en su casa”, lamentó Blandón.

El religioso dijo no tener una confirmación oficial sobre las bajas militares, pero sobre los armados explicó que entendía que habían fallecido dos. El coronel Manuel Guevara, jefe de la Dirección de Relaciones Públicas del Ejército, negó  al cierre de la edición que hubiese heridos y muertos militares y acusó a los perseguidos de dedicarse a “sembrar y traficar marihuana” en sociedad con narcos hondureños.

Señalando el vínculo con el narcotráfico, Guevara mantuvo la posición de las instituciones de seguridad pública que niegan desde hace meses la existencia de alzados contra el gobierno de Daniel Ortega.

Más bien, durante su explicación, Guevara dijo que la operación militar se había dado en el marco de la reunión de coordinación realizada entre los comandantes de frontera de las Fuerzas Armadas de Honduras y su contraparte nicaragüense.

El Coronel calló cuando se le preguntó por la casa que efectivos militares supuestamente quemaron al productor Modesto Palma, lo que las fuentes locales dijeron que había ocurrido porque las tropas consideraban que él apoyaba a sus enemigos.

“Lo que sí se sabe es que el Ejército quemó una casa en la cabecera de Daka, eso es confirmado, me di cuenta por la gente de la comunidad”, dijo el sacerdote.

Se registran dos combates

Fuentes locales explicaron que los combates sucedieron el miércoles y el jueves y que ocurrieron precisamente con alzados políticos.

El primer enfrentamiento duró 40 minutos en el sector ubicado entre la cabecera de Daka y Amakon, buscando Cerro Azul, y ahí habría caído un líder armado conocido como “el Licenciado”.Se tratadel segundo al mando de una agrupación dirigida porotro guerrillero conocido en la zona como “Zapoyol”.

El enfrentamiento del jueves, que duró veinte minutos en cambio, fue una sorpresiva emboscada contra 50 soldados que daban persecución a otra banda con motivaciones políticas en la zona de Buenos Aires de Wina, ubicado a ocho horas de distancia del primer combate de acuerdo con nuestras fuentes.

Según la información revelada a Confidencial, un número no precisado de soldados murieron producto del ataque mientras otros resultaron heridos, pero el ejército niega de forma oficial haber sufrido bajas.

La situación de incertidumbre y falta de información se hace sentir en la ciudadanía en general. El religioso dijo que los grupos armados son integrados por gente que dice rebelarse políticamente al gobierno. Pero aceptó en la misma entrevista que en algunos casos se han enlistado personas con historial delictivo en busca de refugio.

Notas relacionadas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor