Confidencial » Economía » Leer artículo

Laureano Ortega evade explicaciones sobre incumplimientos de Xinwei

"No sé, pregunte en Telcor"

Vicepresidente de la Comisión Económica cuestiona falta de transparencia en presupuesto de ente regulador de telecomunicaciones

Octavio Enríquez | 15/7/2014
@cabistan

El milagro que China haría en Nicaragua sería grande a juzgar por el rostro sonriente del hijo del presidente y asesor de inversiones en el gobierno, Laureano Ortega, que, posando junto a la réplica de un satélite, anunciaba en septiembre de 2012 que Nicaragua pondría en órbita el suyo en tan solo tres años.

Una semana antes, como el preámbulo de una serie de proyectos de gran imaginación, Ortega notificó la inversión de 300 millones de dólares de la telefónica Xinwei en los próximos dos años. Sin embargo, 19 meses después, el hijo del antiguo comandante sandinista rehúye de los periodistas sin responder a las preguntas sobre el incumplimiento de la promesa de una mejor telefonía rural para el país.

“No sé, pregunte en Telcor”, dijo huraño Ortega. Xinwei Telecom Technology es propiedad del empresario Wang Jing, a quien el mandatario sandinista Daniel Ortega entregó en junio del año pasado la concesión para construir el gran canal interoceánico de Nicaragua.

La semana pasada Wang visitó Nicaragua para anunciar la ruta del proyecto canalero, pero no dijo una sola palabra de la inversión postergada por Xinwei, un incumplimiento que, a juicio de especialistas consultados por Confidencial, es motivo de cancelación de contrato.

Orlando Castillo, director del Instituto de Telecomunicaciones y Correos (Telcor),  no respondió a nuestra solicitud de una entrevista, y el gerente general de Xinwei, Pablo de la Roca, tampoco lo hizo.

Las dudas sobre la operación son variadas. En primer lugar se ignora, si la compañía habría pagado el costo de la licencia tras la concesión del Estado, tal como se preguntaron ex funcionarios del ente regulador de telecomunicaciones.

Sin rastro del pago de la licencia

En la Asamblea Nacional la información sobre el pago de la licencia no está disponible para los legisladores de la oposición. Carlos Langrand, vicepresidente de la comisión de Producción, Economía y Presupuesto, dice que en la presentación de los informes de Telcor no se refleja con claridad este dato porque se presentan los montos globales y no detalladamente.

 “En las comisiones, el Estado continúa con el secretismo en temas importantes que deben ser abordados por la sanidad misma del gobierno. Cuando hemos solicitado la presencia de Castillo para que explique el tema de Xinwei siempre se le ha dado una protección de confidencialidad cuando todo funcionario está obligado a aclarar a los diputados el tema de su gestión”, explicó Langrand.

Según el legislador opositor, Xinwei llegó a prometer  la inversión de hasta 2, 000 millones de dólares, que no se han visto en el país desde la concesión. El principal problema que atraviesa la compañía es su falta de infraestructura, marcado porque hasta ahora no se han instalado las torres  para operar ni se han arrendado otras, y tampoco se han empezado a firmar contratos de interconexión con las otras compañías telefónicas.

“A todas luces la licencia de operación otorgada por TELCOR se ha incumplido a vista y paciencia de Orlando Castillo”, dijo una fuente del sector consultada, quien pidió la reserva de su nombre.

Según el especialista, el éxito del proyecto de Xinwei dependerá a la larga de lo que permita Ortega, quien mantiene una buena relación con Carlos Slim, cuya empresa es la principal operadora de telefonía en el país.

“Si Slim quiere, Xinwei tendrá una operación similar a la de Yota (que actualmente tiene unos 10, 000 clientes para el servicio de internet) y si manifiesta su malestar pues seguramente el Presidente le permitirá una operación  inocua”, auguró.

El experto dijo que la principal desventaja de la compañía de Wang en el mercado actual de telecomunicaciones, que supone en general un pastel de 600 millones de dólares al año, es su tecnología CDMA 2000, considerado “desfasada” y que recuerda además las viejas operaciones de BellSouth con su CSDMA 2000 X avanzada.

“Cuando Telefónica de España les compró sus operaciones en toda América Latina inmediatamente las sustituyó por GSM y ahora paulatinamente están migrando en sus grandes mercados y operaciones a LTE Avanzado”, explicó el ingeniero en telecomunicaciones sobre una de las tres promesas chinas de un mejor futuro para Nicaragua.

Notas relacionadas

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor