Confidencial » Opinión » Leer artículo

Carta abierta a Luis Guillermo Solís

Las complejas relaciones políticas entre Costa Rica y Nicaragua han sido escenario de desencuentros y tensiones que limitan el aprovechamiento racional y la protección de los recursos compartidos por ambas naciones

Salvador Montenegro Guillén | 10/4/2014

Con el mayor respeto le saludo a través de esta carta pública, copiada a medios informativos de Costa Rica y Nicaragua, y me refiero a la oportunidad que los gobiernos y naciones de ambos países tenemos para desarrollar mecanismos de cooperación y entendimiento transfronterizo,  una vez superadas las formalidades del actual proceso electoral en su ilustrado país.

En el norte de Costa Rica, los 13, 040 Km2  de su territorio contenido en la Cuenca de los Grandes Lagos y el Río San Juan, representan el 30% de dicha cuenca 69, extensión territorial que contiene ingentes recursos y opciones ambientales para el desarrollo  social y económico de nuestros países.

En el devenir histórico de las complejas relaciones políticas entre nuestros países esta realidad natural ha sido  escenario de desencuentros y tensiones  que desafían la lógica y angustian la buena voluntad, limitando el aprovechamiento racional y la protección de este curso de agua que da vida al río Colorado, en detrimento de los intereses nacionales de ambos países.

La característica fundamental de las cuencas hídricas es que son por naturaleza territorios de convergencia de las aguas,  y por extensión de los intereses y la dinámica social y económica.  Contradictoriamente, hemos logrado que este río nos divida, desperdiciando opciones concretas de desarrollo.

Por su carácter binacional físico natural, la subcuenca del Río San Juan constituye un óptimo territorio, esencial para el desarrollo económico, social y natural de ambos países, resultando urgente el establecimiento del proceso de gestión de suelos, aguas y bosques en la misma, compromiso impostergable de los pueblos y gobiernos de Nicaragua y Costa Rica y garantía para la sostenibilidad socio ambiental y productiva de ambos países, además de aporte significativo a los esfuerzos de conservación global.

Confieso mi entusiasmo por dirigirme a un académico y educador, cuya proyección política  valorará tanto la necesidad de comprender los procesos naturales como de contribuir a corregir los daños humanos causados a la naturaleza, que impactan a la sociedad y economía.

Es grato informarle que no estará solo en esta tarea: en ambos países, organizaciones académicas y organismos no gubernamentales, somos miembros activos de los capítulos locales de la Asociación Mundial para el Agua (GWP por sus siglas en inglés), compartiendo la visión del trabajo conjunto por la gestión sostenible del agua; considérenos organizaciones amigas interesadas en contribuir al éxito de su futura gestión, a través de la cooperación binacional fundamentada en buena voluntad.

Es meritorio destacar que GWP y otras organizaciones líderes en la solución de conflictos hídricos transfronterizos han conceptualizado estrategias sumamente útiles en publicaciones como el “Manual para la gestión integrada de los recursos hídricos de las cuencas transfronterizas de ríos, lagos y acuíferos”, por lo que felizmente conocimientos técnicos no faltan, siendo la voluntad política de nuestros gobiernos lo que nuestras naciones anhelamos se manifiesten para entendernos y cooperar.

----------------------------------------

Publicado originalmente en La Prensa Libre.

Comentarios

3
Sandor Carrión


LACAYO:

Con todo respeto. Seràn ideas de los lectores que usted hasta de manera "inconsciente", en el comentario anterior, "le hace honor a su apellido".
L A C A Y O¡¡¡¡
Sino se hablara del Premier del paìs, pasaría desapercibido. No obstante, viene a la memoria el caso de Máximo Jerez quien con ese pensamiento invocó a las tropas de W.Walker" y, no es amarillismo. Señor, aquí en este caso no cabe libertad de expresión alguna... o estas con Nicaragua o estás con sus detractores y enemigos.

Aunque le duela, Nicaragua será siempre bendita, siempre bendita, por gracias de Dios. Jehova, Dios de los Ejercitos que nos protege.


2
I j Lacayo

Sr. Solis, seguro el Sr. Montenegro tiene las mejores intenciones de paz y buena voluntad hacia CR y Nic., pero Ortega no. Para Dani, CR es donde estudian sus hijos, manda sus desempleados, invierte parte de su fortuna y le sirve de mono para asustar a los nicas (se nos quieren robar el rio, invaden Harbor Head, el Guanacaste es nuestro, etc). Le aconsejo que con los ortegamurillo no vaya ni a misa. Son gente sin honor, sin escrupulos y sin madre. Alejese de ellos como el diablo se aleja del agua bendita. CR es noble, educada, litarata y democrata. Merece mejor vecino. Talvez algun dia lo seamos. Por el momento, nelfis.

1
Sony Castrelar


Don Salvador M.
Respeto sus intenciones, pero a veces la inocencia es aprovechada por los detractores.
Ese resentido de Solis no entenderá¡, quiere instaurar la cultura tica què, para ser "buen presidente" hay que luchar contra Nicaragua.

Nicaragua, en el Rio S.J. de Nic.,deberìa crear un brazo de Rio Nuevo a nuestro lado, para que el caudal deje de fluir hacia C.R. y se les termine el asma a los ticos.

Más en: Centroamérica

Otros artículos del mismo autor