Confidencial » Política » Leer artículo

El ex capitán Pablo Martínez participó en el 'Rescate del Sandinismo' hasta el 2008

'No lo conocimos como Yalí'

Henry Ruiz y Mónica Baltodano conocieron a Martínez. Críticos del orteguismo condenan los ataques del 19 de julio calificándolos de terroristas

Octavio Enríquez | 23/8/2014
@cabistan

Pablo Martínez Ruiz, el capitán retirado del Ejército acusado en los tribunales de Managua como uno de los  principales autores de la masacre del 19 de julio, militó hasta 2008 en el “Movimiento del Rescate al Sandinismo” y en el 2006 estuvo vinculado a la campaña presidencial de Herty Lewites y Edmundo Jarquín, revelaron dirigentes políticos del “Rescate”.

Al reconocerlo en la fotografía que hicieron circular las autoridades y analizar el caso Ruiz y Baltodano conocieron años atrás al militar retirado, pero  no con el seudónimo de “Yalí” como lo identifica la policía, sino que para ellos era simplemente Pablo Martínez. en general, los ex comandantes sandinistas Henry Ruiz y Mónica Baltodano tomaron distancia de los ataques ejecutados el 19 de julio que calificaron como “terrorismo” y “un acto criminal”, respectivamente.

La trayectoria política y militar del prófugo, un ex miembro de las Fuerzas Especiales del Ejército e hijo de un connotado sindicalista en la lucha contra Somoza, se ha convertido en uno de los principales enigmas de la investigación oficial junto al móvil del crimen.

El Ejército nacional y la Policía han evadido cualquier comentario o información sobre la carrera militar que desempeñó Martínez, antes de retirarse del ejército con el grado de Capitán.  La semana pasada el subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Javier Maynard, dijo sin mayores comentarios que las investigaciones tienen el interés particular de la captura del acusado.

Sin embargo, pese al silencio oficial, poco a poco se van conociendo detalles de la vida del indiciado. “Lo conozco por sandinista y los que llegan ahí (al Movimiento del Rescate) son los que andan reclamando genuinidad, legitimidad, sandinismo ético. Sus intervenciones eran las de un hombre con formación ideológica, política, y no era un tipo de desconfiar, sino un tipo que al contrario lo extrañábamos cuando no llegaba, porque siempre tenía señalamientos radicales. Nunca de lucha armada, porque el movimiento no nació por nostalgias militaristas, sino por una idea de recuperar la ética sandinista en la que creíamos”, dijo Ruiz, uno de los nueve comandantes que gobernó Nicaragua en el primer gobierno sandinista tras la caída de Somoza en 1979 y que se separó del FSLN en el 2000.

Tras retirarse del Ejército, Martínez militó en el sandinismo anti-orteguismo y se convirtió en un severo crítico al régimen de Daniel Ortega, tal como corroboraron a Confidencial algunos de sus ex compañeros de armas que recuerdan sus comentarios contra la corrupción gubernamental.

Ruiz dijo que el capitán retirado se mostró en desacuerdo con la administración gubernamental de la actualidad, a la que acusaba de no ser un verdadero sandinismo, sino uno donde “Daniel se robaba las hazañas de Sandino”.

Con Herty en el equipo de Mario Valle

Mónica Baltodano, histórica comandante guerrillera y principal organizadora del "Rescate", explicó que conoció a Martínez en el 2005, en torno a la candidatura de Herty Lewites. "Cuando me integré al Rescate del Sandinismo en el año 2005, él era uno de los  responsables territoriales del Movimiento  en Managua al que  se había integrado desde su fundación. Su responsable entonces era el (ahora) diputado (oficialista) Mario Valle"

Posteriormente, relata Baltodano, Martínez "tuvo contradicciones serias con miembros del grupo de Mario Valle,  quien luego resultó ser un infiltrado del orteguismo en el movimiento" y se quedó participando en el Rescate.

Confidencial buscó en la Universidad de Managua (UdM) al legislador, propietario de esa casa de estudios, pero en su despacho informaron al cierre de la edición que se encontraba en un viaje fuera de Nicaragua, por lo que fue imposible conocer su reacción.

Según Baltodano, en algunas ocasiones Martínez expresó críticas  a los  métodos cívicos de lucha del "Rescate", porque los consideraba ineficaces.   Se fue apartando poco a poco del movimiento, argumentado problemas económicos, hasta su retiro en diciembre de 2008, un año después de que Ortega asumió su segundo mandato. 

El expediente judicial indica queel juez Henry Morales dictó orden de captura contra Martínez, acusado junto a 13 personas de participar en las emboscadas que dejaron cinco muertos y 24 heridos en el departamento de Matagalpa y que conmocionaron al país entero. El Ministerio Público aseveró que Martínezdisparó el fusil AK contra los buses llenos de militantes sandinistas en el kilómetro 76 de la carretera panamericana.

“El acusado Jairo Obando Delgadillo toma la escopeta calibre 12, el acusado Pablo Manuel Martínez Ruiz se arma de un fusil AK y el acusado Eddy Gutiérrez Delgadillo se arma de una escopeta calibre 12 y ahí estuvieron ocultos esperando que pasara la caravana de buses”, dice la acusación.

Repudio ante la masacre

Sin embargo,  quienes conocieron a Martínez y condenan los atentados del 19 de julio, les resulta difícil creer que haya disparado contra civiles desarmados. Para Baltodano es “desconcertante” y “muy difícil imaginar” a Martínez disparando

“Mostraba los rasgos esenciales de la ética sandinista de respeto y amor al pueblo, por lo que a mí en lo personal me resulta desconcertante y muy difícil imaginarlo disparando contra gente inocente y desarmada. Yo he expresado públicamente mi repulsa por este acto que está totalmente reñido con los esfuerzos de los nicaragüenses por  la paz”, expresó la ex comandante Baltodano.

Ruiz lo manifestó de otro modo: “Pablo yo sentía que era un hombre radical, lo que sí no veo es tirándole a un bus, él tiene una experiencia militar de excelencia. Además, ¿quién afirma que le tira con el AK? Es un tipo de adentro, de los que tienen capturado, ¿me explico? El otro se fue, yo le echo la culpa al que se fue. Para mí todavía es una incógnita y no acepto que Pablo es el hombre que dispara (…)Pero también es cierto que los que se meten a esos trabajos se desarrolla el sentido del deber. No logro cuadrar que se le puede  borrar las razones humanísticas, aún en esas circunstancias,  por las que se asume la lucha”.

 

“Un asesinato a mansalva"

* El terrorismo repugna a la ética. Henry Ruiz analiza masacre del 19 de julio: "un error político atroz”


Henry Ruiz, el ex comandante del FSLN, dijo que las emboscadas del 19 de julio pueden considerarse “una operación política errada”, “un error político atroz”, “una masacre, un asesinato a mansalva”.

“Si usted hace una acción de carácter terrorista, quien lleva las de perder es usted y ganan sus adversarios. El terrorismo está negado. Eso repugna a la ética porque la misma guerra tiene normas éticas”, explicó Ruiz.

Según él, el gobierno se ha encerrado en que no puede haber grupos armados en el país, “porque ésta es una sociedad democrática, donde se vive bonito, se cree en Dios y se es solidario”.

Igual pasaba con Somoza

Ruiz comparó la conducta del gobierno con la de otros Estados que siguen el mismo patrón hasta que son desbordados por la misma coyuntura política, tal como ocurrió en el caso dela dictadura de Somoza con el FSLN.

“A nosotros nos decían fascinerosos, delincuentes, roba vacas, nos decían de todo, y todos mis compañeros, los que cayeron y lo que están vivos, saben que eran personas honorables que estaban en contra de un régimen”, apuntó.

Para él, lo aconsejable debió ser la formación de una comisión independiente que buscará encontrar la verdad de cara a la población, porque en este momento están especulando no sólo los adversarios políticos, sino también la gente del mismo partido de gobierno.

“Hay una cosa que no entiendo: los tirapiedras. ¿Y cómo es que los tirapiedras muy pronto son detectados y son compañeros FSLN ´encarnetados´, etc?, y hay un tipo  que anda encapuchado, eso me parece un acto de provocación de la Policía. Esos muchachos están presos y aparecen como un eslabón perdido en la cadena de hechos que van a explicar todo el proceso, ya los señalaron y la gente está con la expectativa. ¿Qué tipo de militares se imaginan que con pedradas a estos buses que van a 70 u 80 kilómetro se pueda parar con una pedrada? No entiendo yo”, dijo al cuestionar la falta de transparencia de la investigación.

 

 

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor