Confidencial » Nación » Leer artículo

Se van dos viceministros y cae el director financiero

Sacuden la cúpula del Mined

Ejecutivo reclama por subejecución del Presupuesto. Ministra Raudez en su puesto, pero la autoridad la ejerce el interventor Salvador Vanegas

Octavio Enríquez | 1/10/2014
@cabistan

El Ejecutivo decidió intervenir el Ministerio de Educación Pública (Mined) ante el bajo nivel de ejecución del presupuesto y la sombra de corrupción con algunos contratos, tres días después que se confirmó la “renuncia” de dos viceministros.

“La salida de los viceministros no se da por un caso de corrupción específico o malos manejos, sino por un problema de ineficiencia en la ejecución del presupuesto”, comentó una fuente cercana al Mined consultada por Confidencial, mientras el ex ministro Miguel De Castilla negó que vaya ser nombrado en el cargo nuevamente y se quejó de “las mentiras del periodismo”.

La ministra Miriam Raudez se mantiene en su cargo, pero según fuentes del Mined “el verdadero poder en el ministerio ahora lo ejerce Salvador Vanegas”, asesor en temas de educación del comandante Daniel Ortega, un funcionario de confianza para la pareja presidencial, ex secretario administrativo de la Presidencia cuyo nombramiento en esa cartera no ha sido hasta ahora oficializado.

La salida de Marlon Siu y Norma Irías Carrasco, el primero viceministro desde 2012 y la otra desde enero pasado hasta el 19 de septiembre, se convirtió en la remecida más grande que ha tenido la institución desde la destitución a principios de año de José Treminio, uno de los dirigentes con más trayectoria de la Juventud sandinista que sigue sin querer hablar sobre el tema.

El 22 de septiembre las oficinas del área administrativa fueron intervenidas por oficiales de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE), lo que fue confirmado a Confidencial por distintas fuentes informativas, en un caso similar a la investigación que el mandatario ordenó en el Banco Central de Nicaragua cuando destituyó a Alberto Guevara y cuyos resultados son desconocidos para la opinión pública.

Esta vez el Ejecutivo mandó de vacaciones a unos 100 trabajadores desde el viernes anterior al ingreso de la DIE. La profesora Ena Fuertes, de la opositora Unidad Sindical Magisterial, pidió que la investigación fuese transparente y que los resultados los presenten a la población.

“Si llegó la Policía es algo muy grave, ahí en esas oficinas no dejan pasar a nadie”, dijo Fuertes acompañada de la profesora Maritza Hernández, quien calificó como un crimen el abuso con los fondos.

Hernández dijo que al magisterio le aquejan males que van desde la mala infraestructura de los colegios hasta la mejora de vida que puede significar el aumento salarial de 500 córdobas que hace el Gobierno anualmente al magisterio y que en la práctica únicamente alcanza para comprar un tanque de gas para la cocina.

Fuertes, quien imparte clases de química desde hace 30 años en el Instituto Primero de Mayo de Managua, relata que a los profesores les toca trabajar sin un escritorio, viendo a los alumnos sentados en pedazos de pupitre, en algunos centros no hay siquiera servicios higiénicos.

Incomodidad con contratos

Un informante cercano al FSLN explicó que hay molestia del Ejecutivo por las revelaciones sobre contratos en varias empresas del Estado, entre ellos el Mined, cercanos a los 5 millones de dólares a favor de empresas del diputado sandinista Jasser Martínez, reportajes escritos por el periodista de investigación del diario La Prensa, Moisés Martínez.

La fuente partidaria relató que la intervención a las oficinas administrativas del Mined, que  conllevó la caída del director de adquisiciones Freddy Reyes Sandoval, fue encabezada por Fidel Moreno, secretario político de Managua y a quien la primera Dama Rosario Murillo le habría dicho que nombrara a alguien en el cargo, porque de otra manera él lo asumiría.

“Fidel se despidió de sus amigos más cercanos hace 15 días en la Alcaldía, él sería el nuevo ministro, pero luego pasó esto”, dijo la fuente.

La inconformidad en los contratos irregulares habría sido tal que el diputado Martínez fue llamado el 16 de julio pasado a las oficinas de Hacienda y Crédito Público a una reunión presidida por  Moreno, en la que estuvo el ex viceministro Siu, donde le comunicaron que los contratos con el Mined finalizaban a partir de entonces.

La gota que derramó el vaso habría sido el reclamo de los padres de familia en Jalapa por el incumplimiento de los contratos para hacer escuelas.

El problema de la ejecución

Un análisis preparado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) en Managua, elaborado por el economista Adelmo Sandino, demuestra que el problema de la ejecución del presupuesto del Mined es grave.  “A septiembre 2013, el Mined se encontraba entre las cinco instituciones públicas que presentaron los más bajos niveles de ejecución, con un nivel de ejecución financiera del 30.1% (29.3% enero – septiembre 2012) y en otros años ha presentado recortes. Al 30 de junio de 2014 la ejecución financiera se ubica en 19.7%.”, dijo Sandino.

Según el especialista, los años en los que el Mined termina con un alto porcentaje de ejecución financiera de su Presupuesto de Inversión Pública (PIP) “es debido principalmente a que su presupuesto de inversión experimenta recortes”.

Los datos oficiales cifraron una caída en la ejecución durante 2013, cuando el nivel llegó al 64.1% de 413 millones de córdobas asignados en el PIP y en 2014, en relación al presupuesto aprobado y sin incluir la reducción de 71.58 millones de córdobas que el Legislativo ordenó el 28 de agosto, el porcentaje era del 19.7% cuando está por empezar el último trimestre del año.

“Esto depende mucho de qué tan preparadas están las instituciones para ejecutar  satisfactoriamente sus programas de inversiones”, explica Sandino que sostiene que las unidades de adquisición no están diseñadas para ejecutar obras sino para contratar servicios. Lo primero requiere una mayor especialización.

Pero además hay otros factores que inciden como debilidad en los procesos de planificación y programación de las distintas fases de la ejecución de los proyectos, problemas con las licitaciones, burocracia, deficiencia en la administración de los contratos y retrasos en la rendición de cuentas ante el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP).

Sandino relató que el Ministerio recibió en 2014 un aumento de 29 millones de dólares en su presupuesto de inversión, sin embargo recordó que la reforma presupuestaria redujo en 71.6 millones de córdobas el presupuesto destinado a inversión de infraestructura escolar, particularmente en rehabilitación de escuelas del centro-norte, centro y pacífico norte de Nicaragua.

El hacinamiento en los colegios es muy alto y sostuvo que en Nicaragua existe un promedio de 35 estudiantes por maestro, el más alto de todo Centroamérica.

 

La sombra de la corrupción

El caso de corrupción más reciente denunciado en los medios de comunicación está relacionado con empresas vinculadas al diputado sandinista Jasser Martínez que habrían recibido jugosos contratos desde diciembre pasado para hacer cuatro escuelas en el norte del país.

El diputado Martínez es recordado públicamente por su paso como dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN), un organismo afín al sandinismo que en el período 1990- 2006 encabezó protestas en las calles contra los gobiernos de entonces.

Manuel Izaguirre, gerente general de Construcciones de Obra de Ingeniería Civil (Coicsa), se comunicó con el supervisor de contratos de la Empresa de Construcciones y Consultorías (Emdeco) y acordó que ellos

trabajarían bajo la modalidad del subcontrato con lo que ganarían al menos 40 millones de córdobas por la construcción de las escuelas de Jalapa, La Trinidad, San José de Cusmapa y Quilalí.

“Yo estaba trabajando en San Isidro y me di cuenta de que existía la posibilidad de trabajar en la Trinidad (Estelí), y entonces busqué información y me dijeron que existía la posibilidad de que pudiera trabajar en esos

proyectos y me conecté con Helmut Alvarenga, el supervisor que tenía Emdeco para la zona”, dice vía telefónica Izaguirre a Confidencial rememorando el caso meses después.

El constructor dice que nunca tuvo un trato directo con el legislador, sino con Alvarenga y los contratos los iba a firmar un representante legal de Emdeco. Según Izaguirre le dieron un adelanto de 4.5 millones

de córdobas, pero luego le avisaron que no había fondos y que mejor esperara. “Trabajé como un mes con ellos, me retiré, fue difícil que nos pusiéramos de acuerdo. Ellos al final me pagaron todo lo que había hecho, le cancelé a toda la gente que trabajó con nosotros y realmente no tuve problemas al final de cuenta”, dijo Izaguirre.

La investigación periodística dio seguimiento a toda la historia de las construcciones de escuelas fallidas y, de acuerdo con el periodista Martínez, denunciaron que existía complacencia del Mined. “Ve, yo creo que a este maje le gusto”, respondió únicamente el diputado cuando el reportero lo cuestionó.

Notas relacionadas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor