Confidencial » Reporte ciudadano » Leer artículo

Denuncian al Chamán por homofobia y machismo

Dos hombres bailan y fuera de la disco

Ejecutivo del centro de diversión dijo que “estaban molestando a otras mujeres”

Alvaro Navarro | 28/9/2014
@NavarroNewsNic

La popular discoteca Chamán nuevamente es blanco de las críticas, ahora supuestamente por discriminación por razones de orientación sexual.

El joven Franklin Hooker Solano hizo una denuncia pública a través de su blog (http://frankhooker90.blogspot.com/2014/09/un-hombre-bailando-con-otro-hombre-es.html ) en el que detalla las circunstancias en las que fue expulsado del centro nocturno a la medianoche de este sábado, dos horas después de haber llegado. Según explica Hooker, su delito fue estar bailando en la pista con otro hombre.

“Un hombre bailando con otro hombre, es un delito en Chamán bar”, titula Hooker su entrada al blog y narra que llegaron a la disco a las 10 de la noche. “Estuvimos charlando un rato en la terraza, vimos un par de amigas y amigos y compartimos momentos con ellos y ellas. Cuando nos dio ganas de una cerveza caminamos hacia la barra y ahí la música como que tentó y empezamos a bailar y ahí nos quedamos buen rato, hasta que le dije a mi amigo que fuéramos a la pista a bailar y continuamos la bailadera”, narra el joven, quien también es activista  de diversidad sexual y defensor de derechos humanos.

En el relato, Hooker cuenta el momento en que un miembro de la seguridad de la disco se les acercó.

--Nos dijo acompáñenme, y yo le dije ¿a dónde?—recuerda.

-- Van fuera—nos dijo.

-- ¿Explicame por qué?

Les cortaron brazalete

Afuera les dejaron las cosas claras. “Al llegar a la salida nos tomó la mano y nos cortó el brazalete con una tijera”, recordó. La medida fue calificada por el joven como una agresión machista y un mal plan contra alguien que se quiere divertir y que pagó por la entrada lo mismo que cualquier otro que querían disfrutar del baile.

“Qué ridiculez que este bar considere un atentado que un hombre baile con otro hombre,  que mal plan es estar en un lugar donde pagaste por entrar, como todas y todos las y los que están adentro, donde estás pagando por lo que consumís, y que de pronto pufff el radar ultra mega machista lesbo-homo-trans fóbico identifica algo que ´no está bien´ y plop fuera”, lamentó el joven que en su blog se autodefine como “activista histérico, risueño y soñador”.

Confidencial consultó vía telefónica a Othman Samara, uno de los ejecutivos de la discoteca Chamán, quien dijo estar al tanto del altercado, pero explicó que “si lo sacaron de la pista de baile, seguramente es que estaba molestando a otras personas, en este caso a unas mujeres, y entonces lo sacaron porque estaba molestando a unas mujeres”.

“Eso no es discriminación. Ellos estaban bailando y molestando a unas mujeres que estaban bailando en la pista, y por eso se les retiró, yo estoy claro de eso”, insistió Samara.

El empresario además aclaró que “no hay ninguna política discriminatoria en el Chamán” que implique sacar a personas por razones de su orientación sexual.

Esta no es la primera vez que el Chamán enfrenta denuncias por discriminación. En el 2009, la ex diputada costeña  en el Parlamento Centroamericano, Bridgete Budier Bryan interpuso queja por habérsele impedido entrar a la disco, supuestamente por ser negra. El Chamán se vio obligado a pedir una disculpa pública.

Denunciarán ante INTUR y Policía

Por su parte, Marvin Mayorga, activista de derechos humanos de la comunidad homosexual adelantó que acompañarán al joven denunciante para interponer la queja ante el Instituto de Turismo, encargado de regular a los centros de diversiones, y luego escalar hasta la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y la Policía Nacional, para buscar una sanción contra la discoteca.

“La legislación nacional establece que no hay discriminación de ningún tipo y en ningún lugar, sea este público o privado. Las discotecas no pueden sacar a una pareja de gays solo por estar bailando. Si los gays y las lesbianas quieren bailar en cualquier lugar del país, tienen derecho a hacerlo”, cuestionó Mayorga.

El defensor de derechos humanos resaltó que este caso no es el único que han conocido. Comentó que hace algunos años, en la extinta discoteca Moods, a un par de muchachas lesbianas les impidieron el ingreso por no vestir de tacones. “Esos zapatos tennis no son de mujeres, y su apariencia es muy masculina”, narró Mayorga, que les dijeron a las jóvenes en la puerta del sitio.

“Desde hace algunos años, las alcaldías, por ejemplo de Ciudad Sandino, Nagarote, Mateare y La Paz Centro tienen una constancia en la que la Alcaldía se compromete a garantizar los derechos de las personas de la diversidad sexual en todos los centros de diversión y en los centros de trabajo”, destaco Mayorga.

Sin embargo se quejó porque “en Managua, desde hace cinco años estamos pidiéndole a la Alcaldía una audiencia para hablar del tema de una ordenanza municipal que garantice el respeto de los derechos humanos de las personas de la diversidad sexual en todos los ámbitos y la Alcaldía no nos ha querido recibir”, denunció.

Más en: Reporte ciudadano

Otros artículos del mismo autor