Confidencial » Política » Leer artículo

Inspector General justifica apoyo del mando policial a la nueva ley

"Reelección policial beneficia a institución"

Comisionado Grádiz reivindica resultados de seguridad ciudadana y pide "mirar hacia adelante" sobre violaciones policiales en impunidad como Ocupa INSS Nueva Guinea

Octavio Enríquez | 26/6/2014
@cabistan

El inspector general de la Policía Nacional, el comisionado general Juan Ramón Grádiz justifica la aprobación de la nueva ley de la institución que deja en manos ahora del presidente Daniel Ortega prorrogar de forma indefinida los períodos en el cargo del director y los subdirectores.

Grádiz dice que la reelección policial, excluida de froma taxativa en la ley aprobada en 1996 que están modificando puede ser beneficiosa para la institución policial, contradiciendo las críticas de quienes señalan que la cúpula policial ya no está sujeta a la la ley sino a la discrecionalidad del mandatario.

Durante la breve entrevista, cedida a las afueras del Parlamento, Grádiz no respondió por la parcialidad en las actuaciones de los agentes policiales a favor del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), denuncias que se han incrementado desde que Ortega volvió al poder en enero de 2007.

A cargo de la Inspectoría General, que tiene además la responsabilidad de investigar los casos denunciados, el jefe policial pide que se mire hacia adelante, pese a la existencia de evidencias y pruebas que comprometen a la institución con el partido de gobierno.

Comisionado general, ¿por qué la Policía está de acuerdo en que quede como una facultad del Presidente la prórroga del mandato de los altos mandos, incluyendo al Director?

Sencillamente porque pensamos que puede ser beneficioso para la institución que el Presidente de la República y el Jefe Supremo de la Policía Nacional, por disposición constitucional, tiene que ver la necesidad de… en determinado momento, de acuerdo a las circunstancias que está viviendo el país y los resultados de trabajo, etc, de poder prorrogarlo, igual puede ocurrir con el caso de cualquier otro ministro o cualquier otro funcionario. Es una facultad del Presidente de la República.

¿No se puede interpretar esto como un acto de sujeción, como decir que los altos mandos para quedarse ahí tienen que portarse bien con el Presidente?

Absolutamente, porque está definido así desde antes, desde siempre y es así no solamente aquí. Eso ocurre en cualquier otro país. Si te metés a verificar o a investigar en las leyes de otros países el nombramiento del director o jefe es una facultad del Presidente de la República.

Pero aquí no existía la prórroga…

Claro, no existía la prórroga pero existía la decisión del nombramiento como  facultad del presidente.

¿No los compromete? ¿Usted como alto mando no se siente comprometido?

Absolutamente porque el Presidente de la República, aquí y en otros países, es el Jefe Supremo de la Policía Nacional, incluso de las Fuerzas Armadas decía anteriormente la Constitución.

¿Qué garantía le daría usted a los ciudadanos ante las denuncias que se han hecho a esta Policía de subordinarse al partido sandinista? ¿Qué garantía le dan ustedes a la ciudadanía de que no se van a subordinar más?

En ningún momento te estoy diciendo que no nos vamos a subordinar. La Constitución política establece en su artículo 97, vos mismo lo conocés, el carácter, la misión, su carácter apartidista, apolítico, obediente y no deliberante y la subordinación al Presidente de la República como Jefe Supremo.

¿Cómo se explican los casos de las denuncias de Nueva Guinea, El Carrizo, donde se denunció a la Policía por plegarse al partido sandinista?

Estamos nosotros ahorita aprobando una nueva ley, este es un tema que ustedes han estado moviendo reiteradamente. Esta ley para nosotros nos marca un nuevo momento en la institución, queremos ver hacia adelante. Esta ley fortalece en términos generales a la Policía Nacional, al país, es una ley para Nicaragua. Es una ley que viene a ajustar a la institución policial a las necesidades del momento.

La ley anterior está cumpliendo 18 años. En esos 18 años han concurrido distintos cambios en todo el país, han surgido más de 30 leyes que vinculan a la Policía Nacional, que crean nuevas atribuciones, nuevas funciones, etc, que estamos logrando incorporar nuevas áreas de trabajo que a lo largo de estos años por necesidades del país se habían ido creando. Esto favorece al país. Un elemento importante de la nueva ley es la institucionalización de su modelo policial, proactivo y comunitario que, como ustedes saben, ha sido reconocido nacional e internacionalmente y, diría yo,  reconocido no por la simple combinación del modelo, sino por sus resultados que  los podemos ver a nivel nacional e internacional.

Usted dice "no miremos al pasado miremos hacia adelante", ¿por qué no presentan resultados en casos como Ocupa INSS?

Repito: estamos viendo hacia adelante. Creo que te respondí ya, todos estos temas en su momento fueron respondidos.

¿Ustedes se siente cómodos con que haya ciudadanos que los llamen Policía orteguista?

Te repito…

Usted que ha permanecido desde la fundación de la Policía trabajando en la institución, ¿se siente cómodo?

(Sonríe) Bueno, los ciudadanos tienen derecho a expresarse. No puedo decirte más.

 

Los abusos denunciados

El inspector general Juan Ramón Grádiz no se pronunció sobre el caso de Ocupa Inss, un movimiento de jóvenes agredido y asaltado por fuerzas choque de la juventud sandinista u la alcaldía, cuando apoyaban a ancianos que pedían una pensión reducida al gobierno en junio del año pasado. Hasta ahora los agresores siguen impunes.

Tampoco se refirió a la denuncia por abusos contra la Policía en Nueva Guinea y al asesinato de tres liberales en El Carrizo a manos de una patrulla integrada por el secretario político del FSLN de la localidad, el jefe policial y el funcionario del CSE.

En los primeros casos ni siquiera se ha presentado un informe oficial y en el último se procesaron a los involucrados pero la justicia aplicó la pena mínima en febrero de 2012.

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor