Confidencial » Economía » Leer artículo

Manuel Coronel Kautz, autoridad del Gran Canal: 'Nicaragua solo pone las ganas'

'No tenemos por qué estar fiscalizando'

Descalifica a ambientalistas que advirtieron daños al Lago Cocibolca. “Lo que ha mostrado HKND es suficiente para tener confianza en ellos”, dice

Octavio Enríquez | 20/7/2014
@cabistan

El ingeniero Manuel Coronel Kautz, la Autoridad del Gran Canal, descalifica las dudas que científicos nicaragüenses han planteado sobre el proyecto cuya concesión fuen entregada al empresario chino Wang Jing. Coronel Kautz afirma que está “satisfecho” con HKND y que tiene “confianza” en que la empresa con sede en Hong Kong podrá construir el canal sin crear serios daños ambientales al país. Las grandes dudas las sigue sin responder, sin embargo: el financiamiento de la obra, la inseguridad jurídica tras la propuesta de los enclaves turísticos y el daño al Lago Cocibolca, un asunto sobre lo que se muestra como defensor de un ambicioso proyecto en el que no percibe ni un mínimo riesgo.

Ingeniero, ¿por qué la comisión no aclara cómo será el financiamiento de la obra?

¡Porque eso no le toca a la comisión, hombre! Les toca a ellos…

Pero la comisión representa a los ciudadanos como nicaragüenses

Sí hombre, pero nosotros no tenemos por qué estar fiscalizando, una vez que damos la concesión ya estamos satisfechos de que esta persona tiene la capacidad de hacerlo. Y hemos puesto nuestra confianza de lo que nos ha mostrado el grupo HKND es suficiente para poder poner determinado grado de confianza con ellos.

¿Qué les mostraron que les hace confiar tanto?

Aquí (Wang) se presentó con cinco empresas que nunca en la historia las habíamos escuchado. Las cinco personas salieron públicamente diciendo el compromiso que cada uno había asumido. Diciéndolo al país. Incluso nos llamó la atención alguien:  que esa gente nunca hace eso, porque son empresas que no andan públicamente divulgando sus capacidades y cosas. McKinsey es una empresa en el mundo, eso lo pueden ver en internet.

¿Le pareció suficiente? De este señor (Wang Jing) no se sabe nada

Sí me pareció suficiente pues, es bastante. Como no es suficiente la confianza que tiene el 80% de los hombres en sus mujeres. (Ríe).

¿Cuánto cuesta el proyecto, inicialmente se habló de 40, 000 millones de dólares, pero era un diseño distinto?

Es un diseño similar, todo eso está similar, la cifra de 40, 000 millones, que nosotros hicimos que (Wang) se comprometiera, era una cifra que en ese momento considerábamos que cubría… puede ser que más adelante tengan algunos cambios. Siempre va ser más. En el caso que sea más, a nosotros pues no nos preocupa tanto porque más bien el costo de alguna manera entre mayor es, más efectos económicos colaterales va tener sobre el país.

¿Por qué no presentan los estudios (ambientales) que se han hecho hasta ahorita?

Se van a presentar. Eso es como que vas en un carro de una ciudad a otra y querés saber qué hay en la ciudad cuando vas a medio del camino. Eso es normal, lógico, este es un proceso, no un acto de conocimiento inmediato de todo. Son procesos y esta es una obra sumamente compleja, de implicaciones profundas y largas que tenemos que tener determinada paciencia, e inteligencia, para poder acompañarla.

Esta semana hubo una advertencia del doctor Jorge Huete, vicepresidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua, de que “el Lago de Cocibolca está condenado”…

Me extraña mucho de que Jorge diga eso. No habló con nosotros, no ha hablado conmigo nunca sobre este tema. Le tenemos un gran respeto. Es uno de los científicos más importantes que tiene Nicaragua. Tristemente no hizo ninguna investigación con nosotros, ni la revista que publicó lo que otro señor y él hablaron tampoco preguntaron nada. Hay algunas cosas que lo dejan muy mal a Jorge y nos apena, porque él debería conocer a fondo esto si quisiera. Estamos a la orden para hablar con él.

A ver, ¿no siente usted que si este proyecto se hace, a la larga Nicaragua arriesgó mucho?

No hombre, qué va arriesgar nada, si no estamos poniendo ni un centavo, lo único que estamos poniendo son las ganas.

¿Y nuestros recursos naturales?

¿Cuáles recursos naturales?

¿Y el Lago?

Y no decís vos que no se va hacer. Si lo hacemos los vamos a usar de manera extraordinaria, porque ahora nadie los usa. Yo recorro el Lago y jamás me encuentro, pero ni con un botecito cuando en otros países están llenos de botes, barcos, yates. Es un lago enorme que no tiene uso del todo. Da tristeza verlo. Se van a usar las prácticas de última tecnología. Se van a usar los análisis más completos. Hay que recordar que el Lago de Nicaragua es veinte veces más grande que el Lago Gatún y este tiene 100 años de estarse usando.  Han pasado más de un millón y medio de barcos y nunca han tenido un problema y los panameños siguen bebiendo agua de él.  ¿Y nosotros vamos a estar preocupados desde antes por un Lago que tiene una cuenca de 42 mil kilómetros cuadrados, un volumen de agua enorme  40 veces más grandes que el Lago Gatún?… y se ponen (se refiere a ambientalistas) a hablar como que lo conocieran. ¡No conocen nada!

Disculpe, ¿pero no deberíamos esperar todo lo contrario: que nuestras autoridades se preocupen de que no vaya a pasar algo?

¡Claro que estamos preocupados! Y te estoy diciendo que se van a poner encima todas las tecnologías al máximo para que no se afecte de ninguna manera. Pero también hace falta cierto grado de inteligencia para ver que este (Cocibolca) está más protegido.

Por otro lado, ¿cómo van resolver los problemas de las personas que tienen propiedades en los sitios aledaños adónde van a desarrollar los enclaves turísticos?

La ley está clarísima. Se va usar la ley que Nicaragua ha tenido por años.

¿A qué obedece que de repente que se haya decidido que se van a instalar estos proyectos turísticos?

¡No es de repente…! Son análisis que se vienen haciendo con mucho cuidado. Se hacen argumentos y hay proyectos que les convienen a estos (HKND), se abre y se despierta la posibilidad porque precisamente lo que queremos hacer es desarrollar Nicaragua.

¿Qué le conviene a quién: a  HKND?

A ellos y a nosotros. HKND es igual que si el señor Pellas hace un desarrollo turístico. Van haber trabajadores nicaragüenses, habrán visitantes nicaragüenses y van a haber turistas extranjeros que van a traer dólares aquí.

¿Cómo va tranquilizar a la gente que ha invertido su plata ahí y de repente ahora queda cerca de estos proyectos?

Nadie tiene por qué preocuparse. ¿Por qué no se preocuparon cuando Pellas hizo el desarrollo que ha hecho?

Porque Pellas no tenía una ley de concesión como la que tiene HKND…

Esta ley (el concesionario) está obligado a indemnizar a cualquier persona que está ahí.

Pero hay un debate que si van a pagar el valor catastral…

Ahí está la ley, (ustedes) no hacen su trabajo con cariño para Nicaragua. Nunca he visto una pieza literaria escrita de un buen reportero, que haga una cosa bien hecha, que escriba lo que ve. Nada más es criticar lo que piensan que va hacer.

Notas relacionadas

Más en: La promesa del Gran Canal

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor